Otro campeonato sin televisión

Me alegro de no ser el único que alce la voz de forma pública protestando por la no presencia de ninguna televisión en Málaga. Algunos de nuestros lectores se han manifestado abiertamente y hoy dos periodistas en dos medios distintos también lo hacías.
 
Diario Sport en un artículo firmado por Carlos Galindo, Redactor jefe de polideportivo, titulado “Rafa Muñoz, su récord del mundo y el naufragio de Televisión Española” decía “… En el lado opuesto de la noticia hay que situar a Televisión Española, que volvió a dar la espalda a la natación. No en nada nuevo. Lo que el Ente hace clama al cielo. Siendo el organismo que pagamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos, es del todo inmoral que pase de puntillas por una competición como ésta. El maltrato ya es habitual y forma parte del decorado nacional, pero no por ello hay que olvidar que TVE es uno de los ejes vertebrales del plan ADO y que, en consecuencia, debiera tener una mayor sensibilidad hacia modalidades que son pilares fundamentales en los Juegos Olímpicos….”
 
Miguel Ángel Santos, periodista muy cercano a la natación española, termina su artículo en AS titulado “¿Qué le pasa a nuestra natación?” con la frase “¡Ah! Y mi pregunta: ¿cómo es posible que ninguna televisión (pública) haya ido a Málaga, privándonos de los mejores Campeonatos de la historia?”
 
El mundo audiovisual ha cambiado mucho en los últimos años y no queremos solo una retransmisión televisiva, nos gustaría mostrar la esencia de la natación y sus entresijos, la emoción de este deporte desde el punto de vista de sus protagonistas, no un simple locutor narrando las series una tras otra. Es necesario apostar por un formato dinámico y eso requiere medios y una producción y realización cuidadosa.
 
Las retransmisiones deben estar enfocadas a enganchar al telespectador, a los seguidores de este deporte pero también a los que no lo son. Si en los últimos años no hemos tenido figuras mediáticas que tengan el tirón suficiente para convencer a los directivos de nuestra televisión pública esperamos que con la aparición de un numeroso grupo en la élite comandados por Rafa Muñoz, Aschwin Wildeboer, Erika Villaécija y Mireia Belmonte, puedan cambiar las tornas.
 
Roger Torné