Cierra el centro de entrenamiento en altura de Flagstaff

La crisis se hace muy patente en Estados Unidos y algunos estados no tienen ningún escrúpulo en rebajar la aportación social, este el caso de Arizona quien anunció que su aportación a la educación se reduciría un 40%.
 
La decisión gubernamental puede tener muchas consecuencias, las primeras reacciones fueron de incredulidad, seguida de grandes manifestaciones que parece no tendrán ningún tipo de efecto sobre la decisión.
 
Los afectados son desde escuelas primarias hasta las universidades del estado y todo aquello que depende de ellos: centros deportivos, centros de investigación, etc.
 
En cuanto a la natación, de momento queda afectado el centro de entrenamiento en altura de Flagstaff que inauguró en 1994 la Universidad del norte de Arizona y que era una referencia del país, situado a 2.134 metros por sus instalaciones han pasado atletas de 39 países.
 
Hoy sus instalaciones, incluida su piscina de 50 metros han cerrado conscientes que no era posible su continuidad sin el aporte económico gubernamental.
 
Roger Torné