Retazos de la historia de la natación valenciana


Mercedes Peris

Es posible que algunos de nuestros lectores, como ha ocurrido en anteriores artículos sobre la natación en las diferentes autonomías, encuentren a faltar en nombres, fechas, y lugares. Volvemos a recordar que con toda esta serie de artículos no pretendemos escribir “la” historia de la natación en cada autonomía, sino únicamente pergeñar unas notas acerca de los primeros tiempos de la natación en cada una de ellas.  

 
Para cubrir el artículo sobre la natación valenciana, hemos encontrado uno muy completo que, con firma de Juan Antonio Caparrós, apareció en el Boletín de la Federación Catalana allá por 1943. Lo que hemos hecho ha sido entrecruzar párrafos completos de dicho artículo, con otros párrafos nuestros, que no hacen otra cosa que complementar lo que hemos encontrado a faltar en el artículo del cronista valenciano. Por tanto, los párrafos en cursiva pertenecen al artículo de J.A.Caparrós, mientras el resto es de nuestra autoria. Y vamos ahora con nuestro objetivo.
 
Aunque las tres provincias de la región valenciana tienen un amplio litoral, únicamente en una arraigó la natación desde el primer momento, pues tuvo en los pueblos marítimos y en los situados junto al Río Jucar muchos entusiastas. Alicante y  Castellón, pese a su capitalidad, han tenido un movimiento irregular; la primera de ellas no tiene piscina y Castellón ha de inaugurarla aún.
 
No se han dado grandes figuras nacionales, pero lo logrado se consiguió a fuerza de voluntad. Cuando pudo verse el resultado de lo que hace la técnica y la preparación, cuando iban dando sus frutos las enseñanzas de Pinillo y Majó – contratados como entrenadores por el dueño del Balneario “Las Arenas”, Don Antonio Zarranz – estalló la guerra, habiendo entonces más de 200 nadadores en activo. En cambio, ahora estamos como hace quince años, con el agravante de que no teníamos piscina, y si un gran espíritu de superación.
 
Se pueden datar los primeros pasos de la natación valenciana hacia 1910, año en que la Sociedad Gimnástica Valenciana convocó un concurso en su Puerto “visto por primera vez en Valencia”. Acudió numeroso público al Muelle del Martillo para presenciar las tres pruebas que se habían programado, los 100, 400 y 1.000m.libres. Un inglés, C.B.Price, se adjudicaba las dos pruebas extremas, 100m. en 2,51”,  y 1.000m. en 21 min., mientras el valenciano Miralles se adjudicaba la intermedia, 400m., en 14,35”. En la prueba más larga se disputaba la Copa Valencia, donde Miralles se clasificó antes que N.W.A. Cuthbernthon, terminando el festival con una carrera de patos, y tanto éxito obtuvo que se abogó por su celebración anual, aunque, finalmente, dejó de celebrarse.
 
Pese a estos precoces inicios la natación de Valencia capital no prospera. Hasta 1922 no se disputa ninguna otra prueba (por lo menos no hay constancia de ello) cuando Rafael Blanquer gana la disputada en la Playa de Las Arenas, “con más de cuarenta participantes”.
 
Aquel mismo año de 1922, en una piscina de 100m. construida dentro del puerto, nadadores alicantinos del Club Náutico de Alicante, tuvieron el honor de representar por vez primera en unos “Nacionales” a la natación valenciana. Ortiz es séptimo en los 100m.libres con un tiempo de 1,21”, seguido de Pastor, octavo en 1,23”; Almoguera es tercero de los 200m.braza, 3,35”0 y segundo en los 2.000m.de mar abierto, 44,04”2/5, mientras en el 5x50m.libres son segundos, aunque únicamente se presentaron a disputar la prueba el C.N.Barcelona y los alicantinos, con un equipo formado por Laviña, Almoguera, Ortiz, Garcia, y Agulló. Aunque no corresponde a pruebas de natación, destaquemos el nombre de Francisco Ortiz, que en estos campeonatos se proclama de manera sorprendente campeón de saltos de trampolín, mientras en las ediciones de 1923, 1924, 1926, 1927 y 1929, lo será de palanca, siendo el primer “nadador” olímpico valenciano, cuando fue seleccionado para los Juegos de París-1924.
 


David Ortega

Aunque con poco orden y concierto la natación valenciana parece que desea “arrancar”, puesto que el 6 de enero de 1924 se disputa con gran éxito, una Copa Reyes, organizada por el “Club Bancario” (cuyo Presidente recibe las felicitaciones de algunas personalidades y la del Marqué de Sotelo); Mateu gana los 60m., el inglés Young Weingaestner los 100m., mientras al final de la competición hay una exhibición de estilos, en la última fase de la cual se nadó “crol”, estilo desconocido en Valencia hasta aquel momento. Días después, 20 de enero, el equipo de la S.A. de Fuerzas Eléctricas, integrado por funcionarios británicos, desafía al Bancario a una prueba de 5x50m.libres, venciendo los valencianos (Fabra, Young, Sena, Valero de Palma, y Barjau) sobre los británicos (Armstrong, Howiewev, Canning, Payne, y Wight). Otro festival el 4 de mayo, con motivo de la Fiesta de la Cruz, mientras el 17 de septiembre don Manuel Martínez publica un artículo en “Las Provincias”, en el que lanza la idea de fundar el Club Natación Valencia y construir una piscina en terrenos de “Las Arenas”, puesto que cada vez es más difícil usar la dársena para “hacer” natación. Meses después, 25 de enero de 1925, le contestan, exponiendo que Don Antonio Zarranz es la persona más indicada para conseguirlo. Nada se logra, sin embargo, y aunque parece que la afición va creciendo, no se va a ver una piscina hasta 1934, cuando se inaugurará la del Club Náutico.

 
Rafael Blanquer destaca el 25 de agosto de 1925 en una prueba de mediofondo en Alicante. Silencio hasta dos años después, cuando Manuel Martínez recuerda que hace dos años intentó crear en Valencia un club de natación, reconociendo que habia fracasado en su intento, pero que creía que aquel era el momento oportuno. Se funda, efectivamente, el C.N.Valencia, así como también el Nurmi, el Tiburón de Ruzafa, y el Levante, y con 50 inscritos, el 28 de agosto de aquel 1927, se organiza una reunión en el Dique, donde Vidal gana los 100m. en 1,25”2, y German Schulten los 400m. en 7,05”, y los 800m. en 15,50”.  
 
El 11 de septiembre de 1927, el Sr. Zarranz organiza la primera prueba de fondo, desde el Dique Flotante a Las Arenas, que es ganada por Zabala. El 28 de este mismo mes se funden el C.N.Valencia y el Real Club Náutico, y el 10 de octubre se juega un torneo de water-polo en el Dique, e incluso se envía una delegación a la Travesía del Puerto de Barcelona, en la que Roggen se clasifica el 15o. y Salvador Fontana el 27o. El 12 de agosto se disputa una prueba de selección para la II Travesía del Mediterráneo (primitiva Dique – Arenas) que es ganada por Roggen, y el 26 toma el nombre de y Campeonato de Levante de Fondo, que se adjudica Luis D. Ocón, aunque Fontana gana fuera de concurso (por no haber participado en la prueba de selección). Surgen diferentes iniciativas, y el Levante lanza la idea de organizar una Travesía del Puerto, a semejanza de la que se disputa en Barcelona. El 1 de septiembre, invitado por la organización, el barcelonés Ramón Artigas, el mejor fondista español de aquel tiempo, se impone en la y Travesía del Puerto de Valencia, el mayor acontecimiento de aquellos tiempos heroicos de la natación valenciana.  
 
Hay “fiebre” por nuestro deporte. Se destina un velero, el “Montpensier”, como domicilio social de los diferentes clubs de natación, y se suceden las pruebas en las que destacan Vidal y Roggen. El 23 de enero la Federación Española autoriza al Levante para organizar una Federación Valenciana, y Raul Nacher, ayudado por Roggen, emprenden en la prensa una campaña pro-natación. El Arenas y el Levante continúan organizando pruebas, y el 16 de agosto nace un nuevo club, el C.N.Amateur. Fontana gana todas las pruebas, aunque Abad se impone en una de 2.000m. en un circuito triangular en Cullera, donde el olímpico Francisco Ortiz ofrece una exhibición de saltos.
 
En 1928 se disputan los “Nacionales” en Barcelona, aunque la participación de fuera de Catalunya se limita a un valenciano, Sebastià Fontana, del “Grupo Escolar de Alzira”, que logra un honroso tercer lugar en los 1.500m.libres, 26,07”5, y el cuarto de los 2.000m. en mar abierto, 50,10”.
 
Un año después, 1929, en los Campeonatos que se disputan en la recién inaugurada piscina de Montjuïc de Barcelona, y nuevamente es Fontana, esta vez en representación del Club Llevant quien lleva sobre sus espaldas la única representación de la natación valenciana, consiguiendo el quinto lugar de los 400 y 1.500m.libres, con tiempos de 6,57”5, y 27,53”.
 
En el Trofeo Reyes el alemán Carlos Krochman gana a Fontana, que tenia fama de imbatido (digamosque el mencionado Carlos Krochmann, más conocido por Carlos Mann, seria en 1934 campeón deEspaña de los 100m.espalda, aunque nadando por la Federación Balear). José Martínez vence en el Trofeo Falles sobre 400m., y en el Trofeo Primavera, Brotons logra la mejor marca de 100m., con 1,12”. En agosto de 1931 se constituye el Colegio de Jueces y Cronometradores, que tuvo en Don Juan Lledó a su primer presidente. No hay Travesia del Puerto, pero si se disputan varios campeonatos sociales. En 1932 se anuncia que al fin Castellón ha sido también ganada para la natación con una Travesía que gana Fontana, y en Alicante, por entonces, el Club Volga organiza un festival que incluso ya tiene participación femenina. 
 
En 1931 se funda en la capital valenciana el Club Natación Delfin, que muy pronto, solo dos años después, se incorpora a la competición nacional. Aquel año, en la piscina de El Lago, de Madrid, se disputan por vez primera unos “Nacionales” en la capital española, y a ella acuden también representantes de la natación valenciana, reunidos en dos clubs de la capital: el Delfin, y el Club Marítimo, consiguiendo un excelente conjunto de resultados. En los 100m.libres, Brotons es cuarto en 1,11”, Roman noveno en 1,19”2, ambos del Delfín, y Goncejo, del Marítimo, décimo en 1,26”2. En los 400m., Brotons es noveno, 6,29”6, seguido de Rogent, décimo, 6,38”2, y en los 1.500m.libres, Bayo, del Delfin, es octavo en 27,23”0, mientras Rogent, este del Marítimo, no termina la prueba. En los 100m.espalda, Bertolet, del Delfín, es séptimo en 1,53”, mientras en los 200m.braza, Abad, otro del Delfín, es descalificado. En los relevos 4x200m.libres, el Delfín (Rogent, Brotons, Bayo y Roman) es cuarto, 12,26”, mientras en los 3x100m.estilos es sexto, con Cruz, Abad, y Brotons. También, y por vez primera, hace su aparición la mujer valenciana (más que “la”, fue, al parecer, “una” mujer) con el séptimo lugar de Rogent en los 100m.libres, 1,54”0.    
 
José Martínez vuelve a ganar el Trofeo Falles, 400m. en 5,55”8. El C.N.Delfin se desplaza el 28 de junio a Alicante para disputar un encuentro con el C.A.Montemar. y el C.N.Volga, ganando los valencianos todas las pruebas. El 30 de julio de 1933, el castellonense Rafael Ballester gana el Campeonato de Levante de mediofondo, y el 13 de agosto, Roggen gana en Cullera, donde Fontana abandona. Con gran solemnidad se disputan los Campeonatos Alicantinos en los que destacan Garcia y Piqueras, y así llegamos a la primera piscina. El 5 y 6 de septiembre se inaugura la piscina del Club Náutico con un “match” contra Baleares, en el que Brotons consigue nadar los 100m. en 1,10”6, y que es el principio de toda una serie de festivales. Se celebra el Trofeo Tomás Palmada, y unos Campeonatos Universitarios, mientras los récords, que por iniciativa del atleta internacional José Lacomba debían aceptarse a partir de la piscina, empiezan a caer velozmente.
 
La natación es el rey de los deportes “amateurs” valencianos. La novedad de la piscina hace que en cada deportista haya un nadador. Se llega a montar un “match” de water-polo entre una selección formada por Molla, Fandos, Cruz, Minguez, Rius, Alamar y Morales, contra el club Wacker de Leipzig, que gana por 7 – 1. y termina el año 1933 con la primera participación valenciana en los Campeonatos de España, y la Copa Navidad, ganada por Roggen.   
 
Aunque Caparrós dice que en 1933 hubo la primera participación valenciana en unos Nacionales, y como hemos visto, había habido ya una primera participación, como hemos ido comentando. No sabemos si es que ignoraba dicha participación, o es que al hablar de “nadadores valencianos” se refiere únicamente a nadadores de la ciudad de Valencia, sin mencionar a aquellos alicantinos.
 
El 24 de enero de 1934 se disputa la “Challenge” Piera, ganada por el mismo nadador. El 6 de agosto se disputa un encuentro “Canoe – Valencia” en el que el canoeista Gardoqui supera el récord de España de 100m.braza en 1,22”, y Mata nada los 100m.espalda en 1,24”6, mientras el Canoe gana el water-polo por un claro 7 – 2. El 16 y 17 de agosto, se celebra un encuentro contra el C.N.Barcelona, y el 20, en Alicante, Cabezas gana la Vuelta a la Escollera, seguido de Bayo. El 28 compiten el C.N. Delfín y el Lago de Madrid, y el 1 y 2 de setiembre, una selección valenciana y los reusenses del C.N. Reus “Ploms”, ganando una jornada cada equipo.
 
En 1934, nueva intervención, aunque no tan numerosa como el año anterior, de nadadores valencianos en la edición de los Nacionales disputada de nuevo en Montjuïc, destacando el quinto lugar de Brotons en los 100m.libres, 1,12”4, y el séptimo de Ballester en los 1.500m.libres, con 27,17”4, mientras el 3x100m. estilos avanza hasta el cuarto lugar, 4,44”3, con un equipo formado por López, Abad, y Brotons.
 
1935 se inicia con la disputa de los Trofeos Fallas, Pasuia, y 14 de abril (aniversario de laproclamaciónde la República), en los que destacan Ballester y Brotons. En julio se disputa un C.N.Palma – C.N.Arenas. La Vuelta a la Escollera, en Alicante, es ganada por Luque, y el día 9 se celebra un encuentro internacional con los lisboetas del “Sport Alges e Dafundo”. El día 11, el Canoe contra el Arenas, donde Brotons logra, ya en piscina, 1,09”2 en 100m. El 3 y 4 de agosto el C.N. Arenas se desplaza a Sabadell, mientras el 13 y 14 los sabadellenses devuelven la visita a Valencia. Después, festivales en Castellón y Alicante; un C.N.Arenas – C.N.Barcelona; la Travesía al Puerto de Gandia, y los Campeonatos Regionales organizados por la Federación Valenciana, que son los más brillantes que se hayan organizado.
 
Llega al fin la piscina de “Las Arenas” con su original forma en “L”. Su propietario había visitado las más importantes de Europa, y dotó a la suya de todo lo mejor, sirviendo magníficamente de escenario a aquellos brillantes Campeonatos Nacionales de 1935, tan recordados por todos.
 
Los resultados de los últimos dos años, y la prevista construcción de la piscina de “Las Arenas”, hace que los clubs valencianos piensen en organizar unos “Nacionales” en aquella piscina ( 33’33m. y agua salada). Además de conseguirlos, se preparan para hacer el mejor papel posible,  gestionando la contratación de un técnico solvente. El escogido es José Pinillo, ex-campeón y ex-recordista español de los 50, 100, 200 y 300m.libres en el periodo 1924-1928, y que hasta aquel momento eran tambien entrenador de su club, el Natación Barcelona.
 
Disputados entre el 7 y el 9 de septiembre, y aunque sin ser extraordinarios (ha habido poco tiempo para conseguirlos mejores) los resultados de la representación valenciana animan al numeroso público que se desplaza hasta Las Arenas para ver los mejores “Nacionales” que se han dado hasta aquel momento, con una épica lucha entre los equipos de Catalunya y Castilla, con triunfo final de los catalanes, cuando sus rivales llegaban a la capital valenciana plenamente convencidos de que, por vez primera, podían arrebatarles el dominio de la natación española.
 
Por parte valenciana, en los 100m.libres, Brotons es octavo con 1,09”8; en los 200m.braza, Cabezas es sexto, 3,14”, y Sanfélix séptimo, 3,17”8; mientras en los 400m.braza, Sanfélix es quinto, 6,55”7, y Gómez, sexto en 7,08”5. En los relevos 4x200m.libres, quintos en 11,11”, con un equipo formado por Rives, Romaguera, Minguez, y Brotons), mientras en el 3x100m.estilos son sextos, 4,08”9, con Mata, Cabezas y Brotons, señalando un nuevo récord valenciano.
 
 También hay mujeres valencianas en la máxima competición, aprovechando la poca difusión de nuestro deporte entre el elemento femenino, para conseguir buenas clasificaciones: segundo lugar en los 400m.crol, con Zita Kussmault, 7,13” (muy por detrás de la catalana Carman Soriano, 6,04”); dos terceros lugares, con Coll en los 200m.braza, 3,48”, y el 3x100m.estilos, 5,30”, con Kussmault, Espí, y Coll, y quinto lugar de Villar en los 100m.libres, 1,47”2.
 
Sin embargo, el “tesoro” de la natación valenciana parecía estar escondido, aunque pronto a eclosionar, en la categoría infantil. Por vez primera, además de la categoría absoluta, se disputan igualmente unos “Nacionales” de la categoría “infantil” (aunque no hemos llegado a saber que edades comprendía esta categoría), y es en ella donde los valencianos consiguen sus mejores resultados, y, por tanto, sus máximas esperanzas de un brillante futuro. Un nombre suena fuerte, Montfort, sub-campeón de los 100 y 400m. libres, 1,12”6 (con Rochera, octavo en 1,25”7) y 6,10”8 (con Mozo, sexto en 6,32”3); Alvarez y González consiguiendo un magnífico doblete en los 100m.braza, 1,33”2, y 1,35”8; y Mozo y Montfort, finalistas de los 100m.espalda, cuarto y quinto respectivamente, en 1,39”, y 1,43”4, así como terceros en el 4x100m.crol, 5,32”8, con Mozo, Rochera, Moncho y Montfort.
 
Los récords valencianos siguen en progreso, y entra 1936 con los triunfos destacados de Bayo en los 400m. del Trofeo Falles; la mejora de de cerca de una docena de récords valencianos en un solo mes, destacando los 1,07”4 de Brotons en los 100m., y los 12,25” de Bayo en los 800m. Después, la guerra, durante la cual todavia se organizaran diversas pruebas que no tienen importancia técnica, pese a la participación de algunas figuras nacionales refugiadas en esta ciudad.
 
En 1939 se reanuda la natación, siendo el S.E.U. (Sindicato Español Universitario, el único sindicatouniversitario permitido por la dictadura franquista) y las Organizaciones Juveniles de la Falange las que le dan el primer impulso, aunque rápidamente se desvanece. Todavía destacan Miguel Mozo, Manuel Brotons, Serna, Mata, y Bayo. Luis Montfort apunta como futuro plusmarquista de velocidad, y Gandia comienza a dar nuevas figuras, como los hermanos Martínez. El S.E.U. va a Palma, y luego el equipo isleño devuelve la visita; entonces la natación femenina tenia tanta oportunidad como la masculina. Se participa en los Campeonatos de España de E. y D. (Educación y Descanso, organización sindical), donde Brotons señala 1,06”4 en los 100m. Salvador Ferrando destaca entre los infantiles y gana la velocidad de los Nacionales de esta categoría, disputados en Valencia, mientras Enrique Piris, de Cullera, logra vencer en todas las pruebas de fondo. Se disputa un interesante Barcelona – Valencia, y se siguen celebrando, aunque lejos de aquellos éxitos de antaño, las tradicionales travesías a los Puertos de Castellón y Alicante. En Valencia, toma el nombre de “Trofeo Eduardo Albacar.
 
A partir del año 1942 ya solo organizan algunas competiciones el “Frente de Juventudes”  y “Educación y Descanso”, llegándose rápidamente a una práctica inactividad. La temporada, corta ya de por si, se hace aun más breve por la falta de pruebas, y es en vano que un grupo de entusiastas intentan organizar alguna cosa. Lo que sale es forzado. Ya no hay nadadores, pues los mismos que hoy son productores, mañana nadan como universitarios, o como del “F. de J.”. No surgen figuras, y la propia Federación “Regional” se queda a veces algún año sin organizar sus Campeonatos, llegando en los últimos años a enviar únicamente dos representantes a los Nacionales Absolutos.
 
Es en Alcira, Cullera, Gandia, y Carcagente, donde aun parece que la natación no se ha apagado. El pasado año aun surgió Alemany, y pese a ello los récords se van superando lentamente, aunque esto no sea el exponente de una vitalidad en la natación valenciana, que hasta hoy todavía continua como aletargada, y a la que se ha abandonado demasiado, siendo a nuestro entender más difícil que nunca intentar ahora su puesta en marcha otra vez.
 
Y hasta aquí el articulo de J.A.Caparrós. Razón tenia al vaticinar tiempos difíciles para la natación valenciana, puesto que en los siguientes años difícilmente se va a oir hablar de ella. Es verdad que, como él mismo dice, la Federación Valenciana continuaba enviando nadadores a los Nacionales, aunque con resultados harto discretos. Digamos, pues, que en los de 1941, nuevamente vuelve a ser en las pruebas de saltos donde demuestran su gran valía, con el doble triunfo de Rafael Brines en trampolín y palanca, siguiendo los pasos de Francisco Ortiz. En natación, únicamente Mozo llega a la final absoluta de 100m.espalda, 6o. en 1,23”6, mientras Palanca es 5o. de la final de 100m.braza, categoría infantil, con 1,38”1. Pocos días después de estos absolutos, y en un festival “inter-regional”, aparecen los nombres de Ferrando y Coll, 3o. y 4. de los 200m.crol, con 2,46”2, y 2,57” respectivamente, así como los saltadores Brines y Molins.
 
En 1943 se participa en algunas pruebas, con los mejores resultados para el fondista R.Martínez, único que se clasifica para una final, 7o. de los 1.500m.crol con 24,22”5 (23,36”6 en eliminatorias), que también es 8o. en 400m.crol, 5,49”8, y 10o. de los 100m.espalda, 1,33”. También intervienen, Moreno, 14o. de 100m.crol, 1,15”9; Mozo, 15o. de los 1.500m., 25,57”; A.Martínez, 16o., 3,30”6, y Gallach, 18o., 3,42”6, en los 200m.braza; Mozo, 9o. de los 100m.espalda, 1,24”8, y un equipo de 4x200m.crol, que se clasifica en 9o, y último lugar, 12,05”6, con Mozo, R.Martínez, Moreno, y Coll. Una vez más, la mejor clasificación es para un saltador, el ya citado Molins, con su 4o. lugar en trampolín. 
 
Continúa la misma tónica en los años siguientes. En 1944, con dos únicos participantes, aunque con un 100% de finalistas, puesto que Ferrando es 7o. de la de 100m.crol, 1,07”8, mientras Navarro es 5o. en las dos pruebas de saltos. Al año siguiente, 1945, otros dos participantes, con Ferrando en los 100m. crol, aunque esta vez no consigue ser finalista, 9o. en 1,08”8, y Durich, 13o. de los 200m.braza en 3,21”6. 
 
En 1947 tiene lugar un cambio de nombre de la Federación, que pasa a denominarse “Federación de Levante”. En los Nacionales, Alemany es finalista de los 1.500m., 6o. en 22,54”4 (i 11o. en 400m., 5,51”4); Ferrando 8o., 1,08”1, y Muñoz 13o., 1,13”, en 100m.; Renart 13o. en 400 y 1.500m., 6,32”4 y 25,38”8, mientras el 4x200m. (Ferrando, Alemany, Muñoz y Renart) es 8o. y último con 11,25”8. Siguen, en cambio, los triunfos en saltos, de los que Brines es campeón en los de trampolín, y segundo en los de palanca. No se participa en 1948, mientras en 1949, y aunque parcamente, aumenta la participación: Alemany y Sampedro nadan la prueba de fondo, 1,500m., en los que son 9o. y 13o., con 23,46”5, y 25,47”5 respectivamente; el 4x200m. es 9o. y último en 11,35”6, con un cuarteto formado por Garcia. Alemany, Núñez, y Sampedro), y su única representante femenina, la bracista Rodriguez, es 6a. de los 200m.braza en 4,02”8.
 
Sin grandes resultados, la natación valenciana va sobreviviendo durante gran parte de la década de los 50, e incluso, en 1957, organiza, por segunda vez en la piscina de “Las Arenas”, unos Nacionales Absolutos. Al año siguiente, 1958, asciende al puesto de Presidente de su Federación el hombre que, junto con su equipo directivo, va a revolucionar la natación valenciana. Este hombre es JoséPepeSagreras.
 
Nacido en 1905, nadador de los primeros tiempos, inició su carrera como directivo al ser elegido como Vocal de la naciente Federación Valenciana en 1933; dos años después pasó a Secretario. Después de la “Guerra Incivil”, en 1947, pasó a Presidir el Colegio de Árbitros y Cronometradores, y nuevamente Secretario General entre 1948, y 1957, año en que pasó a presidir la Federación, prácticamente hasta su muerte, en 1978 (había dimitido pocas semanas antes, consciente ya de su mortal enfermedad). Sagreras, verdadera “alma mater” de la natación valenciana, organizó y difundió la natación por tierras alicantinas y castellonenses, fomentando la fundación de diferentes clubs, siendo el gran impulsor de la construcción de la primera piscina cubierta valenciana, la “Valencia”, de 33,33m., que el mismo año de su inauguración, 1965, albergó la disputa de la octava edición de los Nacionales de Invierno.
 
Ma.Carmen Soto es la figura señera de la natación valenciana en esta década. En 1958, su mejor año, es tercera de los 100 y 400m.crol y 100m.mariposa (1,12”9, 6,00”7, y 1,28”8), en los Absolutos de Verano que se disputan en la piscina de la Casa de Campo de Madrid, y volverá a ser tercera de los 100m. crol cuatro años después, en los de Sevilla-1961. Aquel mismo año, 1958, Ma.Carmen se convierte también en la primera nadadora (i nadador) valenciana que aparece en el ranking de récords absolutos españoles, al conseguir dos tiempos de 1,10”2, y 2,38”0 en los 100 y 200m.crol.
 
 En 1963, el recuento de la FENA sobre el número de piscinas “deportivas” que existen en España, da para la Federación Valenciana un total de 29 (únicamente dos de ellas cubiertas), repartidas entre las 22 de Valencia, las 4 de Alicante, y las restantes tres de Castellón. En Valencia se reparten entre las 8 de la capital (una de 50m., 4 de 33’33m., 2 de 25m., y 1 de 33’33m. cubierta), repartiéndose las otras 14 entre diferentes poblaciones (Llíria, con una de 25m. cubierta; Puerto Sagunto, Alzira, Carcagent, Paiporta, Catarroja, y Utiel, todas de 25m.; Gandia, con 2 de 33’33m.; Buñol, y Torrente con 1 de 33’33m.; y La Eliana, Chulilla, y Requena, con una de 50m.). En Alicante se reparten entre la capital, y Elx, ambas de 33’33m.; La Cañada, de 25m., y Alcoi, de 50m., mientras las tres de Castellón se reparten entre la capital, 33’33m.; Viar, 25m., y La Vall d’Uxó, 50m.  
 
A partir de aquellos años, el progreso se hace ya imparable, aunque no vamos a pararnos mucho en describirlo, dejando el trabajo para otros más preparados para hacerlo. Citemos únicamente unos nombres más, como pauta de lo que ha sido la natación valenciana: como campeonas de España, Ana del Olmo, primera en conseguir un título absoluto, 100m.braza en 1971; la fondista alicantina Ana Tormo; la fugaz bracista castellonense Clara Eugenia Asarta, y, ya en nuestro siglo, la espaldista y estilista Mercedes Peris, o la estilista gandiense Aina Conca.
 
Entre los hombres, el primer campeón de España fue el alicantino José Antonio Chicoy, 100 y 200m.crol, siguiéndole el espaldista gandiense Enrique Melo; el bracista Miguel Angel Ona; el mariposista y espaldista castellonense José LuisJoseleBallester, 25 títulos entre las tres pruebas de mariposa (además de uno en los 100m.espalda), en una fructífera carrera que se extendió entre 1986 y 1996. A caballo entre los dos siglos tenemos otro castellonense, el espaldista David Ortega, con 22 titulos, conseguidos entre 1996 y 2005, y, finalmente, ya en nuestro siglo, al bracista Pablo Serra, y al estilista ilicitano Carlos Vives.
 
A esta lista habría que añadir (aunque no lo haremos nosotros) a todos aquellos que, sin ser valencianos, consiguieron títulos encuadrados en clubs valencianos (Nina Zhivanevskaya, Ivan Aguierre, Marcos Rivera, Eduard Lorente, entre otros), pero también otros que, por el contrario, siendo valencianos, han conseguido títulos por clubs que no estaban ubicados en esta comunidad. De entre los más destacados citemos al bracista castellonense (aunque afincado en Gandia) Ramon Camallonga, dominador de los 100m. de su estilo entre 1986 y 1991, nadando por el C.N.Barcelona, o Rocio Ruiz, otra bracista, andaluza de nacimiento, aunque elevada deportivamente en el C.N.Ferca San José de la experta mano de Manuel Barrachina, campeona de braza
 
Como es lógico, una gran parte de todos los citados como campeones de España han sido, igualmente, recordistas, tanto en piscina grande como en pequeña. Sus respectivos títulos y récords pueden verlos nuestros lectores interesados en ello, en la página web de la FEN.
 
José Antonio Chicoy, México-1968, fue el primer olímpico valenciano, alcanzando las semifinales de los 100m.crol, y la final de los 4x100m. estilos, en la que el equipo español fue 8o.clasificado. Enrique Melo, Munich-1972, fue el siguiente representante valenciano en un equipo olímpico, y aunque no nadó pruebas individuales, si puede enorgullecerse de haber estado en una final olímpica, al conseguirlo con el cuarteto de 4x100m.crol, además de haber nadado las eliminatorias del 4x100m.estilos. No se reanuda la participación olímpica valenciana hasta 1988, cuando “JoseleBallester es seleccionado para integrar el equipo que se desplaza a Seul, donde nada los100 y 200m.mariposa, 18o. y 24o. respectivamente, y el 4x100m.estilos, 12o.lugar. El citado anteriormente Ramon Camallonga, también estuvo presente en la capital coreana, nadando únicamente el 4x100m.estilos, aunque lo hizo como representante del C.N. Barcelona.
 
Nueva representación valenciana en 1992, repitiendo actuación “Josele” Ballester, entonces entrenando en la Universidad de Florida, que nadó los 200m.mariposa, 21o. lugar. Repitió también Ramon Camallonga, ahora en el C.N.Metropole, 21o. en 100m.braza, y 10o. con el cuarteto de 4x100m.estilos. También Rocio Ruiz estuvo en aquellos Juegos de Barcelona, aunque en aquel momento pertenecía al C.N.Catalunya de Barcelona. Tercera selección olímpica para “Josele” en los Juegos de Atlanta-1996, donde nada los 200m.mariposa, 29o. lugar. Nuevamente única representación valenciana en los Juegos de Sydney-2000, con la actuación del castellonense David Ortega, que consigue pasar a semifinales de 100m.espalda, y nada la posta de este estilo en los 4x100m.estilos, consiguiendo el 15o. lugar en ambas pruebas. y aunque no sea excesivamente “ortodoxa” (por lo menos para nosotros) mencionemos también la triple representación “valenciana” en los Juegos de Atenas-2004, con Nina Zhivanevskaya, Eduard Lorente, y Marco Rivera.
 
Mencionemos, finalmente, las exitosas actuaciones de David Ortega en diferentes Campeonatos de Europa, con un título de los 100m. en los de Helsinki-2000; dos medallas de bronce de los 50m. en estos mismos de Helsinki, y de Madrid-2004, así como otros tres puestos de finalista, todos en 50m., en Estambul-1999, 5o.; Berlin-2002, 4o., y Budapest-2006, 7o. También en el orden internacional, los títulos de los Juegos Mediterráneos conseguidos por José Antonio Chicoy, 100m.crol en Túnez-1967; el de los 100m.braza para Ramon Camallonga en los de Narbona-1993, así como los dos segundos lugares de “JoseleBallester en 100 y 200m.mariposa en los de Latakia-1987; otro segundo lugar, este de Rocio Ruiz en los 100m.braza de los de Atenas-1991; los tres podios en espalda de David Ortega, segundo en los 50m. de Almería-2005, y tercero en los 100m. de Túnez-2001 y Almería-2005, y, finalmente, los dos de Mercedes Peris, en Almería, también en espalda, con su segundo lugar en los 100m. y el tercero en los 50m.
 
Guillem Alsina