FINA World Cup. Estocolmo. Primera jornada


Peter Marshall

Sexta y penúltima etapa de la World Cup que hoy ha empezado a disputarse en la capital sueca, con una muy interesante participación, que puede dar un excelente juego en estas dos jornadas.

 
De la jornada matutina de eliminatorias, destaquemos dos récords nacionales, el alemán de 200m. braza, a cargo de Marco Koch, que con 2,09”58 ha superado los 2,10”15 que tenían conjuntamente Timo Lorenz, noviembre del 2003, igualado por Benjamin Madeja en noviembre del 2007, y el checo de los 50m.mariposa, en los que Martin Verner ha rebajado en 2 centésimas los 24”40 que ostentaba Vlastimil Havlicek desde los Europeos de p.c. de Valencia.2000.
 
Por parte española, destacar los 53”40 que han permitido a Aschwin Wildeboer clasificarse para la final de los 100m.espalda con el 6o. mejor tiempo, así como la actuación de Guillermo Solis bajo la siglas SWE (es decir, de Suecia), clasificado en el 13r.lugar, tanto de 50m.braza, con 28”78, como de 100m.estilos, 58”59.
 
Quizás alguno de nuestros lectores pueda decirnos algo sobre esta aventura sueca de Guillermo, sobretodo después de verle nadar bajo estas siglas que, por lo menos lo sugieren, podrían significar su nacionalización como ciudadano sueco.
 
Y vayamos ya con los comentarios de las finales de esta primera jornada. Una magnífica jornada, que nos ha ofrecido dos nuevos récords mundiales, unos cuantos continentales, y numerosos de nacionales, que vamos a ir desgranado a lo largo de nuestro comentario.
 
Evidentemente, nuestro primer destaque debe ser para la gran sorpresa de la reunión, el norteamericano Peter Marshall, que después de una temporada más bien gris, se ha destapado en esta final con unos extraordinarios 49”94 que significan un nuevo récord mundial, rebajando los anteriores, y famosos, 49”99 de Ryan Lochte en los Mundiales de Shanghai-2006.
 
El norteamericano ha tenido una inestimable ayuda en su compañero de equipo Randall Bal, segundo en 50”30, que le ha ido siempre a la zaga. Peter ya era más rápido que Lochte en el viraje de los 50m. 23”87, por 23”89, y todavía ha sido capaz de ganar otras tres centésimas en la segunda mitad. Los australianos Robert Hurley y Ashley Delaney han sido totalmente superados, 51”01 y 51”55 respectivamente, mientras nuestro Aschwin Wildeboer ha sido quinto con 51”80, mejorando su tiempo de la mañana, y quedando cerca de su récord de España, preludiando lo que puede ser otra excelente temporada.
 
El otro destaque ha de ser para el sudafricano Cameron van der Burgh que, como pronosticábamos este pasado fin de semana, podía convertirse en el primer bracista en nadar los 50m. en menos de 26”. Hoy lo ha conseguido, y con sus 25”94, ha rebajado otras 14 centésimas, y “amenaza” con no pararse aquí, puesto que en Berlín hay un “suculento” premio para los que consigan superar un récord mundial, lo que, sin duda alguna, estimulará al sudafricano. Segundo ha sido el kazajo Vladislav Polyakov con unos excelentes 26”72, aunque, lógicamente, oscurecidos por la extraordinaria marca del vencedor, mientras el australiano Christian Sprenger ha sido tercero, 26”86. 
 
Entre las mujeres, buenos los 8,14”99 de la danesa Lotte Friis en 800m.crol, que se ha ido rápidamente de sus rivales, sin que estas pudieran responder a su rápido ataque. La danesa ha doblado bien, 4,06”28 + 4,08”71, por delante de la chilena Kristel Kobrich, que no ha podido repetir su tiempo de Moscú, aunque se ha quedado muy cerca, 8,20”09, pasando ligeramente más rápida, 4,08”37, lo que le ha permitido el récord nacional de los 400m., que este domingo había dejado en 4,08”66.
 
La sudafricana Katheryn Meaklim, muy lejos de la forma demostrada en anteriores etapas, ha sido tercera, con unos discretos 8,32”72. Excelentes los 1,54”77 de la sueca Petra Grandlund en los 200m.crol, imponiéndose en los últimos 50m. a su compatriota Josefine Lillhage, 1,55”37, ambas muy por delante de la norteamericana Kara Lynn Joyce, 1,57”25, mientras la brasileña Tatiana Barbosa, cuarta en 1,57”30, superaba el récord nacional y sudamericano en poder de otra brasileña, Monique Ferreira en 1,57”84 desde diciembre del 2005.
 
Excelentes los 1,04”84 de la australiana Sarah Katsoulis en 100m.braza, imponiéndose sin problemas a la sueca Joline Höstman, 1,06”13, que en los últimos metros ha alcanzado y pasado ajustadamente a la norteamericana Tara Kirk, 1,06”20. Excelente también la singapuresa Tao Li, que ha rozado su reciente récord asiático de Singapur, quedándose a dos centésimas, 56”87, después de vencer la resistencia de la danesa Jeanette Ottesen, que la adelantaba en el viraje, 27”01 por 27”33, pero que ha tenido que inclinarse ante la mayor resistencia de la singapuresa, aunque sus 57”46 representan un nuevo récord danés, superando sus 57”82 de hace tres semanas. Tercera ha sido la sueca Petra Grandlund con unos buenos 57”78.
 
Victoria de la croata Sanja Jovanovic en los 50m.espalda con 27”16, lejos de su récord mundial, 26”37 de los Mundiales de Manchester de este pasado abril, por delante de la brasileña Fabiola Molina, 27”45, y de la australiana Sophie Edington, 27”58, mientras la sueca Magdalena Kuras, cuarta en 27”60, superaba el récord nacional de Therese Alshammar, 27”71 de los Europeos de Valencia-2000.
 
Mucho mejor ha estado la sudafricana Meaklim de lo que le hemos visto en los 800m.crol, venciendo en los 200m.estilos con unos excelentes 2,09”54, nuevo récord nacional, superando sus anteriores 2,10”03 de la etapa de Sydney, imponiéndose a partir del tramo de braza (en el que ha pasado del cuarto al primer lugar), a la brasileña Joanna Maranhao que, con sus 2,11”36 ha superado su anterior récord nacional y sudamericano, 2,12”42 en septiembre del 2005, mientras otra sudafricana, Amanda Loots, ha sido tercera, 2,11”46.
 
La australiana Marieke Guehrer le ha podido a uno de los ídolos locales, Therese Alshammar, y precisamente en “su” prueba, los 50m.crol, al imponerse en unos potentes últimos metros, 24”25 por 24”37, mientras otra local, Josefin Lillhage ha sido tercera, 24”47, por delante de la venezolana Arlene Semeco, 24”53, y un buen nivel de prueba, puesto que la séptima, la brasileña Tatiana Barbosa, ha bajado de los 25”, con 24”90. Una vez más, la neozelandesa Melissa Ingram ha rozado su récord nacional de los 200m.espalda, 2,04”70 de los Mundiales de Manchester, quedándose a 18 centésimas, 2,04”88, dominando a la australiana Sophie Edington, 2,06”18, y a la japonesa Tomoyo Fukuda, 2,06”40.
 
Entre los hombres, excelentes los 46”03 de Stefan Nystrand, que ha ido a por su récord mundial, pasando ligeramente más rápido, 22”07, por 22”09 del récord, pero se ha hundido en los últimos metros, quedándose a 20 centésimas. Ha vencido holgadamente, puesto que ninguno de sus rivales ha sido capaz de “engancharse” a él, y, finalmente, el sudafricano Lyndon Ferns ha sido segundo, 47”02, resistiendo el retorno del campeón olímpico, el francés Alain Bernard, todavia con poca preparación, 47”04.
 
El otro sudafricano, Darian Townsend, cuarto en 47”06, no ha respondido a las expectativas que habia despertado su mejor tiempo de la mañana, 46”92. Muy discretos los 400m.estilos, que esta vez se han disputado sin la presencia del tunecino Oussama Mellouli, y que han visto la victoria del danés Chris Christensen, 4,11”47, seguido del brasileño Diogo Yabe, 4,13”12, en una prueba sin prácticamente historia.
 
Discretos los 1,52”33 del ruso Nikolay Skvortsov en los 200m.mariposa, en cabeza desde los primeros metros de la prueba, y sin ningún problema ante el australiano Chris Wright, 1,53”71, y el francés Christophe Lebon, 1,54”48, mientras el sueco Simon Sjödin, cuarto en 1,54”97, superaba el récord nacional de Tero Valimaa, 1 55”11, de marzo del 2004.
 
Excelentes también los 3,38”42 de Oussama Mellouli en los 400m. crol, en los que ha salido bastante rápido, 1,48”55, y ha mantenido un buen ritmo en la segunda mitad, sin tener problemas ante el alemán Paul Biedermann, 3,42”06, ni ante el danés Mads Glaesner, 3,42”79, muy cerca del récord nacional de Jacob Carstensen, 3,42”08 en marzo de 1998, mientras el joven Pal Joensen (que hoy nadaba como representante de las Islas Faroe) ha sido cuarto en 3,44”07. Mellouli ha vuelto a imponerse en unos vibrantes 100m.estilos en los que ha superado en la última brazada al sudafricano Darian Townsend, 52”78 por 52”94, que le llevaba 60 centésimas de ventaja a mitad de prueba, mientras el norteamericano Nick Brunelli ha sido tercero, 53”34, por delante del lituano Vytautas Janusaitis, 53”69, a 3 centésimas de su récord nacional de diciembre del 2006.
 
Es curioso, creemos, este caso de Mellouli, un especialista de fondo, pero que progresa en cada una de las pruebas de 100m.estilos que ha nadado en esta W.C., es decir, en una prueba de velocidad, hasta colocarse entre los mejores especialistas.
 
Sorpresa en los 200m.braza, donde el ucraniano Igor Borysik se ha impuesto al favorito de la prueba, el australiano Christian Sprenger, que incluso ha sido adelantado por el japonés Kazuki Otsuka, al final de un gran duelo entre ellos tres y el kazajo Vladislav Polyakov. Con sus 2,05”68, el ucraniano ha superado su récord nacional, 2,06”21 de los Mundiales de Manchester, imponiéndose al japonés, 2,06”47, al australiano, 2,06”48, y al kazajo, 2,06”64, después de que Borysik pasara en unos buenos 1,00”25 en el hectómetro. El lituano Giedrius Titenius, séptimo en 2,10”67, ha superado el récord nacional de Edvinas Dautartas, 2,11”47 el 2006.
 
En la última prueba de la tarde, el australiano Matt Jaukovic no ha podido ofrecer, como él deseaba, el tercer récord mundial, quedándose en unos buenos 22”85, a 35 centésimas de su récord, por delante del ruso Evgenyi Korotyschkin, 23”04, y del francés Frederick Bousquet que, con sus 23”06 pulverizaba su récord nacional, los recientes 23”20 del 26 de octubre, por delante del sudafricano Lyndon Ferns, 23”06, y del japonés Kohei Kawamoto, 23”19.
 
Guillem Alsina