Aaron Peirsol vuelve a los entrenamientos

Hace tiempo que no sabíamos nada de Aaron Peirsol, pero ahora ya sabemos el motivo. Desde que terminó el Open de Paris ha estado de vacaciones. El lunes empezó la temporada con un entrenamiento de 6.000 yardas (unos 5.400 metros).
 
El entrenamiento consistió en 3×200, 3×100, 3×50 y el resto todo seguido nadando en diferentes estilos. Aaron, en su blog, se queja que le costó mucho completar el entrenamiento al que dedicó cerca de 2 horas. De momento solo hace una sesión. En los próximos días se sentará con Eddie Reese, su entrenador, para preparar la temporada con un calendario de entrenamientos y competiciones.
 
Aaron estudia en la Universidad de Texas donde empezó curso a principios de septiembre de su postgrado de Ciencias Políticas que espera terminar este semestre.
 
Peirsol tendrá un año olímpico atareado pues tanto Michael Phelps como Ryan Lochte no se lo pondrán nada fácil en las pruebas de espalda. En Melbourne rebajó su record del mundo de 100 espalda hasta dejarlo en 52.98 pero Ryan Lochte le arrebató el de 200 espalda con 1:54.32 y ha visto como Phelps realizaba unos impresionantes 1:54.65 en los nacionales USA mientras que paralelamente Peirsol marcaba 1:54.77 en el Open de Paris. Phelps además marcó solo tres centésimas por encima del record de Peirsol en el hectómetro de espalda.
 
Después de hacer un poco de turismo por Paris, una vez terminado el Open de la capital francesa, Aaron se fue de vacaciones a Costa Rica, donde se está construyendo una casa con su familia y donde disfruta practicando surf. Luego fue a su California natal a pasar unos días con su familia y visitó a un amigo cerca de Naschville, en Tennessee, antes de volver a la rutina en Texas.
 
Aaron Peirsol es un miembro muy activo de la fundación Oceana, que se dedica a intentar proteger los ecosistemas marinos denunciando las malas prácticas en todo el mundo y promoviendo medidas ecológicas. Peirsol se vale de su figura para asistir y dar publicidad a actos de la fundación.
 
Roger Torné