Frédéric Vergnoux, el mejor entrenador del año de Gran Bretaña

Por segundo año consecutivo, la natación británica ha distinguido al francés Frédéric Vergnoux como el mejor entrenador del año de la Gran Bretaña. Los resultados obtenidos por sus nadadores en el pasado Campeonato del Mundo de Melbourne, incluida la medalla de plata de Kirsty Balfour en los 200 braza, ha hecho que la balanza se inclinara una vez más hacia el francés.
 
Frédéric Vergnoux, de 33 años, es el entrenador principal del City of Edinburgh Swimming en Escocia donde entrena desde enero de 2005 cuando sustituyó al inglés Tim Jones. Antes había sido el responsable de la natación de alto nivel en Clichy 92 en Paris durante dos años.
 
Fred fue siempre una persona inquieta y desde muy joven, cuando dejó de nadar, empezó a entrenar en Francia, USA y Sudáfrica hasta recalar como entrenador de los grupos de edades de Racing Club de France (1998-2000).
 
Gracias al éxito de sus planes de entrenamiento para nadadores de Bielorrusia fue director técnico de ese país durante 2002. Allí entrenó a Alena Popchanka hasta convertirla en Campeona del Mundo en 200 libre en Barcelona 2003. También entrenó al sudafricano Darian Townsend, quien formó parte del relevo 4×100 libre masculino campeón olímpico sudafricano en Atenas 2004.
 
Coincidiendo con su marcha a Escocia, se casó en Paris con Alena Popchanka el 22 de enero de 2005, momento en el que Alena escogió la nacionalidad francesa.
 
Vergnoux, es un estudioso de la natación. Su formación incluye una licenciatura en educación física, un master en fisiología y otro en biología de entrenamiento. Siempre ha tenido mucho interés en el aprovechamiento de la informática y las imágenes para su aplicación en la natación. Hace unos años publicaba con frecuencia en la web norteamericana www.swiminfo.com.
 
Actualmente su grupo de entrenamiento lo forman los nadadores Kirsty Balfour, Alena Popchanka, Megan Gilchrist, Robyn Matthews, Gregor Tait, David Leith , Kris Gilchrist, Robert Lang, Iain MacMillan, James Thompson y Michael Jamieson.
 
En unas recientes declaraciones Vergnoux hablaba sobre su trabajo “realmente mi trabajo es muy sencillo, no se trata de ingeniería de cohetes, observo al nadador y detectamos lo que hace bien y lo que hace mal. Para lo que hace algo mal probamos de cambiarlo y mediante repeticiones mejoramos el rendimiento, la clave está en el análisis del nadador”
 
Roger Torné