La comunidad de la natación decepcionada por la decisión de la FINA, algunos medios se rebelan

Medios americanos, australianos y europeos se han alzado en protesta contra la decisión de la FINA de aprobar los bañadores de poliuretano. El periódico francés L’Equipe ha sido quien ha llegado más lejos en sus críticas asegurando que la FINA ha tirado por el desagüe a la natación por las presiones de Jaked y la Federación Italiana, organizadora del Mundial 2009.
 
El periódico francés asegura estar confundido con la homologación de records y asegura que en sus artículos no habrá más referencias a records mundiales, europeos o nacionales hasta que exista juego limpio en la piscina, presumiblemente a partir de enero de 2010 con la entrada de una nueva normativa.
 
Las declaraciones (podéis ver las recogidas por Craig Lord en Swim News) de muchos de los principales actores de la natación mundial, entrenadores y nadadores, han criticado duramente la decisión final de la Federación Internacional. Quizás la que mejor ejemplifica que la decisión ha sido política es la de John Leonard, miembro del comité de entrenadores de la FINA quien ha declarado en una carta que “la junta directiva de la FINA ha tomado la decisión en contra de lo recomendado por el comité de bañadores de la propia FINA”.
 
Roger Torné