Campeonatos Nacionales de Bélgica. Última jornada


Stef Verachten

La cuarta y última jornada de los Campeonatos de Bélgica se ha desarrollado, como las dos anteriores, en ausencia de récords nacionales, aunque hay que tener en cuenta que algunos de los mejores nadadores belgas no han participado en estos Campeonatos, mientras otros se han limitado a ganar sus pruebas, sin forzar al máximo, asegurada ya su clasificación olímpica.

 
La mejor prueba de esta última jornada ha sido la de los 400m.crol hombres, con victoria de Stef Verachten con unos 3,53”96 que se han quedado a poco más de un segundo de su récord nacional (3,52”62 este pasado enero). El campeón ha tenido que luchar con sus dos principales rivales, Tom Vangeneugden, segundo en 3,57”51, y Glenn Surgeloos, tercero en 3,57”74. 
 
También cerca de los respectivos récords nacionales han estado la velocista Jolien Sysmans, que ha señalado unos 25”83 en los 50m.crol, a solo 4 centésimas de su récord, conseguido en los Europeos de Eindhoven, con Nina van Koeckhoven en segundo lugar, 26”05. Aunque un poco más, Kimberly Buys tampoco ha estado muy lejos de su récord de 100m.mariposa (59”49, otro de los récords de Eindhoven) al señalar 1,00”88, en lucha con otra de las figuras de la natación belga, Grit Buelens, 1,01”60, mientras François Heersbrandt, por su parte, se ha quedado a 67 centésimas de su récord de 50m.mariposa (24”14, también de los Europeos de Eindhoven) al señalar 24”81, en ajustada lucha con Gino Stevenheydens, 24”94.
 
En un nivel mucho más discreto, señalemos las victorias de Fanny Lecluyse en 400m. estilos, sin llegar a bajar de los cinco minutos, 5,01”81, claramente por delante de Laura Deconinck, 5,06”05. Los 8,57”06 de Grit Buelens en los 800m.crol, lejos del viejo récord de Isabelle Arnould, 8,34”56 en los Juegos de Seul-1988, con Hayley Baker en segundo lugar, 9,23”85, aunque el segundo mejor tiempo ha sido para la joven júnior Jessica Albert, 18 años, 9,01”53.
 
Entre los hombres, victoria para el bracista Pierre-Antoine Meunier en los 100m., con 1,05”35, con Julien Hanot como segundo, 1,06”02, ambos lejos del récord nacional de Fred Deburghgraeve, 1,00”60 cuando se proclamó campeón olímpico en Atlanta-1960. Finalmente, Bruno Claeys ha conseguido el “triplete” en las pruebas de espalda al imponerse hoy en la prueba larga con unos 2,05”94 que se han quedado lejos de otro de los viejos récords (Stefan Maene, 1,59”64 de los Juegos de Barcelona-1992), aunque no ha sufrido para imponerse a Mathias Vervloet, 2,07”75.
 
Guillem Alsina