Jaime Caballero pulveriza el récord en el cruce ida y vuelta del Estrecho de Gibraltar


Jaime Caballero en una imagen de archivo

El español Jaime Caballero Echeverría ha establecido un nuevo récord en el cruce ida y vuelta del Estrecho de Gibraltar al completar la doble travesía en 7 horas y 51 minutos, que rebaja en cuatro minutos la anterior plusmarca en este reto marítimo.

Según han informado fuentes de la Asociación del Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG), Jaime Caballero realizó la travesía la pasada semana con traje de neopreno y consiguió completar la ida y la vuelta en 7 horas y 51 minutos.

El registro establecido ha mejorado en cuatro minutos la mejor marca que estaba en poder del valenciano Mateo Pesquer, quien había enlazado las dos orillas el 4 de agosto de 2006 en 7 horas y 55 minutos, aunque lo hizo sin neopreno.

La marca de Jaime Caballero también ha pulverizado los otros dos únicos intentos con éxito registrado de ida y vuelta protagonizados por David Meca el 8 de enero de este año con 8 horas y 35 minutos y el dominicano Marco Aurelio Domínguez, que lo hizo el 8 de agosto de 2005 en 8 horas y 34 minutos.

Las fuentes han explicado que esta doble travesía sólo ha sido realizada desde el 1990 por siete nadadores, cuatro de ellos sin utilizar el traje de neopreno para protegerse de las bajas temperaturas y tres con traje de neopreno.

La lista se completa con la española María Luisa Caballero Cabañero con 10 horas y 58 minutos en el año 1990, el argentino Gustavo Oriozabala con 13 horas y 42 minutos en el año 1994 y el español Pieter Christian Jongeneel con 9 horas y 59 minutos el 31 de julio del año 2005.

La hazaña de este nadador anónimo apenas ha tenido repercusión, muy lejos del circo mediático que acompaña desde hace años a David Meca allá donde va, el cual alcanzó niveles esperpénticos durante los días posteriores a su intento del triple cruce del Estrecho y sobretodo a raíz de su visita al programa “Dónde estás corazón”.

No son Mireia Belmonte, ni Erika Villaécija, ni Rafa Muñoz…pero Jaime Caballero o Mateo Pesquer encuentran en este tipo de retos su motivación para seguir entrenando cada día, sin necesidad de más reconocimiento que el que supone hacer lo que más les gusta en esta vida.

 
Guillermo Suárez