Historia de la natación en Andalucía

La natación andaluza se estructura en un principio prácticamente alrededor del Club Natación Sevilla, fundado por un grupo de aficionados, allá por el año 1931, iniciando su práctica en una piscina existente en el denominado Cerro del Águila. La instalación, de unos 66 metros de largo por 30 de ancho, ofreció a aquellos primeros nadadores andaluces la posibilidad de ejercitarse, aunque sin que las competiciones salieran de un ámbito puramente local, por las dificultades que había en aquellos tiempos en la comunicación entre las diferentes regiones.

 
En 1933, el C.N.Sevilla se traslada a unas instalaciones de la Calle Trastamara, dotadas de una piscina descubierta de 25m., donde se inicia un progresivo aumento de la práctica deportiva, que queda cortada por el estallido de la Guerra civil. La única referencia que hemos conseguido de la natación andaluza a nivel nacional antes de 1936 ha sido un 6o. lugar de Sebastian Recasens en los 1.500m.libres, 26,09”8, y un 7o. de Gómez en los 100m.libres, 1,16”6, de los “Nacionales” disputados en 1934 en Montjuïc. Para los de 1936, que iban a disputarse en Palma de Mallorca, se había inscrito un equipo de la Federación Andaluza, aunque finalmente no llegaron a disputarse a causa de la rebelión militar que dio paso a la conflagración.
 
Es a partir de 1941 cuando se reemprende la actividad natatoria, aunque siempre circunscrita mayoritariamente a Sevilla, y más concretamente, al C.N.Sevilla. Aquel año, un sevillano, José Sánchez Parodi, conquista el primer título de campeón de España para la natación andaluza, cuando en los Campeonatos Infantiles de España se proclama campeón de los 100m.crol, y segundo en los 100m.braza.
 
En categoría absoluta, señalemos únicamente el 5o. lugar del 4x200m.crol en 11,11”7, aunque no hemos podido conseguir los resultados de las eliminatorias, en las cuales, suponemos, debian nadar alguno de los componentes de este 4x200m.
 
Dos años después, 1943, en los Campeonatos Absolutos disputados en la ya desaparecida piscina de Montjuïc, 50m., Sánchez Parodi se convierte en el primer andaluz campeón absoluto de España al imponerse en los 200m.braza con un tiempo de 3,06”4. Pero no es únicamente Parodi quien brilla en Barcelona, puesto que le acompañan otros nadadores que tienen una destacada actuación, clasificándose algunos de ellos para las respectivas finales, e incluso subiendo al podio de campeones. Así, el velocista Manuel Martínez se coloca como segundo de los 100m.crol con un tiempo de 1,06”8, por detrás del campeón, el madrileño Rafael Pio de los Casares, 1,05”9, mientras el equipo de 4x200m.crol se coloca en un apreciable cuarto lugar, tras las “tres C” (Canarias, Castilla, y Catalunya) con 11,03”6, y un cuarteto formado por Cañete 2,38”3; Santos 2,57”2; Parodi 2,49”0, y Martínez 2,39”1; Nogueroles es 6o. de la final de 200m.braza en 3,13”8. Además, en las eliminatorias, Cañete se clasifica 6o. de las de 100m.crol con 1,08”4, y Manuel Martínez 10o. con 1,09”9; Abad 15o. de los 400m.crol, 6,42”4, y Santos 10o. de los 1.500m.crol en 24,28”7. Entre todos, otorgan al equipo un magnífico cuarto lugar en la clasificación por Federaciones “Regionales”.

Puerto de Málaga
 
1944. Baja ligeramente el nivel. La baja forma de Parodi, su máxima figura, arrastra el resto de compañeros, lo que repercute en la puntuación final, en la que el conjunto andaluz pasa al séptimo y último lugar. Parodi pierde el título, y solo es cuarto de los 200m.braza con 3,10”6, mientras el 4x200m.crol desciende hasta el 7o. lugar, 11,34”9, con un equipo formado por Vicente Abad, Diaz, Parodi y Manuel Martínez, siendo los únicos finalistas andaluces de esta edición. En las eliminatorias, Martínez es 8o. en 1,08”3, y Vicente Abad 14o. en 1,14”2; en 400m.crol, Martínez 10o. en 6,02”0, y C.Vázquez 14o. en 400 y 1.500m.crol, 7,01”1, y 28,26”4, respectivamente.
 
1945. Se inaugura la temporada de competiciones a principios de junio (evidentemente la piscina descubierta no permitía muchas alegrías) aunque los nadadores ya habían iniciado los entrenamientos a principios de mayo, y rápidamente empiezan a superarse récords regionales. 3,53”2 para el C.N.Sevilla (Isidoro Martínez, Sánchez Parodi y Manuel Martínez) en el 3x100m.estilos; Parodi, 1,26”2, 3,05”8, y 8,29”4 en 100, 200, y 500m. braza; Isidoro Martínez, 1,20”4 y 3,01”6 en 100-200m.espalda; Manolo Martínez le arrebata el récord de los 100m.espalda a su hermano Isidoro, 1,18”5, y señala un nuevo récord en los 400m.crol, con 5,45”0; mientras Angelina Neergaard se erige en la mejor nadadora andaluza, estableciendo diferentes récords: 400m.crol en 8,01”4; 100m.espalda en 1,51”0, y 100 y 200m.braza en 1,53”8 y 3,56”8.
 
También Málaga se “espabila”, organizando sus “Campeonatos Provinciales” en los que destaca el bracista Nogueroles con unos sorprendentes 1,21”2, aunque al ser conseguidos en la dársena del puerto, con agua salada, y, sobre todo, con distancia al parecer no muy bien medida, hace que se pongan bajo sospecha este y otros tiempos conseguidos por el propio Nogueroles.  
 
En agosto, piscina del C.N.Sevilla, 25m., se disputan los Campeonatos Regionales Absolutos, en los que la natación andaluza (aunque todos los campeones, y casi todos los participantes, pertenecen al C.N.Sevilla) muestra su progreso: Manuel Martínez supera el récord de los 400m.crol en 5,43”5. Otros campeones: el mismo Martínez, 1,07”0 en 100m.crol; Santos, 23,32”0 en 1.500m.crol; Vicente Abad, 1,17”4 en 100m.espalda; Parodi, 3,12”2 en 200m.braza, y el C.N.Sevilla el 4x200m.crol, 11,01”7, mientras la Srta. Neergaard, nadadora completa ella (i, por lo que parece, única participante) hace el “cupo” venciendo en todas las pruebas femeninas: 100 y 400m.crol, 1,41”0 y 8,23”1; 100m. espalda, 1,56”2, y 200m.braza, 4,00”3. En otras competiciones, se superan diferentes récords: Neergaard rebaja el de los 400m.crol a 8,01”4, y el de los 100m.espalda a 1,51”0;
 
Aunque la ausencia de Parodi representa un gran “handicap” de caras a la clasificación por equipos, toda esta actividad hace que se desplace un equipo muy completo para los Nacionales que aquel año se disputan en la piscina de 25m. del C.N.Helios, donde se clasifica octava y última por equipos, con un solo punto en categoría masculina, y sexta, y también última, en categoría femenina, con 6 puntos, aunque sus nadadores no se portan nada mal, consiguiendo llegar a varias finales: Manuel Martínez, 8o. en 100 y 400m.crol, 1,08”2 (1,07”6 en eliminatorias), y 5,57”8; Santos 8o. en 1.500m.crol, 24,03”8 (23,42”8 en eliminatorias); Isidoro Martínez, 6o. y Vicente Abad 7o. en 100m.espalda, 1,20”6 y 1,22”6 (1,19”5 en eliminatorias) respectivamente, mientras el equipo de 4x200m.crol es 7o. en 11,10”6, con Martinez, Santos, Abad, y Pérez). No pasan de las eliminatorias: Vicente Abad 12o. en 100m.crol, 1,10”3; Manuel Martínez, 9o., y Santos 10o. de los 400m.crol, 5,49”8 y 5,52”8, y Guillermo Pérez, 13o. en 1.500m. crol, 25,11”4. Por vez primera (siempre según nuestros datos) participa una nadadora andaluza en unos Nacionales, la ya nombrada Neergaard, que es 5a. en los 100m.espalda, 1,48”6 (1,45”6 en eliminatorias), así como en 200m.braza, 3,56”2.
 
1946 ve aumentar la actividad de la natación andaluza. En Málaga se funda el C.N.Málaga, que inicia su andadura con la organización de una Copa Navidad, seguida, 8 de febrero, del Trofeo Arrese (que por lo visto se había disputado en anteriores años, puesto que la nota habla “del anual Trofeo Arrese”) mientras el 13 de marzo, se disputa una prueba sobre un recorrido de 113 metros, que es la distancia que separa los transversales del puerto, y, ya en agosto, la Travesía al Puerto, en la que vence Ricardo Mérida con 9,46”7 en el recorrido de 600m., aunque la ciudad sigue sin piscina, utilizando únicamente las aguas del puerto como marco de competición, en el que incluso se disputa un encuentro de water-polo, con victoria del C.N.Sevilla frente a los locales por 4-1. También se organizan travesías en varios puertos de las costas, Almería, Motril, y en Sevilla la II Travesía al Guadalquivir, que ganan Santos en 23,10”, y la inefable Srta. Neergaard en categoría femenina, para un recorrido de 2.250m. entre los puentes de Isabel II y Alfonso XIII.    
 
Además de la actividad de los pocos clubs que existen, también hay que reseñar la de organizaciones afines al régimen, como pueden ser las de “Educación y Descanso”, o las del “Frente de Juventudes”, aunque ninguna de ellas se muestra capaz de levantar el nivel deportivo, y únicamente usan las competiciones como medio propagandístico de las “excelencias” del régimen. Así, “Educación y Descanso” interviene en la organización de los Campeonatos Regionales, que se disputan en Cádiz, los 14 y 5 de agosto, con victorias de Vicente Abad en 100m.crol, 1,11”5 y 100m.espalda, 1,21”8; Santos los 400m.crol, 5,55”3; Parodi los 200m.braza, 3,16”5, y el C.N.Sevilla los 4x200m.crol, 11,54”6. Angelina Neergaard, continua con su “razzia” de títulos, llevándose los de 100m. crol, 1,30”3 (récord andaluz), 100m.espalda, 1,53”5, y 200m.braza, 4,07”3.  
 
La natación andaluza se “internacionaliza”, compitiendo en un curioso encuentro contra nadadores de Gibraltar (i decimos curioso ya que nos ha extrañado mucho encontrar esta confrontación, en unos años donde el tema de Gibraltar estaba muy “caliente”, y este encuentro podía ofrecer un “status” de país independiente a un pedazo de tierra que el gobierno español siempre reivindicó como “suelo español”). Los andaluces ganan todas las pruebas, y el W.P. por 6-4.
 
En los Campeonatos Sociales del C.N.Sevilla, Parodi supera su propio récord regional de los 200m. braza con 3,05”3.
 
Buena participación en los Nacionales de este año, que se disputan en la piscina de La Solana (La Coruña) de 33’33m. y agua de mar. Vuelta a unos Nacionales de Parodi, aunque nunca volverá a su forma de 1943 (cuando fue campeón de España) y que ahora es 6o. de los 200m.braza en 3,11”0; Abad continua su progresión, y es también 6o. en los 100m.espalda, 1,20”1 (1,18”2 en eliminatorias). En eliminatorias se queda el mismo Abad, 8o. de los 100m.crol en 1,08”4; Santos 9o. de 1.500m.crol en 24,15”0, mientras el 4x200m.crol es 8o. en 11,12”0 (Abad, Santos, Parodi, y Rodriguez). En categoría femenina, Neegaard continua siendo la única andaluza que puede participar en unos Nacionales, siendo esta vez 5a. en 100m.crol, 1,25”8 (1,25”5 en eliminatorias, con nuevo record andaluz), y 6a. en 400m. crol, 7,16”2, igualmente con récord andaluz. 
 
En 1947, uno de los míticos de la natación española, Ramón Artigas se hace cargo de la preparación de los nadadores del C.N.Sevilla, y parece que sus enseñanzas dan rápidos resultados. Se “destapa” un nuevo valor, Francisco Blanco, que en los Sociales del C.N.Sevilla supera claramente los récords de100 y 200m.braza con unos tiempos de nivel nacional, 1,19”6 y 3,03”7 (nadando en mariposa) mientras el resto de nadadores también progresan, e incluso la natación femenina parece que empieza a expandirse. Vicente Abad gana los 100m.crol y l00m.espalda, 1,07”9, y 1,17”3; Santos los 200 y 800m.crol, 2,44”5, y 12,30”1; la Srta. Martin gana los 100m.crol en 1,41”5, y la Srta. Reinoso (en aquella época se anteponía siempre el Srta. o Sra. a todos los nombres femeninos) los 100m.braza, 1,48”3, y los 100m.espalda, 1,52”6.    
 

Jerez 1969
Se celebran una competición preparatoria para designar los nadadores del C.N.Sevilla que van a enfrentarse por segunda vez a los nadadores gibraltareños, y Abad supera su récord andaluz de los 100m.espalda, 1,15”1, mientras la Srta. Reinoso supera el de los 200m.braza con 3,56”0. Ya en la competición con los de la “pérfida Albión” (todos los nadadores gibraltareños tienen nombre inglés) se bate un nuevo récord andaluz cuando Abad, Blanco y Galiano señalan 3,45”2 en los 3x100m.estilos, y, siempre en el más puro estilo de la época, la Srta. Reinoso se impone en los 100m.braza a “Miss” Richards. En W.P., Gibraltar se impone en el primer partido, 8-4, pero pierde el segundo por idéntico resultado.
 
Se disputan travesías en Málaga, Almería y Huelva, mientras Guillermo Pérez y Manolita Fernández se imponen en la II Travesia al Guadalquivir.
 
Los Nacionales de este año se disputan en la piscina “Julio Navarro” de Las Palmas de Gran Canaria, 33’33m. y agua dulce, en los que la natación andaluza vuelve a tener a uno de los suyos en el podio, cuando Vicente Abad consigue el 3r. lugar de los 100m.espalda con un tiempo de 1,16”2 (que no mejoran los 1,15”6 de las eliminatorias), y tiene otros finalistas, con el 6o. lugar del propio Abad en los 100m.crol, 1,06”6; los 5o. y 8o. en 200m.braza de Francisco Blanco, 3,05”6, y Parodi, 3,08”6, y el 6o. del 4x200m.crol, 10,53”8, con Abad, Galiano, Santos, y Pérez. En las eliminatorias se han quedado Diego Galiano, 12o. de los 100m.crol, en 1,11”1; y Santos y Guillermo Pérez, 10o. y 11o. de los 1.500m.crol, en 24,07”8, y 24,35”6. No hay presencia femenina. En la clasificación “por Regiones”, la Andaluza es quinta, entre siete, con 6 puntos, por detrás de las “tres C” y Galicia, y por delante de Aragón, y “Levante”.
 
La natación andaluza eclosiona al año siguiente, 1948, cuando se recogen los frutos sembrados por Ramón Artigas. Francisco Blanco alcanza su máxima forma, y se convierte en el primer nadador andaluz que ostenta un récord absoluto de España. El 12 de agosto de 1948, en “su” piscina de Calle Trastamara, Blanco consigue un tiempo de 1,15”0 en los 100m.”braza” (aunque él es un adepto de la modalidad de “mariposa”) superando los 1,15”4 que el canario Manuel Guerra había logrado dos años antes. Al mes siguiente, 20 de septiembre, también en “su” piscina, se adueña del récord de los 200m., nadando igualmente en mariposa (parece que fue el primer nadador español que consiguió nadar los 200m. en mariposa) nadando en 2,52”5.
 
Al año siguiente, 1949, supera en tres ocasiones su récord del hectómetro (1,14”8, 24 de julio, y 1,14”0, el 1 de agosto, ambas en Sevilla, y 1,13”9 el 20 del mismo agosto en Palma de Mallorca, piscina de 33’33m. y agua salada), récord que no le dura prácticamente nada, puesto que lo pierde tres meses exactos después, ante la nueva figura de la natación española, el canario Jesús Dominguez, 1,12”4, aunque Blanco sigue progresando y supera su récord andaluz con 1,13”5. También supera el de los 200m. en dos ocasiones, 2,51”2 el 31 de julio en Sevilla, y 2,50”6 el 13 de agosto en Palma de Mallorca, p.33’33m. y agua salada, récord que perderá a manos del catalán Javier Alberti al siguiente año, 2,49”2 el 25 de junio de 1950, en Mataró, p.33’33m. también de agua salada, pero que recobrará de manera fulminante solo cuatro días después, cuando en Sevilla señale unos 2,45”2, que perderá, ahora si de manera definitiva en agosto del 1951, a manos de Jesús Dominguez, 2,43”9.
 
Francisco Blanco será también el segundo andaluz campeón de España, cuando en los Nacionales de 1949, disputados en Palma de Mallorca, p.33’33m. y agua salada, se haga con el título con un tiempo de 2,52”2. 
 
Además de Blanco, otros dos nadadores destacan en el C.N.Sevilla, Diego Galiano, y Vicente Abad. Juntos, forman un equipo de 3x100m.estilos, que protagoniza el primer récord absoluto español de relevos que conquista la natación andaluza, cuando el 20 de agosto de 1948 arrebatan a Canarias el récord nacional de la prueba, señalando un tiempo de 3,34”0, dos segundos menos que el anterior.
 
En 1950 no se acude a los Nacionales que van a disputarse en la piscina de Montjuïc de Barcelona. Disensiones entre la Federación Española y la Andaluza (al parecer por la no inclusión en el equipo español de W.P. que se enfrenta a Francia, del portero del C.N.Sevilla, Fernando Aramburu) impidieron a Blanco defender su título de los 200m.braza, y a Abad aspirar al de los 100m.espalda, puesto que se encontraba en segundo lugar del ranking, a pocas décimas del primero. Precisamente en el control llevado a cabo para formar el equipo que se desplazaba a Francia, Blanco había superado su récord de España con unos 2,44”4 que no le fueron homologados, a falta de los tres cronometradores reglamentarios.
 
A final de temporada, actúa en Sevilla el Sport Alges e Dafundo, de Lisboa, que se lleva la victoria por equipos, e incluso la victoria de la VI Travesia del Guadalquivir, ganada por el portugués Fernando Madeira, seguido por una de las siguientes esperanzas de la natación andaluza, el crolista Fernando Oliveras. También se nada contra el Canoe N.C. de Madrid, primero en la capital, y devolución de visita en Sevilla, donde la Srta. Bolaños supera el récord absoluto andaluz de 100m.braza en 1,39”2.  
 
El gran progreso de la natación andaluza se plasma en los 14 récords andaluces que se superan en el mes de agosto, como preparación de estos Nacionales a los que, finalmente, no se acudirá: Oliveras supera el de los 200m.crol en 2,28”4; el de los 300 y 400m.crol en dos ocasiones, 4,00”8 y 3,55”0, y 5,25”8 y 5,19”4; Hipólito de Oya los de 200m.crol, 2,25”4; los de 500 y 800m. crol en dos ocasiones, 7,17”6, y 7,13”0, y 11,30” y 11,29”4; el de los 1.000m.crol, 15,12”0; y el de los 1.500m.crol, 22,58”, mientras Galiano arrebata a su compañero de club este último récord, señalando 22,29”0, y el equipo del C.N.Sevilla el de 4x200m.crol en 10,16”0, con Oliveras, Galiano, Oya, y Blanco. El entusiasmo que despierta este excelente progreso queda, sin embargo, reducido a nada por la decisión de la Federación Andaluza de no asistir a los Nacionales.
 
En 1955 la natación andaluza organiza sus primeros Nacionales Absolutos, siendo la piscina de Cadiz “La Victoria”, 50m. y agua salda, la que los acoge en su VL edición, aunque sin que sus representantes consiga reverdecer los laureles conseguidos pocos años antes con Blanco, Galiano y Abad. Dos años despues, 25 y 26 de agosto de 1957, y en la misma piscina de Cádiz, se disputa un encuentro triangular entre los equipos de Marruecos, Portugual, y España “B”
 
En 1961, entre el 15 y 17 de septiembre, y en la “Piscina Sevilla”, de 33,33m., la Federación Andaluza organice sus segundos Nacionales Absolutos, y a continuación, 19 y 20 de aquel mismo mes, la VIII edición de un clásico de la natación española (que pronto dejó de serlo, ante el claro progreso de la natación española en referencia a la de nuestros vecinos del oeste), España – Portugal.     

1970
 
Dos años después, entre el 5 y el 8 de septiembre de 1963, la Federación Sureste organiza en Granada, p.50m., la LIII edición de los Nacionales Absolutos (en aquella época, la Federación Sureste englobaba las “provincias” de Almería y Granada, junto a las de Murcia y Albacete). Digamos que en aquel momento, y según una estadística publicada en la revista CROL sobre el “mapa” de piscinas deportivas existentes en España, Sevilla contaba con una piscina de 25m., y tres de 33’33m.; Cádiz, con una de 50m.; Málaga, con dos de 50m., y Granada con cuatro, dos de 50m., y dos de 33’33m., todas ellas en las respectivas capitales, mientras fuera de ellas, únicamente Vilches, en la de Jaén, tenia una de 25m., y Lanzaron, en Granada, una de 33’33m. Ni Huelva, ni Córdoba, ni Almería contaban con piscina donde los aficionados a nuestro deporte pudieran entrenarse.
 
No será hasta veinte años después que Andalucía volverá a ver la disputa de unos Nacionales Absolutos, esta vez en la sevillana piscina de La Chapina, que no se repetirá hasta 1999, en la piscina “Ciudad de Cádiz” de la capital gaditana, y en el 2006 en la de “Las Almadrabillas” de Almería, escenario que había sido el año anterior de los Juegos del Mediterraneo.
 
Campeones de España Absolutos: tras José Sánchez Parodi, 1943, y Francisco Blanco, 1949, hubo una prolongada sequía de campeones de España, sin solución de continuidad hasta la temporada 1990/1991, cuando la espaldista Maite Trueba, se coronó como primera, campeona española absoluta andaluza al imponerse en los 100 y 200m.espalda de la temporada 1990/91, repitiendo su título de los 200m. en la temporada siguiente, 1991/1992, y dos años después, 1993/1994. Para entonces, ya había aparecido la figura de Maria Pelaez que ha sido, sin discusión ninguna, la mejor baza andaluza para estos Nacionales Absolutos. Maria ha conquistado un total de 15 títulos nacionales, 14 en pruebas de mariposa: 3 en los 50m. (1995/96; 1996/97, y 1999/2000); 6 en los 100m. (1992/93; 1993/94, y 4 consecutivos entre las temporadas 1996/97 a 1999/2000), y 5 en los 200m. (1992/93; 1994/95; 1996/1997; 1997/98, y 2000/01), y finalmente, uno de 200m.estilos la temporada 1996/97.
 
En categoría masculina, Jesús Lambilla, se convirtió en el tercer andaluz en subir al podio más alto de unos Nacionales Absolutos, cuando se impuso en los 100m.braza de la temporada 1991/92. Le siguió Jaime Fernández, triple campeón de los 100m.mariposa, al imponerse en tres temporadas consecutivas, de la 1992/93 a la 1994/95. Después, Fernando Gómez, que fue el primer doble campeón andaluz, al imponerse en los 200 y 400m. crol de los Nacionales de la temporada 1994/95. Último andaluz campeón de España del siglo pasado fue el malagueño Guillermo Mediano, que en la temporada 1997/98 se impuso en los 200m.crol. Nina Zhivaneskaya, en su única temporada como nadadora “andaluza”, la 1998/99, conquistó los títulos de 50 y 100m.espalda.
 
Ya en nuestro siglo, una crolista, una espaldista, y cuatro bracistas han sido campeonas de España. Ana Belén Palomo, cinco veces consecutivas campeona de los 50m.crol, entre las temporadas 1999/2000, y 2003/04. Duane da Rocha, lo ha sido dos veces de los 200m.espalda en las 2002/03 y 2004/05. Entre las cuatro bracistas, Belén Domenech, se lleva la palma con un total de 6 títulos (2 de los 50m. en 2000/01, y 2001/02; 1 de los 100m. en 200/02, y 3 de los 200m. en 2001/02, 2004/05, y 2005/06); Concepción Badillo la sigue, con 5 títulos, dos en los 50m., 2002/03, y 2005/06, y tres en los 100m., 2002/03, 2003/04, y 2005/06. Verónica Rodriguez consiguió dos, 50 o 100m. en la temporada 2004/05, mientras Carmen Collado conseguía el de los 100m. en la 2000/01.
 
Finalmente, y en categoría masculina, los tres últimos campeones de España han sido, Alfonso Uruburu en los 200m.braza de la temporada 2000/01; y Rafael Muñoz de los 100m.mariposa, y Pablo Ordoñéz de los 200m.mariposa, ambos en la temporada 2005/06.
 
Recordistas españoles: en categoría masculina, y además de los ocho récords nacionales del “bracista-mariposista” Francisco Blanco ya mencionados, únicamente otros tres andaluces han conseguido acceder a la categoría de recordistas españoles, dos en piscina de 25m. (Fernando Martin, 50m.crol en 23”23, 1988, y Jaime Fernández, 100m.mariposa en 53”92, 1993), y uno en piscina de 50m. (Rafael Muñoz, 50m.mariposa en 24”17, 2006).
 
Mucho más pródigas han sido las nadadoras, puesto que, en piscina de 50m. un total de 5 nadadoras han superado récords de España: Maria Pelaez, con un total de 12, todos en mariposa: 3 en los 50m. (28”69 el 1995; 28”44 el 1996, y 28”12 el 1997), 5 en los 100m. (1,02”04 en 1992; 1,01”28 en 1996; 1,01”12 en 1999, y 1,00”85 y 1,00”54 el 2000), y 4 en los 200m. (2,14”69 y 2,13”04 en 1992, y 2,12”69 y 2,10”25 en 1997). La sigue Nina Zhivaneskya con 9 récords, todos ellos en espalda: 5 en los 50m. (29”25, 29”19, 29”16, 29”05, y 29”02), y 4 en los 100m. (1,02”24, 1,02”19, 1,01”80, y 1,01”62) todos ellos en 1999). Ana Belén Palomo, con 5 récords en los 50m.crol (25”82 el 2000; 25”81 el 2002; 25”69 y 25”67 el 2003, y 25”54 el 2004), mientras Belen Domenech y Concepción Badillo igualaron los de 50m.braza con tiempos de 3·”13, el 2001, y 32”79, el 2003, respectivamente.
 
En piscinas de 25m., otras 5 nadadoras han sido recordistas españolas, aunque cuatro de ellas repiten de la lista de 50m.: Maria Pelaez es la que más récords ha conseguido, un total de 7, todos ellos en mariposa, 5 en el hectómetro (1,01”62 y 1,01”29 en 1996; 1,01”03 en 1998, y 1,00”90 y 1,00”81 el 2000); y los dos restantes en los 200m. (2,09”05 en 1998, y 2,09”02 en 1999). 4 para Ana Belén Palomo, 3 en los 50m.crol (25”56, y 25”33 el 2000, y 25”16 el 2002) y uno, solo igualado, en los 100m.crol, 55”17 el 2002. 3 para Nina Zhivaneskaya, 2 en 50m., 29”28, y 28”98, y 1 en el hectómetro, 1,01”53, los tres en 1999), y, finalmente, uno para Maite Trueba (200m.espalda en 2,15”16 en 1991) y Verónica Rodriguez (50m.braza en 32”07 el 2005).   
 
Olímpicos andaluces: si hasta 1992 ningún andaluz había conseguido ser seleccionado para participar en unos Juegos Olímpicos, se desquitaron en aquella convocatoria al ser cuatro los seleccionados andaluces para nadar en las piscinas Picornell de Barcelona, aunque solo dos de ellos ejercían “natatoriamente hablando” como andaluces. Si Maria Luisa Fernández era cordobesa de nacimiento, y Rocio Ruiz gaditana, más exactamente de San Fernando, ninguna de las dos nadaba por clubs andaluces (Ma.Luisa lo hacia por el C.N.Catalunya; Rocio en el C.N.Ferca-San José); Jaime Fernández, aunque pertenecía al Mairena-Poseidón, entrenaba en la “Blume” de Madrid, mientras Maria Pelaez, malagueña, y siempre de “su” R.C.Mediterraneo de toda la vida, era la única “andaluza de la natación andaluza” de los cuatro.
 
Allí, con solo 15 años todavía no cumplidos, Maria (que pocos días antes había conseguido su segundo título consecutivo de los 200m.mariposa en los “Eurojúniors”) inició esta excelente andadura deportiva que todavía hoy, por suerte, continua. En Barcelona, fue 15a. de las eliminatorias de los 200m.mariposa, la prueba, que ha sido siempre la suya, con 2,15”77, pasando a disputar la “Final B” (o de consolación, como también se la llamaba), en la que consiguió el séptimo lugar, mejorando en unas centésimas el tiempo de las eliminatorias, 2,15”07. También nadó los 100m.mariposa, prueba en la que nunca ha terminado de encontrarse a gusto, consiguiendo el 25o. lugar con un tiempo de 1,02”79. Jaime Fernández, por su lado, fue 29o.de las eliminatorias de los 100m. mariposa con 55”62, colaborando en el tramo de mariposa con el equipo de 4x100m.estilos, junto a Martin López-Zubero, Ramón Camallonga, y Carlos Ventosa.
 
Cuatro años despues Maria ya se vió acompañada en su desplazamiento a sus segundos Juegos, los de Atlanta-1996. Fátima Madrid, entrenada en el CAR de Málaga por Fernando Tejero, nadó dentro del equipo de 4x100m.crol que fue 14o. de las eliminatorias, 3,49”47, junto a Claudia Franco, Blanca Ceron, y Susana Garabatos. Maria, por su parte, ya en sus segundos Juegos, estuvo, como siempre, mejor en los 200m., 13a. en las eliminatorias, 2,13”85; 3a. de la “Final B” mejorando hasta 2,13”05, mientras en los 100m. era 19a., 1,01”99, y junto a Eva Piñera, Maria Olay, y Claudia Franco, fue 15a. de los 4x100m.estilos con 4,15”63. Recordemos que un año después, 1997, Maria consiguió el mejor galardón de la natación andaluza al proclamarse campeona de Europa absoluta de los 200m.mariposa en los europeos disputados en Sevilla.
 
Terceros Juegos para Maria en Sydney-2000, ahora bastante más acompañada que en Atlanta cuatro años antes, por cuando ahora ya eran cuatro los representantes andaluces en aquel equipo olímpico que viajó hasta las antípodas: Maria Pelaez (que seguía entrenando con Fernando Tejero, aunque ahora en Madrid); Ana Belen Palomo (entrenada también en Madrid); Carmen Collado (del C.N.Cerrado Calderón), y Guillermo Maria Mediano (que nadaba por el C.N.Metropole canario, pero que entrenaba en el Colegio Cerrado Calderón bajo la batuta de Xavier Casademont).
 
En Sydney, Maria no tuvo una actuación acorde a lo que tenia acostumbraba a hacer, y fue 25a. de las eliminatorias de los 200m., 2,14”66, y 29a. del hectómetro, 1,01”47. A Ana Belen Palomo, en cambio, le faltó “el canto de una uñá” para ser, por lo menos, semifinalista; clasificada con 25”96 en el puesto 16o. junto a otras dos nadadoras (la danesa Mette Jacobsen, y la estoniana Jana Kolukanova) tuvo que disputar el correspondiente desempate para el último lugar de las semifinales, desempate en el cual fue descalificada (no sabemos exactamente la razón, pero que es de suponer que fue por “adelantamiento” en la salida). Carmen Collado limitó su participación al tramo de braza del cuarteto de 4x100m.estilos que fue 15a., 4,14”54, nadando su tramo en 1,13”29, mientras Guillermo Mediano, por su lado, nadó los 200m.espalda, consiguiendo el 28o. lugar con 2,03”45. Nina Zhivanevskaya, mientras, había iniciado ya su periplo de cambios de clubs, y aunque radicada en Torremolinos, pertenecía en aquel momento al C.N.Sabadell, después de haberlo sido del R.C.Mediterraneo de Málaga; despues lo seria del C.N. Valenciano, para terminar en su particular C.N.Torremolinos.
 
Ana Belén Palomo y Maria Pelaez repiten, esta por cuarta vez, selección olímpica en los Juegos de Atenas-2004. La gaditana, aunque sigue perteneciendo a su club de siempre, el C.N.Mijas, entrena en Madrid, mientras Maria, deseando un cambio de aires, se ha ido hasta Italia donde entrena con el D.T. de la Federación Italiana, Alberto Castagnetti. Ana Belén es 21a. de la prueba corta de crol, 25”92, nadando también el 4x100m.crol junto a Tatiana Rouba, Laura Roca y Melissa Caballero, 14as. con 3,47”47, con un segundo tramo en 56”64. Maria, por su lado, es la 10a. de las eliminatorias de los 200m. con 2,11”66, y pasa a las semifinales de la tarde, en las que, quizás todavía no recuperada de su esfuerzo de la mañana, es eliminada al ser 15a. con 2,12”57, y también interviene en el 4x100m.estilos junto a Nina Zhivaneskaya, Sara Pérez, y Tatiana Rouba, nadando su tramo de mariposa en 1,00”34. 
 
Guillem Alsina