Evolución de los records mundiales en la década prodigiosa: 1999-2009

Desde su nacimiento como disciplina competitiva, la natación no ha cesado en demostrar que toda marca impuesta sería antes o después batida. Los récords mundiales son solo temporales por definición y la historia ratifica la afirmación. Mucho hemos comentado en los dos últimos años sobre la influencia anormal que producían los bañadores compuestos en parte o completamente de poliuretano, aunque nunca lo hicimos hasta ahora con cifras objetivas.
 
Hemos realizado un pequeño estudio donde mostramos los récords existentes en piscina de 50 metros al término del año 1999, enfrentados a los que constaban en 2007 para compararlos con los actuales, tras dos años de poliuretano (2008 y 2009) donde la evolución en las marcas ha barrido la tabla como un huracán. Además, ahora que se termina la década es un buen momento pasar cuentas. 
 
Como primer apunte, de forma global, podríamos afirmar que la evolución 1999-2007 (promedio de 1,80% y 1,68% en categoría masculina y femenina) ha sido solo un poco superior a la experimentada entre 2007-2009 (promedio de 1,44% en ambas categorías). En total, en la última década, los records mundiales han experimentado una evolución de 3,27% y 3,14% respectivamente tanto en categoría masculina y femenina). La estadística no refleja fielmente el nivel de la natación mundial pues para ello deberíamos hacer una media de las 25 o 50 mejores marca en los periodos estudiados donde a buen seguro las cifras serían mucho más abultadas en el último periodo de 2 años.
 
Las pruebas que más han evolucionado sus récords en la década son los 50 espalda fem. (6,06%), 50 mariposa fem. (5,90%), 50 mariposa masc. (5,57%), 200 libre masc. (4,60%) y 100 libre fem. (4,43%) mientras que en los últimos dos años han bajado más los topes mundiales de 50 espalda fem. (3,81%), 50 libre masc. (3,49%), 50 espalda masc. (3,16%), 200 estilos fem. (2,83%) y 50 mariposa masc. (2,36%).
 
No disponemos de los records en piscina corta del año 1999 pero comparando los de 2007 y 2009 vemos que la evolución ha sido algo mayor que en piscina larga puesto que en categoría masculina ha sido de 2,02% y en femenina de 2,18% de promedio.
 
En el lado contrario de la tabla, tenemos los récords que porcentualmente evolucionan menos: 200 espalda fem. (1,45%), 1500 libre fem. (1,01%), 1500 libre masc. (0,81%), 400 libre masc. (0,80%) y 800 libre fem. (0,43%).
 
El próximo año veremos cuanta mejora real aportaban los bañadores y cuanto ha evolucionado realmente la natación en su punta de lanza, los récords mundiales.
 
 
 
 
 
Roger Torné