Phelps, Vendt y la opinión de Bob Bowman sobre sus principales nadadores

El Club Wolverine con sede en el Canham Natatorium en la Universidad de Michigan avasalló en la clasificación conjunta por puntos en el pasado Campeonato Nacional USA bajo el liderazgo de su entrenador y de su estrella Michael Phelps.
 
El club, en el que militan unos cuantos de los mejores nadadores del país acudió con 38 nadadores con la excepción de Kaitlin Sandeno y Alex Vanderkaay (hermano menor de Peter) que estuvieron preparando en Thailandia la Universiada.
 
Algunos de ello participarán en el próximo Open de Japón, mientras que este martes Michael Phelps se fue a Pekin para participar en los actos que tienen lugar para celebrar la inauguración del año olímpico justo 365 días de la inauguración de la XXIX Olimpíada. Luego se reunirá con sus compañeros para preparar el campeonato.
 
Al término de los nacionales, Bowman hizo una valoración de sus principales nadadores:
 
Michael Phelps: “Tenemos una buena foto de donde ahora está y sabemos donde necesitamos ir. Tiene velocidad. Todo indica que estamos en un buen lugar para comenzar a trabajar.”
 
Erik Vendt: “Fue la competición de su carrera y hacerlo después de solo un año de volver a nadar tiene su mérito. Necesita poder llevar la velocidad que él tiene en los 800 para 1.500 metros.”
 
Peter Vanderkaay: “Se está trabajando ganarse una medalla en una prueba individual, en los 200 y los 400 libre. Necesita trabajar en su estrategia en los 400 un poco y ser un poco más agresivo.”
 
Davis Tarwater: “Estoy contento con su mejor tiempo (en los 200 mariposa). Pero él puede ir más rápido. Tenemos que trabajar en sus virajes.”
 
Kaitlin Sandeno: “Cuando vuelva de Tailandia, vamos a intentar escoger las pruebas que ella debe nadar para enfocar mejor el trabajo.
 
Como nota anecdótica contar el pacto que hicieron Phelps y Vendt tras el campeonato: a partir de ahora y hasta que en el mes de junio de 2008 se celebren los trials para poder optar a una plaza para los JJOO, los dos se entrenarán cada día juntos, sin realizar ni un solo día de descanso, 318 días de entrenamientos sin parar.
 
Según Phelps “este será el último año de natación de Erik y realmente mi última oportunidad para realizar o al menos intentar algo que jamás nadie logró. Así que vamos a realizar todo lo posible para conseguir nuestra mejor preparación y puesta a punto”.
 
Roger Torné