Buenas marcas en Australia

Durante la disputa de los campeonatos locales en Sydney de Nueva Gales del Sur se han dado algunas buenas marcas, al margen del record del Mundo de 50 libre de Eamon Sullivan.

 
De hecho, el campeonato ha servido para comprobar el estado de forma positivo de Grant Hackett nadando por ejemplo en 3:45.24 los 400 libre o 1:47.76 en 200 libre pero también de Leisel Jones con 1:06.32 en los 100 braza femeninos en una final ajustada con Tarnee White que terminó segunda con 1:06.42. Jones marcó un mejor tiempo en los 200 braza con 2:23.04, esta vez sin oposición.
 
Eamon Sullivan nadó la prueba individual de los 100 libre con unos buenos 48.28 aunque el día anterior en la primera posta del relevo 4×100 libre había batido el record australiano dejándolo en 48.11.
 
La joven de 17 años Kylie Palmer ha rebajado una vez más su mejor marca en 800 libre venciendo en la final con unos buenos 8:28.26. Bronte Barratt por su parte se acercó al record australiano de 400 libre femenino de 4:05.93 venciendo la prueba con 4:06.38.
 
Excelentes los 58.02 de Jessicah Schipper en los 100 mariposa femeninos venciendo a Felicity Galvez con 58.72. En los 200 mariposa hubo la sorpresa de la joven de 16 años Samantha Hamill quien con 2:08.58 quedó en segunda posición ganando nada menos que a la recordista mundial Jessicah Schipper. Felicity Galvez ganó la final con 2:08.36.
 
 
Roger Torné