Comparativa entre tres ediciones del Open de España

Apagados los ecos de esta edición del Open de Málaga, se impone, entre otras cosas, hacer lo que podríamos denominar “odiosas comparaciones”. Aunque, como en la “viña del Señor”, ha habido de todo, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que la competición ha sido todo un éxito, y que los participantes no parecen haber notado en demasía el tan temido “efecto regresivo bañador-milagro”. Bien es verdad que ha habido una cierta regresión de marcas respecto del año pasado (lo que ya se esperaba), puesto que únicamente cuatro de los campeones (más exactamente, campeonas) de este año han conseguido mejorar las que el pasado año otorgaron la victoria (100 y 200m.mariposa, y 200 y 400m.estilos), mientras algunas otras (200m.mariposa y 400m.estilos hombres, y 100-200m.espalda y 100m.braza mujeres) se han quedado a escasas centésimas.
 
En cambio, y esto podemos verlo en el cuadro adjunto, se ha dado un gran salto desde el Open del 2007, último sin “bañadores-milagro”, por lo que se puede decir que la natación española ha continuado mostrando un buen progreso después de estos dos años “especiales”. Aunque muchos de los récords establecidos quizás tardarán todavía en ser superados, algunas de las marcas conseguidas en este Open (50-100m.braza, 200m.mariposa y 400m.estilos en hombres; 200, 400m. crol, 200m.espalda, 200m.braza, 100-200m.mariposa, y 200m.estilos, por decir las que se nos antojan más “fáciles”) demuestran que con un poco más de entrenamiento, y la motivación de unos Europeos, los de este año en Budapest, pueden ser superados, por sus actuales poseedores, e incluso por algún otro.  

 
No queremos añadir mucho más, puesto que todos y cada uno de nuestros lectores se habrá hecho su composición de lugar, e incluso se han atrevido a ofrecer al DT de la FEN su particular punto de vista sobre la selección de los Europeos, lo que me parece un excelente ejercicio de amor e interés por nuestro deporte. Nosotros, por nuestra parte, solo queremos ofrecer una comparación que, por así decirlo, legitime nuestro aserto de que este Open ha ido de “maravilla”, aunque haya tenido sus pequeños detalles negativos, como por ejemplo, que continúan fallando las pruebas veloces de crol, algo que ya es prácticamente endémico en la natación española.
 
Evidentemente, estos resultados hubieran podido mejorarse bastante más si en algunas pruebas se hubieran presentado nadadores que no lo hicieron, sin entrar en los motivos de dicha ausencia, o el caso de los que, estando ya clasificados para los Europeos, han venido a Málaga sin necesidad de hacer ninguna clase de “afinamiento”, lo que hubiera redundado en favor del promedio conseguido.
 
Como podrán ver, en el cuadro figuran los resultados de los Open de los años 2007, 2009, y este de 2010, con los tiempos de los clasificados en primer, tercer, y octavo lugar, teniendo en cuenta que solo nos hemos ocupado de los nadadores españoles, sin tener en cuenta para nada de los nadadores extranjeros que acostumbran a participar en estos Open, y que, para nuestro “estudio” no nos interesan nada.
 
Guillem Alsina