Evolución del record europeo de 50 espalda femenino


Kleber (izquierda), primera recordista europea

El récord europeo de los 50m.espalda que hace unos días igualó la croata Sanja Jovanovic nos sirve para hacer un recordatorio de las que han ido desgranando los segundos de este récord, desde los iniciales 29”67 con los que la alemana de la DDR Ina Kleber rebajó los 29”68 que la LEN habia impuesto como mínima para reconocer este récord, hasta estos 28”05 de la croata.

 
Kleber consiguió sus 29”67 un 22 de diciembre de 1982, en Berlín, y no fue hasta poco menos de año después cuando su compatriota Birte Weigang, que igual destacaba en espalda que en mariposa (fue campeona europea de 100m.espalda en 1985, y sub-campeona de 100m.mariposa en 1985 y 1987), lo rebajó, tambien en Berlin, en dos ocasiones en un solo día, 29”59 en las eliminatorias de la mañana; 29”16 en la final de la tarde.
 
El hecho de ser una prueba que no se nadaba demasiado en competiciones importantes, hizo que el récord tardara en ser superado, y lo fue, no en una competición de 50m., sino en una del hectómetro espalda, cuando un 22 de septiembre de 1988, en la final olímpica de los Juegos de Seúl, otra alemana de la DDR, Kristin Otto, se hacía con el título, 1,00”89, pasando en el viraje por 29”12, lo que superaba el récord de su compatriota Weigang.  
 
La calidad de la quíntuple campeona olímpica de Seúl se puso en evidencia con este récord, que tardó poco menos de nueve años en ser superado, y, ahora sí, en una prueba específica de 50m. Fue el 22 de mayo de 1997, en una de las etapas del Mare Nostrum de Monte Carlo, donde en sus novedosas pruebas de 50m. por sucesivas eliminatorias, la alemana Sandra Völker conseguía un tiempo de 29”00, tiempo que dos años después, 12 de junio del 1999, en la misma competición de la capital monegasca, ella misma rebajaba a 28”78 (un tiempo que también es récord mundial).
 
Una nueva época nacía para las diferentes pruebas de 50m., cuando la LEN, a partir de los Campeonatos Europeos de Estambul-1999, las incluía en el programa, ofreciendo más oportunidades a los velocistas específicos de los tres estilos que hasta aquel momento no disfrutaban de ellas en las grandes competiciones.
 
Será la propia Sandra Völker quien en aquellos Europeos de Estambul, 1 de agosto de 1999, vuelva a rebajar su récord, dejándolo ahora en 28”71 (que también es récord mundial). El récord le dura poco menos de un año, cuando la española Nina Zhivanevskaya, una de las grandes rivales de la alemana, con la que se ha “peleado” un sinnúmero de ocasiones (con suerte diversa), se lo rebaja en dos centésimas, 28”69, 8 de abril del 2000 en los Campeonatos de España de Madrid (un tiempo que, como el anterior de la alemana, también lo es mundial), aunque la alemana no se “duerme”, y poco más de dos meses después, 17 de junio, en Berlín, pulveriza prácticamente los dos récords, europeo y mundial, por cuarta y última vez, llevándolo a 28”25.
 
Será otra alemana, Janine Pietsch, quien suceda a su compatriota en la tabla de récords (siempre europeo y mundial), cuando el 25 de mayo del 2005, también en Berlin, lo rebaje en 6 centésimas, dejándolo en 28”19, récords que son igualados poco más de un año después, 31 de mayo del 2006, en Minsk, por la bielorrusa Aleksandra Herasymenia, aunque falto del preceptivo “examen anti-dopaje”, hace que ni la FINA ni la LEN admitan la homologación del récord, que queda reducido a simple marca testimonial.
 
El último capítulo de este récord se escribe en los Europeos de Eindhoven-2008. El 22 de marzo, en la primera semifinal de los 50m.espalda, la croata Sanja Jovanovic supera el récord de Pietsch en dos centésimas, 29”17, aunque le dura solo unos pocos minutos, puesto que en la segunda final, Nina Zhivanevskaya vuelve a tener el récord al señalar 4 centésimas menos que la croata, 29”13.
 
Al día siguiente, ya en la final, la rusa Anastasia Zueva es la encargada de poner paz entre las dos últimas recordistas, por el sencillo procedimiento de rebajar el récord hasta unos inasequibles 28”05 (digamos que con 28”11, Nina también supera su récord de las “semis”). Este es el tiempo que este sábado pasado ha igualado la croata.
 
Guillem Alsina