Campeonato nacional de Francia. Trials para Pekín. Tercera jornada


Amaury Leveaux

Amaury Leveaux está ofreciendo poco a poco lo que prometía desde hace tiempo su enorme clase. Hoy, con 1,46”54, ha superado claramente su récord nacional de 200 crol, 1,46”99 hace pocos días en los Europeos de Eindhoven. Ha asegurado el ritmo desde los primeros metros, 52”05, por 52”19 de Sebastien Bodet, segundo en 1,49”50, aunque solo ha conseguido aumentar su ventaja en el segundo hectómetro. Tercero ha sido Clement Lefert, 1,49”65, por delante de Mathieu Madelaine, 1,49”97, únicos que han bajado del 1,50”.

 
Discretos los 100m.espalda, con victoria de Bejmain Stasiulis, 55”17, aunque a solo 28 centésimas del récord nacional de Pierre Roger, 54”89 en los Europeos de Berlin-2002, y que hoy solo ha podido ser segundo, 55”37, por delante de Simon Dufour, 56”12.  
 
Laure Manaudou no ha tenido excesivos problemas en vencer en la prueba de 100m. espalda, aunque lo ha hecho con un tiempo de 60”00, cuando se esperaba bastante menos que esto, sobre todo después de sus 59”98 de las “semis”, y de su “espantada” en los 200m.crol, lo que le permitía concentrarse mejor en esta prueba. Ha pasado primera en el viraje, 29”28, lo que presagiaba un mejor resultado, pero seguramente la derrota de ayer continua trabajando en su cabeza, y no le ha permitido nadar a gusto.
 
Segunda ha sido una magnífica revelación, Alexiane Castel, 18 años, que progresa en cada una de sus actuaciones, y hoy se ha situado como la “delfina” de Laure con unos excelentes 1,00”60, imponiéndose a Alexandra Putra que también parece ir camino de bajar del minuto, 1,00”73.
 
En la final de los 100m.braza, victoria de la rusa (entrenada por Philippe Lucas) Elena Bogomazova, 1,08”64, con la sorprendente derrota de la recordista nacional, AnneSophie Le Paranthoen, solo cuarta en 1,10”07 (tiene su récord en 1,08”68 desde los Mundiales de Melbourne-2007) avanzada por Sophie de Ronchi, segunda en 1,09”03, pero también por otra de las revelaciones de estos días, Fanny Babou, tercera en 1,09”37.
 
En las “semis”, magníficas la de los 200m.crol, con siete mujeres por debajo de los dos minutos (una de ellas extranjera, la sueca Gabriella Fagundez, séptima en 1,59”88) con los mejores tiempos para Alena Popchanka, 1,58”29; Aurore Mongel, 1,58”36, y Coralie Balmy, la vencedora de ayer en los 400m., 1,58”76, aunque ni Ophelie Etienne, 1,58”82, ni Camille Muffat, 1,58”83, ni Celine Couderc, 1,59”07, pero tampoco Sophie Huber, la última finalista, 2,00”08, parecen dispuestas a dar su brazo a torcer para la formación de un 4x200m. que se adivina muy dispuesto a dar lucha a norteamericanas y australianas por el podio de Beijing (y no digamos si, finalmente, pueden contar con una Manaudou en plena forma). Será una final poco menos que de “infarto”.
 
Buenas también las “semis” de 200m.estilos, con 4 mujeres alrededor de los 2,15”. El mejor tiempo ha sido para Joanne Andraca, 2,14”18, seguida de Cylia Vabre, 2,14”54; de Camille Muffat, 2,14”99, y de Sophie de Rochi, 2,15”21, que parecen ser las que van a disputarse la posibilidadad de estar en Beijing para esta prueba (recordemos que Andraca y Muffat ya son “olimpicas” en los 400m.estilos. 
 
Christophe Lebon ha conseguido el mejor tiempo de los 200m.mariposa con unos buenos 1,57”42, y ya empieza a acercarse al viejo récord nacional de Franck Esposito (1,54”62 en abril del 2002, hasta hace pocos días todavía récord europeo), siendo el único que ha bajado de los dos minutos, en una de las pruebas más flojas que tiene la natación francesa masculina.
 
Complementamos nuestra información de la jornada de ayer, segunda, en los “trials” franceses comentando que en el relevo de 4x100m.crol del equipo de Antibes, el francés Alain Bernard nadó el segundo tramo en unos magníficos 46”88, que representa el mejor tiempo mundial jamás conseguido en un relevo lanzado.
 
También hay que señalar los 47”13 de su gran rival, Fabien Gilot, igualmente en el segundo tramo de su equipo de Marsella, que, finalmente venció la prueba, 3,14”81, claramente por delante de Antibes, 3,16”88. Digamos también, con respecto a Laure Manaudou, que la de ayer fue su primera derrota en un 400m. desde que, un 6 de junio del 2004, fue tercera de esta prueba en la etapa del Circuito Mare Nostrum de Canet del Rosselló, por detrás, precisamente, de Camelia Potec y de otra rumana, Simona Paduraru.
 
Se dice, además, que las abundantes lágrimas derramadas por la campeona francesa, lo fueron, más que nada, por el hecho de que quien la ha vencido en ambas ocasiones, Camelia Potec, está ahora entrenada por Philippe Lucas, el anterior entrenador de Manaudou, y de quien se dice que está dispuesto a hacer de la rumana la campeona olímpica de 400m. (aunque también renovar el título de los 200m. que consiguió en Atenas-2004) solo para “fastidiar” a la francesa, que lo abandonó hace poco más de un año en circunstancias no excesivamente amistosas.
 
Quienes vieron ayer los 400m. de Manaudou, aseguran que no supo hacer su carrera, y que cuando se vio junto a Balmy y Potec en la última recta no supo resolver la prueba, lo que puede repetirse en Beijing cuando se encuentre no una o dos nadadoras a su nivel, sino cinco o seis. Parece un auténtico “aviso para navegantes”, aunque los efectos de esta primera derrota rápidamente se han hecho sentir, puesto que Laure, después de haber conseguido el cuarto mejor tiempo de las eliminatorias de los 200m., 2,00”08, que califican para la prueba individual, pero también para el relevo largo, ha preferido desestimar su presencia en las “semis”, para dedicarse íntegramente a la final de los 100m.espalda que se nada quince o veinte minutos más tarde, perdiendo de esta manera la posibilidad de participar en los 200m. crol individuales, distancia en la cual es la recordista mundial, pero también de integrarse en el relevo largo, que tiene auténticas posibilidades de estar en el podio.  
 
Guillem Alsina