Los records mundiales tienen un límite según un estudio francés

De vez en cuando aparecen estudios que intentan con diferentes argumentos y declaraciones apocalípticas pronosticar el fin de la mejora de los records. Siempre sale el argumento del límite físico. Para nosotros el estudio francés que hoy comentamos y que muchos medios de comunicación se hace eco hoy es uno más.
 
De acuerdo con el Instituto francés de Investigación Biomédica y de Epidemiología del Deporte (IRMES). En un lapso relativamente corto será prácticamente imposible superar los registros mundiales actuales. El IRMES de Francia dio a conocer un estudio basado en 3.263 récords mundiales desde los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896 hasta la fecha. “Los límites fisiológicos del hombre serán alcanzados en una generación”, acotó.
 
Para el principal responsable del estudio realizado por el IRMES, el doctor Jean-Francois Toussaint, será biológicamente imposible que un velocista corra algún día los 100 metros por debajo de nueve segundos, “sin ayuda externa”.
 
Un espectro que señala, al igual que en salto con pértiga en la cifra mágica simbólica de 10 metros, la permanente amenaza del dopaje para justificar hazañas virtualmente inaccesibles.
 
En entredicho sigue, por ejemplo, el reputado Tour de Francia de ciclismo, después de la descalificación del norteamericano Floyd Landis y otros corredores, así como las sospechas de uso de estimulantes en numerosos ciclistas.
 
El modelo estadístico del IRMES tomó precisamente a las disciplinas que generan las plusmarcas y son la máxima atracción de los aficionados al deporte: atletismo, natación, halterofilia y patinaje de velocidad.
 
“Hay una obsesión de récords porque el deporte se ha convertido en un negocio y los mercaderes exigen rendimientos muchas veces superiores a las posibilidades físicas de los protagonistas”, opinó recientemente el diario especializado francés L´Equipe.
 
En unos 20 años ya la mitad de las primacías mundiales no podrán mejorarse y el lema olímpico deberá replantear sus objetivos por “Tan lejos, tan alto, tan fuerte”, suprimiendo el “más” como apelativo, apuntó el IRMES.
 
La vieja pregunta de hasta dónde llegará la especie humana en tiempos y marcas parece acercarse a su fin, aunque investigadores en temas de la medicina del deporte creen que todavía no se conocen aspectos que pudieran incrementar el rendimiento de los atletas.
 
“Factores dietéticos, el propio mejoramiento de la raza humana a partir de la profundización del conocimiento y la especialización, dejan aún incógnitas en el ambiente”, subrayó el experto francés Bernard Boisse en un trabajo difundido en Internet.
 
Al margen del estudio y sus conclusiones científicas “la especie humana en tiempos y marcas parece acercarse a su fin”, parece que ellos mismos le quitan la credibilidad a su estudio al terminar diciendo que “hay factores que dejan aún incógnitas en el ambiente”. Nada nuevo en el horizonte.
 
Roger Torné