FINA World Cup. Estocolmo. Segunda jornada

De las eliminatorias matinales destaquemos la eliminación de Oussama Mellouli en los 200m.crol, al ser únicamente 9o. con unos muy discretos 1,48”02 (aunque, finalmente, el abandono del francés Frederick Bousquet le ha permitido nadar la final de esta prueba).
 
Curiosamente no ha sido el único que ha estado mal en estas eliminatorias, puesto que otros, y otras, de los mejores inscritos han caído esta mañana con tiempos que indican que, quizás, algo, aunque no sabemos qué puede haber pasado como el danés Mads Glaesner, un hombre de 1,44”-1,45” en los 200m.crol, con unos incomprensibles 1,57”99.
 
La neozelandesa Melissa Ingram, siempre por debajo del minuto en los 100m. espalda, ha nadado en otros incomprensibles 1,06”77; el norteamericano Randall Bal, un hombre regular alrededor del 1,52”-1,53, se ha clasificado 18o. en 2,10”31, bien es verdad que no ha tenido problemas en el 50m., donde ha conseguido el mejor tiempo, 24”04, y así algunos más.
 
Por parte española, Aschwin Wildeboer no ha tenido problemas para pasar a ninguna de las dos finales de espalda, y lo ha hecho con el 5o. mejor tiempo de los 50m., 25”04, y el 2o. de los 200m., 1,56”50. Guillermo Solis, por su lado, ha sido 24o. en los 50m.crol con 23”26. Señalemos también de las eliminatorias matinales el récord lituano de Raminta Dvariskyte, 32”68 en 50m.braza, superando los anteriores 32”92 de L. Pleskyte en 2005.
 
Señalemos, por omisión, que en la jornada de ayer, los 3,38”42 de Oussama Mellouli significan un nuevo récord africano, desbancando los anteriores 3,39”91 del sudafricano Ryk Neethling, en enero del 2004.
 
Esta tarde, en la segunda sesión de finales, otros dos récords mundiales. El primero nuevamente a cargo del norteamericano Peter Marshall, la sorpresa de la competición, que se ha impuesto a Randall Bal en una disputada prueba en la que ambos han pulverizado literalmente el reciente récord del australiano Robert Hurley (23”24 en la etapa de Sydney, este 26 de octubre) dejándolo en 23”05, por 23”07 de Bal, entreabriendo ya las puertas de los 22”.
 
Robert Hurley ha sido tercero, acercándose a su ya ex-récord, 23”36, mientras Aschwin Wildeboer ha sido un excelente cuarto, 24”01, a 26 centésimas de su récord de los Europeos de Debrecen.
 
El segundo ha sido para la nadadora local Therese Alshammar, que ha puesto un nuevo jalón en su ya dilatada y magnífica carrera, superando en una décima el récord mundial de los 50m. mariposa en poder de la australiana Felicity Gálvez, 25”32 en los Mundiales de Manchester, dejándolo en 25”31. La australiana Marieke Guehrer ha sido una digna derrotada, con unos excelentes 25”37, cuarta mejor marca mundial, mientras la danesa Jeanette Ottesen daba otra muestra de su progreso, y con 25”41 pulverizaba su récord nacional (26”17 de los Europeos de Debrecen-2007), lo mismo que la francesa Diane Bui Duyet, también por debajo de los 26”, 25”76, superando su récord nacional de 25”96, este domingo pasado. Ha sido, realmente, un magnífico final de fiesta.
 
Magníficos los 4,27”21 de la sudafricana Katheryn Meaklim en los 400m.estilos, muy cerca del récord mundial de Kirsty Coventry, 4,26”52 en los Mundiales de Manchester. Ha ido por delante del récord en el tramo de mariposa, 1,01”97 por 1,02”38, retrocediendo claramente en el de espalda (como era lógico) 2,10”59 por 2,07”81, pero ha vuelto a entrar en la posibilidad de récord en el tramo de braza, 3,24”15, por 3,24”58 de Coventry, para perder unas preciosas centésimas en el tramo de crol, que ha nadado en 1,02”96, por 1,01”94 de la recordista.
 
El tiempo de Meaklim supera el anterior récord nacional de Jessica Pengelly, 4,30”45 en la primera etapa de esta W.C. en Durban. Segunda, tras la sudafricana ha sido la británica Emma Smithhurst, 4,35”29, resistiendo los últimos esfuerzos de la brasileña Joanna Maranhao, tercera en 4,35”62, a solo 6 centésimas del récord sudamericano de la argentina Georgina Bardach, 4,35”56 en septiembre del 2004. Meaklim ha vuelto a demostrar su excelente estado de forma al vencer más tarde en los 200m.braza con unos buenos 2,22”07, imponiéndose en el segundo hectómetro a sus rivales, la sueca Joline Höstman, 2,23”52 y la rusa Alena Alekseeva, 2,23”57.
 
Excelente nivel del hectómetro crol, con victoria de la finlandesa Hanna-Ma. Seppälä, con sus 52”44 (igualando su récord nacional de este pasado julio), con otras dos nadadoras por debajo de los 53”, la sueca Josefin Lillhage, también por debajo de los 53”, 52”79, y la danesa Jeanette Ottesen, 52”86, nuevo récord nacional, rebajando sus 53”11 de hace dos semanas. La finlandesa se ha convertido en otra de las figuras de la reunión, cuando en una de las últimas pruebas, ha superado el récord europeo de los 100m.estilos, con unos 59”07 que superaban cómodamente sus anteriores 59”60 este julio pasado, quedándose a 27 centésimas del viejo récord mundial de Natalie Coughlin, 58”80 en noviembre del 2002; segunda ha sido la sueca Hanna Ericsson, 1,01”05, que se ha quedado a 2 centésimas de otro de los viejos récords suecos, los 1,01”05 de Louise Karlsson en noviembre del 1992, mientras la australiana Sophie Edington ha sido tercera, 1,01”43.
 
Segunda victoria de la australiana Sara Katsoulis, ahora en los 50m.braza, con unos buenos 30”37, en ajustada llegada con la norteamericana Tara Kirk, 30”44, mientras la finlandesa Katja Lehtonen daba la sorpresa al hacerse con el tercer lugar con unos 30”96 que rebajaban en 3 centésimas su anterior récord nacional de los últimos Europeos de Debrecen. 
 
Buena victoria para la brasileña Fabiola Molina, que se ha impuesto con nuevo récord sudamericano, 58”67, rebajando sus anteriores 58”98 de noviembre del 2007 (curiosamente también en Estocolmo), en ajustada llegada por delante de la rusa Anastasia Zueva, 58”72, también con récord nacional, 9 centésimas por debajo de su anterior de hace tres días en Moscú, mientras la australiana Sophie Edington era tercera, 59”17; 5a., la sueca Lovisa Ericsson, 59”70, rebajaba el récord nacional de Therese Alshammar (que ayer perdió el de 50m.), limándole 3 centésimas.
 
Victoria de la sueca Petra Granlund en los 200m.mariposa con unos buenos 2,06”44, superando su récord nacional, 2,07”16 en noviembre del 2007, imponiéndose ajustadamente a la australiana Amy Smith, 2,06”58, y a la sudafricana Amanda Loots, 2,07”36, después de que las tres superaran en los últimos 50m. la rápida escapada de la japonesa Natsuki Nakiyama, que se ha hundido hasta el quinto lugar, 2,07”96, después de pasar el hectómetro en 1,00”15.
 
Excelente la danesa Lotte Friis en los 400m.crol, consiguiendo su segunda victoria en esta etapa, después de los 800m.de ayer. Sus 4,02”64 le representan un nuevo récord nacional, rebajando sus anteriores 4,03”47 de octubre del 2007. Se las ha visto con la neozelandesa Melissa Ingram, segunda en 4,03”77, a 46 centésimas de su reciente récord nacional, 4,03”31 en la etapa de Sydney, que ha acompañado a la danesa hasta los 200m., 2,00”01 por 2,00”91, retrasándose después. Tercera, la británica Sasha Matthews, 4,05”74, mientras la chilena Kristel Kobrich, cuarta en 4,06”59, superaba el récord sudamericano de la brasileña Mariana Brochado, 4,07”21 de los Mundiales de Shanghai-2006.
 
Excelentes los 14,38”87 del danés Mads Glaesner en el 1.500, así como los 14,48”89 del faroes-danés Pal Joensen, el primero de ellos con récord nacional, superando ampliamente sus anteriores 14,45”16 de octubre del 2007; tercero ha sido el británico Daniel Fogg, 15,13”70. Libre de los 1.500m., Oussama Mellouli ha ofrecido lo mejor de sí mismo en estos 200m.crol, pasando en 50”21 (a 48 centésimas del récord de Ian Thorpe) para terminar en unos magníficos 1,42”86, a 11 centésimas del récord africano de Ryk Neethling (1,42”75 en enero del 2005), por delante del alemán Paul Biedermann, 1,43”46, que en los últimos metros se ha impuesto al sudafricano Darian Townsend, 1,43”55,que iba segundo tras el tunecino en el hectómetro, 50”28, mientras el alemán era solo 5o. en 51”05.
 
En los 200m.estilos, disputada lucha entre el tunecino y Townsend (confrontaciones que ya empiezan a ser clásicas en esta W.C.), aunque esta vez sin vencedor ni vencido, puesto que la ventaja inicial de este último, primero desde los primeros metros, ha sido neutralizada por unos magníficos 26”53 del tunecino en el último tramo (mejores que los 26”74 de Lochte en su récord mundial), que los ha igualado en el mismo momento de tocar la placa de llegada, 1,54”96 para ambos, mientras el lituano Vytautas Janusaitis ha sido tercero, 1,55”48, nuevo récord nacional, 4 centésimas por debajo de su anterior del 2005.
 
No ha podido el sudafricano Cameron van den Burgh con su extraordinario récord de hace tres días, aunque lo ha intentado, pasando bastante más rápido, 15 centésimas, 26”41 por 26”56, pero no ha podido mantener su ritmo, y ha “fallado” por 18 centésimas, 56”88 por 57”06, que es´, y de largo, la segunda mejor marca mundial de siempre. Segundo ha sido un magnífico Igor Borysik, 57”77, a solo 10 centésimas del récord europeo de su compatriota Oleg Lisogor, de enero del 2006; tercero, 58”22, el kazajo Vladislav Polyakov.
 
Excelente la victoria del ruso Evgeny Korotyshkin en 100m.mariposa con sus 50”22, a solo 20 centésimas del récord europeo del serbio Milorad Cavic, Europeos del 2003, con una victoria de prestigio sobre Matt Jaukovic, 50”31, alcanzándole en los últimos metros (con ventaja del australiano en el viraje de los 50m., 23”39 por 23”48), mientras el otro ruso, Nikolay Skvortsov, 50”84, se imponía a su “par” australiano, Chris Wright, 51”20.
 
Magníficos los 20”97 del francés Frederick Bousquet en los 50m.crol, cuarto hombre en nadarlos en menos de 21” (después de Roland Schoeman, 20”64, Duje Draganja, 20”81, y Stefan Nystrand, 20”93), nuevo récord nacional, rebajando sus anteriores 21”02 de diciembre del 2007, imponiéndose sin paliativos a Nystrand, 21”18 (que no parece del todo a gusto en la distancia corta), y al norteamericano Nick Brunelli, 21”22, pero también a su compatriota Alain Bernard, 5o. en 21”57, y a Draganja, 6o. en 21”70.
 
Magníficos también, finalmente, los 200m.espalda, que han visto la victoria del japonés Ryosuke Irie demostrando su gran calidad con unos 1,51”71 que son nuevo récord nacional y asiático, rebajando sus anteriores 1,52”61 de hace tres días en Moscú, por delante de un no menos magnífico Aschwin Wildeboer, que después de salir en cuarto lugar, 26”51, ha pasado al tercero en el hectómetro, 54”65, y al segundo en el 150, 1,23”65, aunque no ha podido alcanzar al japonés, terminando con unos 1,52”33, a menos de un segundo de su récord de España de los Mundiales de Manchester, e imponiéndose a dos hombres de prestigio como son los australianos Robert Hurley, 1,52”92, y Ashley Delaney, 1,53”46.
 
Guillem Alsina