Orjan Madsen se irá de Alemania y los británicos apuestan por Dennis Cotterell


Dennis Cotterell

En el mes de junio anunciamos los planes de la federación británica para reforzarse para la preparación de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Eso es, un presupuesto descomunal y la ambición de hacer todo lo posible para capitalizar los esfuerzos del australiano Bill Sweetenham en “sus” Juegos.

 
A principios de septiembre, Sweetenham, director del alto rendimiento británico, dimitió anticipadamente de sus funciones después de verse expuesto a multitud de acusaciones y presiones. Bill disponía de contrato hasta el 2008 y tenía la oferta de la federación británica para continuar hasta el 2012.
 
Entre los planes de esta federación está la contratación de seis entrenadores de élite mundial junto con la persona que deberá sustituir al hueco que deja Sweetenham. Ahora, meses antes de Pekin 2008, parece que pasamos de los rumores a la acción.
 
Por un lado, el noruego Orjan Madsen, actual director técnico de la selección alemana de natación, ha anunciado que no continuará después de los JJOO y por el otro en Australia ha levantado cierta polémica el hecho que la Federación Británica haya realizado una sustanciosa oferta a Dennis Cotterell que multiplicaría por 6 su salario.
 
El órdago lanzado por los británicos es visto con mucho recelo por los australianos que temen ver la partida de otro de sus baluartes, responsable de los éxitos de nadadores de la talla de Grant Hackett.
 
En declaraciones al periódico The Australian, Cotterell deja clara su postura: “estoy entrenando con muy pocos medios y si eso no se resuelve estaría loco si no considerara la oferta británica. No es de recibo que tenga que entrenar personalmente a un grupo de 30 nadadores y que nadie aporte los fondos para contratar a un ayudante. Hablaré de ello con el club (Miami) y con el director técnico de la federación australiana Alan Thompson”.
 
Orjan Madsen por su lado fue considerado como objetivo de la federación británica y entra dentro de todas las quinielas para completar la lista de seis entrenadores a razón de 300.000 euros anuales de salario, aunque su anuncio sobre su dimisión no se ha relacionado con este tema, es posible que pronto existan noticias al respecto. Según Madsen “mi misión durante los dos años y medio en Alemania se ha cumplido, tengo 62 años y deseo centrarme en otras cosas”.
 
Roger Torné