Trials australianos para Pekín en Sydney. Cuarta jornada


Salida de Sullivan hacia los 47.52

Eamon Sullivan nada los 100 crol en 47’’52, tres centésimas menos que ayer y dos más que el record del mundo de Bernard. La cosa se está complicando más y más para los que hace poco tiempo hacían figura de favorito para el título olímpico. Primero los Europeos de Eindhoven, y ahora los “trials” australianos están poniendo en evidencia, que cada vez se está poniendo más difícil eso de convertirse en campeón olímpico.

 
Veamos el por qué. En esta 5a. jornada hemos tenido un “casi” récord mundial, que finalmente se ha quedado en nacional y de la Commonwealth, y otro, también nacional y de la Commonwealth, mientras se ha intentado un tercero, que, sin embargo, no ha salido bien. Veamos los resultados de todo ello.
 
Buenas “semis” de 100m.crol, con los mejores tiempos para Cate Campbell, 54”37; Lisbeth Trickett (-Lenton) 54”43; Melanie Schlanger, 54”76 (con un perfecto doblaje, 27”10 + 27”66), y Alice Mills, 54”79, que parece volver a su mejor forma, y, por su carácter luchador puede ser un peligro para sus rivales. Puede ser una buena final para calibrar las actuales posibilidades de Lisbeth.
 
Jessica Schipper no ha tenido excesivos problemas para imponerse en la final de 200m. mariposa, con unos 2,06”82 alejados de su récord mundial, 2,05”40 en agosto del 2006. Lo ha intentado, aunque pasando excesivamente rápida, 27”41 y 58”77 (por 28”35 y 1,00”11 en su récord mundial) manteniendo la ventaja hasta el último viraje, 1,31”91 por 1,32”46, aunque un último largo en 34”91 (por 32”94 en su récord) le ha “arruinado” la prueba.
 
De todas formas ha demostrado que ya se puede pensar en un 2.02”-largo o 2,03”-corto para “muy pronto”. La sorpresa la ha dado la joven Samantha Hamill, que en la última brazada se ha impuesto a Felicity Galvez por 6 centésimas, 2,07”61 por 2,07”67 (récords personales para ambas), después de ir por detrás de ella en el hectómetro, 1,00”48 por 1,01”25, remontándola en el último largo, y desbancándola del equipo olímpico, cuando parecía que Felicity, por su gran regularidad, era una bastante segura clasificada. 
 

 
Los 47.55 de semifinales ya prometían

Leisel Jones también ha demostrado que está bastantes escalones por encima de sus rivales en “semis” de los 200m.braza, señalando el mejor tiempo con unos buenos 2,25”00, por delante de una inesperada Samantha Marshall, 2,28”59, mientras Sarah Katsoulis era tercera, 2,29”51. Veremos la final que da de sí, puesto que Leisel parece tener demasiado fácil la clasificación como para ofrecernos lo mejor de sí mismo.
 
Entre los hombres, el “más difícil todavía” de Eamon Sullivan, que ha rebajado en tres centésimas su récord de ayer en 100m.crol, 47”52 por 47”55, quedándose a ¡dos centésimas! del reciente récord de Alain Bernard. Esta vez ha pasado bastante más rápido que ayer en “semis”, 22”59 por 22”74, lo que ha hecho más difíciles los últimos metros. Segundo ha sido Matt Targett, con unos buenos 48”36, seguido de Andrew Lauterstein, 48”57, mientras Ashley Callus era cuarto en 48”68, conformando el relevo corto. Lógicamente, los 47”52 representan un nuevo récord nacional y de la Commonwealth.
 
Excelentes los 2,09”51 de Brenton Rickard en la final de los 200m. braza, que encarece un poco más la final olímpica. Pasando por 1,01”92, Brenton ha superado claramente, un segundo exacto, el récord nacional y de la Commonwealth de Jim Piper, 2,10”51 de febrero del 2006 en Melbourne, y se coloca en el grupo de favoritos, todos ellos ya por debajo de los 2,10”. Segundo ha sido Christian Sprenger, 2,11”02, mientras el ya ex-recordista Jim Piper, cuarto en 2,13”80, no estará en Beijing, superado incluso por Craig Tucker, 2,12”86.
 
Excelentes también los 1,58”51 de Hayden Stoeckel, y los 1,59”93 de Ashley Delaney en 200m.espalda, que mañana pueden acercarse un poco más al récord nacional de Matt Welsh, 1,57”59, viejo ya de los Juegos de Sydney-2000, y que ya toca superar ante el empuje de estos dos jóvenes espaldistas.
 
Guillem Alsina