Los Mundiales de piscina corta. Un poco de historia y algunas curiosidades


En Indianápolis 2004, Brooke Hanson consiguió 5 títulos

Los primeros Campeonatos Mundiales de piscina corta se disputaron en Palma de Mallorca, del 2 al 5 de diciembre de 1993, con la participación de 313 nadadores llegados de 46 países. El programa constaba de 16 pruebas, tanto en el programa de hombres como en el de mujeres: 100, 200, 400 y 1.500m.crol (800m.para las mujeres), 100 y 200m. de cada uno de los tres estilos; 200 y 400m.estilos, y los tres relevos, 4×100 y 4x200m.crol, y 4x100m.estilos.

 
Se batieron un total de 15 récords mundiales, 2 para los hombres, y 13 para las mujeres, 11 de los cuales para las chinas, que iniciaban su largo, pero rápido, periplo hacia la cúspide mundial, cortada pocos años después en seco por el escándalo del “doping”. De entre aquellos récords destaquemos cuatro de ellos, sobre todo por su longevidad: el de la china Jingyi Le en 100m.crol, 53”01 (seis años y ocho días); los 58”50 de la norteamericana Angel Martino en 100m.espalda (7 años y 3 meses); los 2,07”79 en 200m.estilos de otra norteamericana, Allison Wagner, que lleva ya 14 años y 5 meses como récord mundial, sin que todavía haya sido superado, y los 4,29”00 en 400m.estilos de otra china, Guohong Dai (8 años y 1 mes) que continua señalando el récord de los Campeonatos.
 
La segunda edición se disputo dos años después en Rio de Janeiro, entre el 20 de noviembre y el 3 de diciembre de 1995, en una piscina montada al efecto (ejemplo seguido poco después por varias competiciones internacionales), con el mismo programa, y con una participación récord de 57 países. Bajó el éxito de récords ya que solo fueron 4, todos ellos entre las mujeres, destacando los 1,05”70 y 2,20”85 de la australiana Samantha Riley en 100 y 200m.braza.
 
La tercera edición subió al norte europeo, disputándose en Göteborg entre el 17 y el 20 de abril de 1997, sin que variase el programa, y con un nuevo récord de participación, que ahora fue de 71 países. En su transcurso le fue tributado un emotivo, y merecido, homenaje al nadador sueco Anders Holmertz, con motivo de su retirada de la natación.
Se rebajaron un total de 8 récords mundiales, 2 de hombres y 6 de mujeres, destacando los 4,00”03 de la costarricense Claudia Poll, rozando la “barrera” de los cuatro minutos, que no fue superada hasta 5 años y 9 meses después por la norteamericana Lindsay Benko, 3,59”53.
 
Dos años después, entre el 1 y el 4 de abril de 1999, los Mundiales se desplazaban a Asia, más exactamente a Hong Kong (todavía colonia británica) donde disputó su cuarta edición. Se amplió el programa de pruebas, tanto en hombres como en mujeres, con la inclusión de las pruebas de 50m., en espalda, braza, y mariposa, así como la de los 100m.estilos. Disminuyó, en cambio, la participación, puesto que únicamente acudieron a la cita 60 países. Fueron superados 8 récords mundiales, 3 de hombres, 5 de mujeres, entre los que cabe destacar los 1,43”28 de Ian Thorpe en 200m.crol; los 3,35”01 de Grant Hackett en 400m.crol; los 2,20”22 de la japonesa Masami Tanaka en 200m. braza, y los 59”30 de la norteamericana Jenny Thompson, que todavía hoy en día perduran como récords de los Campeonatos.
 
Se rompió la secuencia bi-anual que hasta entonces había regido, cuando se disputó la quinta edición en Atenas, entre el 16 y el 19 de marzo del 2000, superándose el récord de países inscritos, que fue de 72, uno más que en los de Göteborg. Fueron unos excelentes campeonatos, que terminaron con un total de 15 récords mundiales superados, 11 de hombres y 4 de mujeres, de entre los cuales todavía perduran, aunque únicamente como récords de los Campeonatos, los 23”42 del norteamericano Neil Walker en 50m. espalda; los 50”44 del sueco Lars Frölander en 100m.mariposa; los 23”59 y 52”17 de la sueca Therese Alshammar en 50 y 100m.crol, y los 56”56 de la norteamericana Jenny Thompson en 100m.mariposa. 
 
Se reanudaba la secuencia bi-anual cuando Moscú organizaba la sexta edición, entre el 3 y el 7 de abril del 2002, con una abrumadora mejoría de la participación, puesto que fueron 92 países los que mandaron nadadores a la capital moscovita. 7 récords mundiales, 2 de hombres, 5 de mujeres, fue el balance técnico de la competición, entre los que destacan los 1,54”04 de la norteamericana Lindsay Benko en 200m.crol (que también ganó los 200m.espalda con unos 2,04”97 que, aunque no fueron récord mundial, si continúan siendo el récord de Campeonatos); los 29”96 de la sueca Emma Igelström en 50m.braza, primera mujer en nadar la prueba en menos de medio minuto, y los 25”55 de otra sueca, Anna-Karin Kammerling, en 50m.mariposa, tiempos, todos ellos, que continúan siendo récord de los Campeonatos.    
 
La séptima edición hacia viajar por primera vez estos Mundiales a los Estados Unidos, y más concretamente a Indianápolis, donde se disputaron entre el 7 y el 11 de octubre del 2004, casi sin dejar descansar a los nadadores que poco antes habían disputado los Juegos de Atenas. Volvía a batirse el récord de participación, al ser en número de 93 los
países que inscribían nadadores. Quizás por la relativa proximidad de los Juegos, estos Mundiales solo produjeron un total de 4 récords mundiales, 3 de hombres y 1 de mujeres, uno solo de los cuales todavía subsiste como récord de Campeonatos, los 22”71 de Ian Crocker en 50m.mariposa. 
 
Y llegamos, finalmente, a la última edición celebrada, la octava, que se disputó en la china Shanghai entre el 5 y el 9 de abril del 2006, con la participación récord de 105 países. Se batieron 5 récords mundiales, 3 de hombres y 2 de mujeres, de los cuales los más recordados quizás sean los 49”99 y 1,49”05 del norteamericano Ryan Lochte en 100 y 200m.espalda, primer hombre que nadaba estas pruebas en menos de 50” y de 1,50”, y que también venció en los 200 y 400m.estilos.  
 
Australia es el país que, por el momento, ha ganado más medallas en estos Mundiales, con un total de 165 (77 en hombres, 88 en mujeres), seguida de Estados Unidos, 154 (68 y 86 respectivamente), mientras China es tercera, aunque muy separada de ambos, 77 (con solo 10 de hombres, y 67 de mujeres), con Suecia, 59; Gran Bretaña, 57, Alemania, 54, a la zaga.
 
España, con 3 medallas, se encuentra en trigésima posición. La primera fue en la primera edición de Palma de Mallorca, cuando el equipo de 4x100m.estilos formado por Carlos Ventosa, Sergio López, Jaime Fernández, y José Ma.Rojano, consiguieron la medalla de plata, con un tiempo de 3,36”92, solo vencidos por el cuarteto USA, con 3,32”57, nuevo récord mundial. Las otras dos medallas fueron ganadas por dos estilistas, Lourdes Becerra y Frederick Hviid, ambos en la edición de Hong-Kong-1999, y también ambos en la misma prueba, los 400m.estilos.
 
La australiana Brooke Hanson es la que ha conseguido más títulos en una sola edición de estos Campeonatos, cuando en la de Indianápolis-2004 consiguió cinco títulos: 50, 100 y 200m.braza, y 100 y 200m.estilos. La japonesa Masami Tanaka (Atenas-2000), Brooke Hanson (Indianápolis-2004) entre las mujeres, y el norteamericano Brendan Hansen (también en Indianápolis-2004) entre los hombres, y los tres en las pruebas de braza, han sido los únicos que han logrado ganar las tres pruebas de un estilo. El australiano Matt Dunn ha sido el único que la conseguido ganar dos títulos, 200 y 400m. estilos en tres Mundiales, Rio de Janeiro-95, Göteborg-97, y Hong Kong-99.
 
El británico James Hickman ha sido el nadador que más títulos ha logrado en una prueba, al conseguir cinco de ellos en los 200m.mariposa (Göteborg-97, Hong Kong-99, Atenas-2000, Moscú-2002, y Indianápolis-2004).
 
La eslovaca Martina Moravcova ha sido la nadadora que más medallas ha ganado en estos Mundiales, con un total de 16, 7 de ellas como campeona; 5 como 2a., y 4 como 3a. Entre los hombres este título es para el británico James Hickman, con 11 medallas, los 5 títulos ya comentados; 4 como 2o., y 2 como 3o.
 
Guillem Alsina