Historia de la Federación Vasca de Natación (Vasco-Navarra entre 1943 y 1975)


Juantxu Gonzalez, Inge Anduiza y Josemi Espinosa

Un artículo escrito por “Pileta”, y publicado en el Boletín de la Federación Catalana de Natación en 1945, ha hecho posible que conociéramos a grandes rasgos lo que fue la natación vasca y vasco-navarra en el periodo 1905 – 1945, lo que ha posibilitado tener un guión al cual ir añadiendo sucesivamente nuevas notas. “Pileta” no es otra cosa que el seudónimo de Benjamín “Mincho” Espinosa, uno de los grandes animadores de la natación vasco-navarra a lo largo de muchos, muchísimos años, primero como nadador, después como directivo, periodista, etc., etc.

 
Aunque desgraciadamente ya no está entre nosotros, quiero dedicarle a Mincho el artículo que inaugura esta serie. Por todo su trabajo, por la amistad con la que me distinguió, y por las interesantes conversaciones que sostuvimos cuando, por suerte, nos encontrábamos en alguna piscina.
 
Si Catalunya fue la encargada de desarrollarlo plenamente, parece que se debe conceder a Bilbao el honor de haber sido la más madrugadora en organizar competiciones de natación, cuando, allá por 1905, es decir, dos años antes del primer “Campeonato de España”, se disputaron las primeras competiciones “reglamentarias”.
 
En 1894 se había fundado en Bilbao una sociedad deportiva que tomó el nombre de Sociedad Gimnástica Zamacois, y el 1 de octubre de aquel mismo año inaugura sus instalaciones en una planta de la Calle Ibañez, donde comenzaron sus prácticas de Gimnasia Sueca, Montaña, Ciclismo y Natación.
 
Por lo que respecta a la natación, parece ser que fue un 19 de agosto de 1905 cuando tuvo lugar la primera prueba de natación “seria” en tierras vascas. En Bilbao, desde el hoy Puente de la Victoria (ésta nota está escrita hacia 1945-1946, por lo que no sabemos exactamente si el puente continua llamándose así) y sobre una distancia de unos 300m. (otra fuente habla de 600 yardas, equivalentes a unos 546m.) se disputó un denominado “Campeonato de Vizcaya” ganado por un inglés, de nombre John Anderson, aunque el título pasó a manos de Moises Espinosa por ser el primer local clasificado. La segunda edición de éste “Campeonato de Vizcaya” se disputa al año siguiente, 1906, con victoria del mismo John Anderson, aunque son Iñiguez en velocidad, y Cela en “resistencia” quienes se llevan para casa los respectivos títulos de “campeones vizcaínos”. Otros destacados nadadores de este periodo son: Julio Adaro, Lorenzo Aguirre, Tomás Arana, Cangas, Anselmo de Diego, y Luis Gorostiza, hermano del Gorostiza futbolista.
 


Moisés Espinosa

El 1 de junio de 1912 desaparece el Gimnasio Zamacois, y la S.G.Zamacois se funde con otras dos entidades, la Federación Atlética Vizcaina, y la Educación Física, para formar el Club Deportivo (aunque algunos le añadan “Bilbao”, el nombre de la nueva sociedad fue de Club Deportivo – Bilbao, separado por un guión). El 15 del mismo mes, la nueva sociedad inaugura sus nuevas instalaciones, Calle Orueta, 2, haciendo su aparición, ya sea en la Ría, ya en el Abra, los nadadores que lucen en su cabeza los gorros que llevan inscritas las iniciales C.D. de su nuevo club. 

 
Aquel mismo año, en el embarcadero del Club Marítimo de las Arenas de Getxo, se celebra el primer campeonato social, cuya única prueba, sobre una distancia de 300 yardas, gana Antonio González.
 
En 1914 se sabe que el Club Deportivo cuenta con un total de setenta nadadores activos, un número que no está nada mal para la época, y que demuestra el auge que tiene nuestro deporte en la capital bilbaína. Este mismo año inicia sus actividades la sección de natación del Club Deportivo Fortuna, de San Sebastián, un club forjado años atrás, 1909, por la disolución del Club Ciclista Donostiarra, que se escindió en dos: la Real Sociedad de Fútbol, y un denominada “Peña Fortunista”, que dos años después, 24 de abril de 1911, se constituyó en C.D.Fortuna. Por su parte, El Club Deportivo de Bilbao continua organizando su anual Campeonato Social, en el que dos nadadores destacan por encima del resto: Ramón de Lequerica y Raimundo Moreno (hermano del famoso jugador de fútbol, alias “Pichichi”, que ha dado nombre al trofeo de máximo goleador de la liga española).
 
En 1915 hay un desafio entre el nadador Lobato, del C.D.Fortuna, y el catalán Joaquim Cuadrada, un “astro emergente” de la natación (será olímpico en 1920); el reto es ganado por…..Ramón Berdemás, tambien del C.N.Barcelona, que, pese a participar fuera de concurso, se erige en vencedor, mientras Cuadrada se retira. Poco después, se disputan los Sociales del Club Deportivo, donde hay una segunda edición del desafió Lobato – Cuadrada, ahora si con victoria del vasco, mientras Diaz después en San Sebastián, se enfrentan las selecciones de Guipúzcoa y Catalunya, con triunfo de Lobato en los 1.500m. con un tiempo de 27,27”. Todo ello hace que, poco a poco, la natación vasca sienta la necesidad de “abrirse” nuevos horizontes, encontrándolos, naturalmente, en el otro único foco de natación relativamente seria que había en España, Catalunya, iniciándose esporádicos contactos que sirven para ir promocionando nuestro deporte.
 
Señalemos algunos de los hitos más importantes en el desenvolvimiento de la natación vasca:
 
1916: primera edición de la Travesia de San Sebastian (ignoramos el recorrido exacto) ganada por Joaquim Cuadrada.
1917 – el C.D.Fortuna organiza la y edición de los Campeonatos Guipuzcoanos.
1918: competiciones en Zumaya y San Sebastian con participación de nadadores catalanes.
En 1919, el C.D.Fortuna hace disputar la y Travesía del Urumea, 3.850 metros entre Loyola y el Puente de Maria Cristina, una competición que atrae a vascos de ambos lados de los Pirineos, con victorias de Ramiro Goñi, en 59,20”, e Irene Wilmer entre las mujeres, con un excelente tiempo, aproximado, de 1h.07m. Sin ninguna interrupción (solo la obligada por la “Guerra Incivil”) se disputará hasta 1958, cuando la calidad (o, mejor dicho, la poca calidad) de sus aguas la hizo inviable.
 
En 1920, como paso previo para la primera participación olímpica española en Amberes, se constituye la Federación Española de Natación. Siete clubes acuden a la reunión donde se funda la F.E.N.A. (la última sigla, sinónima de Amateur, ha desaparecido, estos últimos años), con un representante del C.D.Fortuna entre ellos, por lo que tiene el honor de haber sido uno de los gestores de la máxima organización de la natación española. No se saben las razones por las que el Club Deportivo de Bilbao, otros de los grandes interesados vascos en la natación, no designara su particular representante.
 
Alicante, 1922. XVI edición de los Campeonatos de España de Natación. Hasta aquel momento, las quince anteriores ediciones se habían disputado todas ellas en territorio barcelonés, puesto que en ellas no había prácticamente otra participación que no fuera la de los contados clubes catalanes que existían por aquel entonces. En Alicante, sin embargo, se puede hablar ya, con toda propiedad, de Campeonatos de España, puesto que se reúnen nadadores de los clubes catalanes, del Club Deportivo de Bilbao, y del club organizador, el Club Marítimo de Alicante.

Competición en el puerto de Donosti
 
Ya en la primera jornada, el bilbaino Ramón de Lequerica consigue el segundo lugar de los 200m.braza con un tiempo de 3,27”2/5 (el campeón, Juan Costa, del C.N.Pop, emplea 3,23”4/5) y el sexto de los 100m.libres, 1,19”, tras los 1,16”3/5 del campeón José Pinillo, del CN.Barcelona. Desgraciadamente, Lequerica contrae una pulmonia aquel mismo día, teniendo que ser hospitalizado, muriendo pocos días después. Raimundo Moreno, muere también dos meses después, tras desenlace de rápida enfermedad. El golpe es tan fuerte que el “Deportivo” tardará años en volver a tener su potencial anterior.
 
En 1923, es el C.D.Fortuna el que busca la progresión participando en los Campeonatos de España que se disputan en el Puerto de Gijón, en un “terreno” de 50m.de longitud. Pedro Méndez se convierte en el primer campeón que da la natación de Euzkadi, aunque, realmente, él sea de origen madrileño. Dotado, al parecer, de muchas posibilidades, Méndez se impone en los 400 y 1.500m.libres con tiempos de 6,23”2/5, y 25,14”, aunque la irregularidad de la improvisada “piscina” y la deficiente organización impedirá la homologación de ambos récords (ostentados por Joaquim Cuadrada en 6,37”2, y 25,58”2, respectivamente). La prensa enjuició muy positivamente la actuación del vasco-madrileño, al que dedicó las siguientes palabras: “el campeón ha nadado con un trudgen doble over, inclinado hacia la izquierda, con un tijeretazo corto pero potente, a lo Jarvis. Con brazada corta y rápida, las manos entran fuera del plano del camino a recorrer, y, naturalmente, zigzaguean en el agua, mientras los hombros no salen como deberian hacerlo mientras el brazo hace la recuperación. Resumiendo, no es aventurado afirmar que si Méndez consigue corregir y depurar su estilo, puede llegar a la categoría de “valor internacional”.
 
Tras el éxito de Méndez, su club decide lanzarse a la organización de la XVIII edición de los Campeontos de España. Los 30 y 31 de agosto de 1924, en la dársena del Puerto de San Sebastian se disputa la competición, en una “piscina” de 50m., en la que, nuevamente, ahora con la ventaja de “jugar” en casa, Méndez vuelve a imponerse en sus dos pruebas de piscina, 400 y 1.500m., aunque sin demostrar excesiva progresión cronométrica en ninguna de ellas, 6,20”1/5, y 26,47”1/5 respectivamente, y también se impone en los 2.000m. de mar abierto con 39,15”0.
 
Pedro Berjano se proclama campeón de los 100m. espalda con un tiempo de 1,38”, y los guipuzcoanos logran un quinto título al imponerse en los 4x200m.libres, 13,18”0, con un equipo formado por Armisén, Méndez, Franken, y Maiz. Entre 1920 y 1942, será el único titulo de ésta prueba que pierdan los catalanes. Cabe decir, sin embargo, que algunos de estos triunfos (sobre todo los de espalda y el 4x200m.) han sido facilitados por toda una serie de decisiones de la organización (aunque desconocemos cuales fueron) que dan como resultado que los nadadores del C.N.Barcelona se retiren del campeonato al finalizar la 1a. jornada, dando prácticamente el título por equipos al club local. De resultas de todo ello, y a su vuelta a Barcelona, el Sr. Masriera, delegado del C.N.Barcelona en la FENA, es expulsado de su club.
 
Por vez primera se disputa una prueba femenina en estos Campeonatos, la de los 100m.libres (la única hasta 1934) ganada por Ma.Luisa Méndez (suponemos que hermana de Pedro), también del C.D. Fortuna, con un tiempo de 1,43”2/5, un tiempo que la convierten en la primera mujer de la natación vasca recordista española, superando los anteriores 1,44”8 de la catalana Nan Chasemose (14/09/1921, en Barcelona, p.33’33m. y agua salada); hasta 1941 será la única recordista de España con licencia federativa que no pertenezca a Catalunya o Castilla.
 
Con sus resultados, Méndez conseguirá el premio deseado por cualquier nadador, la representación olímpica. A lo largo del año se habían ido sucediendo diferentes competiciones para seleccionar a quienes iban a representarnos en los JJ.OO. de París que se disputaban a finales de julio. Méndez se había hecho merecedor de la selección por cuanto en las diferentes competiciones de aquel año olímpico había conseguido superar los récords de España desde los 400 hasta los 1.500m.libres, convirtiéndose en el primer recordista de la natación vasca: el 14 de junio señalaba un tiempo de 6,16”0 en los 400m. (superando los anteriores 6,32”2 del catalán Josep Puig, conseguidos un mes antes); cinco días después superaba el de los 500m. en 7,50”4 (anterior de Joaquim Cuadrada, 7,52”4 en 1920), y seis días después, 25 de junio, en una prueba sobre 1.500m., superaba los récords del kilómetro, 16,08” (anterior, 16,57” de Cuadrada) y de los 1.500m., 24”19” (anterior, igualmente de Cuadrada, 25,58”2 en 1918); los cuatro récords fueron conseguidos en la piscina de 33’33m. y agua salada del C.N.Barcelona, única piscina con las suficientes garantías como para que un récord fuera fiable al 100%.
 
En el agua dulce de la magnífica piscina de París, sin embargo, Méndez, acostumbrado a las salinas aguas del Mar Cantábrico, o de la Escollera del C.N. Barcelona, no consiguió superar sus tiempos, aunque tampoco es que desluciera, puesto que sus 6,26”0 (con parciales, cronometrados al estilo de la época, es decir, “poco más o menos”, de 1,16”; 2,58”; 4,41”) lo colocaron como quinto de la quinta serie, y 20o.de la general, mientras en los 1.500m. señalaba, ahora si, unos discretos 26,23”5, quinto de la quinta serie. Junto a los catalanes, Pinillo, Peredejordi, y Berdemás, Méndez nadó también el 4x200m., siendo cuartos de la primera serie, sin que los resultados nos indiquen ni tiempo, ni mucho menos parciales. Era el primer, y hasta 1964 único, olímpico de la natación vasca.   
 
Aunque Méndez continuó nadando (participó incluso en los Campeonatos de España de 1930) al parecer no consiguió mejorar su estilo, y el cronista que lo había vaticinado tuvo toda la razón puesto que su progresión se detuvo, y pronto dejó de figurar entre los mejores.
 
A estos Campeonatos de 1924 acuden igualmente algunos nadadores vizcaínos, que alentados por sus vecinos se deciden; y el Arenas Club de Getxo, juntamente con el Atlétic, Club Deportivo, Sporting, y Sestao, conforman la Federación Vizcaína de Natación Amateur (FVNA) que se encarga de organizar los primeros campeonatos vizcaínos de natación en “serio” que se conocen.
 
Aquello de organizar Campeonatos parece que gustó a los vascos, que piden organizar la siguiente edición de 1925, aunque ahora a cargo de la Federación Vizcaina, que la organiza entre el 29 y 31 de agosto, en una “piscina” de 50m., construida en Arriluce-Algorta, en Bilbao.

Mincho, Jesus Rodriguez y José A. Jimenez
 
La natación ha prendido en Vizcaya, y además del C.D.Fortuna participan también nadadores de Portugalete y del Club Arenas de Getxo. José Valdés, del Arenas de Getxo, se convierte en el sucesor de Mendez, al clasificarse 2o.de los 400 y 1.500m.libres, 6,20” y 26,38”, ofreciendo gran resistencia en ambas pruebas a los catalanes José Pinillo, 6,18”4/5, y Ramon Artigas, gran dominador de las pruebas de fondo en este periodo de 1925 al 1932/33, 26,35”1/5. Los hermanos Valdés, José y Manuel, sobre todo este último, darán que hablar años después, a mediados de la siguiente década, cuando enrolados en el Canoe N.C., y nadando por Castilla, volverán a estar entre los mejores; Manuel será campeón de España de 100m.crol en 1934 con 1,07”0, participando en los Campeonatos de Europa de Magdebourg-1934, aunque antes, sobre 1927-1928, habrá pasado por Barcelona para estudiar.
 
Volviendo a estos Campeonatos de 1925, Pedro Méndez, siempre en el C.D.Fortuna, aunque esta vez reconvertido en espaldista, es segundo de los 100m.espalda con un tiempo de 1,44”, mientras Berjano, campeón el año anterior, solo puede ser cuarto, por detrás del catalán Luis Gibert, vencedor en 1,36” (aunque la prueba había sido ganada por el británico Hill, 1,33”, que corría por Santander, aunque sin poder optar al título nacional). Luis Gago, bracista, consigue el segundo lugar de los 400m., y en los 5x50m.libres, el C.D.Fortuna (con Salinas, Adof y, Adof II, Farge y Méndez) son segundos en 2,57”, seguidos del Arenas de Getxo, 3,57”0; igual que en el 4x200m.libres, donde los “fortunistas” vuelven a ser segundos, con 13,13”, por delante del Arenas, 13,41”. Portugalete tiene también su premio cuando su nadador Llanos consigue el segundo lugar de los 2.000m. en mar abierto, una prueba que se disputó entre 1921 y 1943.
 
Se disputaron también los 100m.libres para mujeres, prueba en la que Ma.Luisa Méndez ratificó su título del año anterior, ahora con un tiempo de 1,51”, seguida de Ma.Teresa Churruca, 2,12”, y Barrie, sin tiempo, todas ellas “de clubes del norte” aunque sin especificar de cuales, aunque si sabemos que Méndez continuaba perteneciendo al C.D.Fortuna.
 
Que la natación vasca tenia un gran predicamento dentro de aquella sociedad, pueden dar fe los datos que sabemos de los Campeonatos de Guipúzcoa que se disputan aquel mismo año de 1925, con una inscripción de 17 nadadores infantiles en los 100m.libres; otros 13 en categoría absoluta, y siete en los 400m.libres, mientras 4 señoritas (según la organización) se presentan a disputar la prueba femenina de los 100m.libres.
 
Después de unos polémicos “Nacionales” de 1926 en el que, por un “quítame allá esas pajas”, solo disputan, finalmente, los clubes catalanes, Bilbao vuelve a la carga en 1927, organizando en la misma “piscina” de Arriluce-Algorta, su XXI edición, en la que continúan los “quítame allá esas pajas”, y solo participan nadadores de clubes catalanes y vizcaínos, aunque el arco de estos últimos ha aumentado, y concurren nadadores de Indautxu, Athletic Bilbao, C.D.-Bilbao, Arenas de Getxo, y Sporting de Bilbao.
 
Destacados: José Valdés (Arenas de Getxo), tercero de los 100m.libres en 1,14”2 (nuevo récord de Vizcaya, anterior de 1,16”6); Riambau, sexto en los 1.500m.libres, 28,08”4; Otaduy, cuarto en los 100m.espalda con 1,42”2 (otro récord vizcaíno, anterior, 1,42”3/5); Llanos (del Ath.Bilbao) segundo en 200m.braza, 3,31”4 (por detrás del catalán J.Fdez.de Castro, campeón con 3,26”2, prueba en la que Luna (Indautxu) es tercero, 3,37”, y Luis Gago (C.D.Bilbao) cuarto en 3,40”; en los relevos de 5x50m.libres, el Arenas es segundo, 3,02”4 (nuevo récord de Vizcaya, anterior, 3,06”6), el Sporting de Bilbao es cuarto, y el Athletic Bilbao es cuarto. En los 4x200m., el equipo de Vizcaya (ésta prueba se disputa, no sabemos la razón, por Federaciones) es segundo, 13,20”8, con un equipo formado por Piferrer, Lozano, Riambau, y Valdés).
Finalmente, en los 2.000m.mar abierto, Llanos (ahora del Athl.Bilbao) es tercero en 36”08, por delante de Gago, 37”07.  
 
En la prueba femenina, siempre sobre el hectómetro, y retirada ya Ma.Luisa Méndez, E.López (de Getxo) es segunda, 2,07”0, mientras Jiménez (del Athl.Bilbao) es tercera, 2,28”, ambas muy por detrás de la vencedora, la catalana Lucrecia Muñoz Reja, 1,29”4.
 
1928. Los “Nacionales” se disputan en la piscina de 33’33m. y agua salada del C.N.Barcelona, sin representación de la natación vasca (únicamente participaron los clubes catalanes, y un nadador del C.N.Alzira de Valencia), aunque dándose un caso curioso que únicamente puede darse en un contexto, en que, pese a los reglamentos, estos podían ser “burlados” cuando las partes involucradas ponían una cierta dosis de buena voluntad. Manuel Valdés, el nadador vasco que se encontraba estudiando en Barcelona y nadando por el C.N.Barcelona, pidió permiso, y lo consiguió, para nadar los 100m.libres representando a su club de siempre, el Arenas de Getxo, prueba de la que fue tercero con un tiempo de 1,08”2, que representó un nuevo récord vizcaíno.
 
“Marejada” en Vizcaya este mismo 1928, cuando la FENA, por motivos que no hemos podido saber, impone a su Federación una multa de…….50 pesetas, que los vizcaínos se niegan a pagar, dimitiendo en pleno, por lo que únicamente queda en pie la Federación Guipuzcoana.
 
En la recientemente inaugurada piscina de Montjuïc de Barcelona, 50m., se disputan los “Nacionales” de 1929, en su XXIII edición, y con la sola presencia del C.D.Fortuna en representación de una natación vasca que ha empezado a perder “fuelle” (sobre todo en Bilbao), aunque todavía consigue lugares de honor. Destacan Maturana y Pastor en los 200m.braza, 3o.en 3,35”4, y 4o.en 3,40”4, respectivamente, mientras Guillen era 6o. de los 100m.crol en 1,19”0.
 
Tambien participan algunas mujeres “fortunistas”, con Montalvez cuarta de los 100m.libres, 1,54”.
 
Como se puede ver por los resultados, la representación vasca no conseguía encontrar los sucesores de aquellos Llanos, Méndez, o Valdés, que tantos triunfos habían conseguido.
 
En 1930, San Sebastian acoge, por última vez en muchos años, la máxima competición de la natación española (no volverán a celebrarse unos “Nacionales” en tierras vascas hasta los de Vitoria en 1959) , disputándolos en la Dársena de su Puerto, en un “campo” de 50m., y, no hay que decirlo, agua salada. Reaparece Pedro Méndez, que es tercero de los 1.500m. con un tiempo de 26,49” (lejos ya del vencedor, Ramon Artigas, 23,22”4/5); Pastor 3o. de los 200m.braza, 3,35”, y Guillen 5o. de los 100m.libres, 1,16”, mientras el 4x200m. es segundo. Entre las mujeres, Montalvo es segunda de los 100m.libres, 1,40”.
 
El 10 de abril de 1931 se inauguran las nuevas instalaciones del C.D.Bilbao, que cambia su domicilio para pasar a Alameda de Recalde, en la que se inaugura una piscina cubierta de 25m., con la que, por lo menos así se espera, la natación bilbaína y vasca conseguirá dar el salto cualitativo que se espera de sus magníficos casi 25 anteriores años. Para conseguirlo no dudan en enfrentarse a otros clubes (como el madrileño Canoe N.C.) e incluso en contratar un entrenador “en serio”, siendo un vasco-francés, Maurice Larribot, el indicado para impartir sus enseñazas a los nadadores bilbaínos. En 1934 será sucedido por el uruguayo Italo Lorenti, otro magnífico entrenador, aunque los frutos derivados de sus respectivos trabajos, desgraciadamente, no se van a poder comprobar.
 
Aquel mismo 1931 se iniciaban los primeros tanteos para dotar a Pamplona de unas instalaciones deportivas, que dos años después, 13 de agosto de 1933, concluían con la inauguración de una piscina deportiva en el Campo de Deportes Larraina. Era el primer paso al frente de la natación navarra, aunque no seria hasta terminada la “Guerra Incivil” cuando terminaría de despertarse e iniciar su definitiva andadura. 
 
En 1935, en los Nacionales disputados en Valencia, todos los nadadores vizcaínos pertenecen al C.D. Bilbao, demostrando que las enseñanzas de Larribot y Lorenti no han caído en saco roto: Ibarra es sexto de los 100m.libres en 1,08”9; Espinosa cuarto de los 1.500m.libres, 23,07”4; Lucas, también cuarto de los 400m.braza, 6,55”6 (con Manuel Alfaro séptimo, 7,11”7) el 4x200m.crol es sexto, 11,18”2 (con Ibarra, Espinosa, Sansebastian y Alfaro), y el 3x100m. estilos, cuarto en 4,05”7, con Sansebastian, Lucas e Ibarra. En los 2.000m.mar abierto, Espinosa es sexto, seguido de Sansebastian, séptimo.
 
Aquel mismo año, Maurice Larribot, ahora más en trabajos de directivo que a pie de piscina consigue que, finalmente, vizcaínos y guipuzcoanos terminen por entenderse y se unan para fundar la Federación Vasca de Natación.
 
En 1935 se inicia la natación en Vitoria. Si hasta entonces había sido el Zadorra el escenario de las “gestas” natatorias de los alaveses, aunque sin llegar a las de sus compatriotas vizcaínos y guipuzcoanos, pudieron conseguir que aquel año se les abriera, cerca del Polvorin, una piscina reglamentaria de 25 x 12’5, con tres trampolines, en la que poder ”desfogar” sus ansias de rivalizar con sus vecinos. Francisco “Patxi” Martínez de Lecea se convirtió en el principal impulsor de la natación alavesa, trabajando, como otros muchos lo hacían en otras tierras, “de todo”, directivo, entrenador, nadador, organizador, etc.
 
Con competiciones internas se pasó el primer año y medio de vida de la nueva piscina, hasta que después de la “Guerra Incivil” se iniciará el progreso de la natación alavesa, aunque en estos primeros pasos sin poder competir todavía con los clubes, mucho más adelantados, de la costa cantábrica. 
 
Al año siguiente, 1936, cuando por vez primera se presentan guipuzcoanos y vizcaínos bajo una misma “bandera”, la de la Federación Vasca, y se espera la eclosión de todo el trabajo llevado a cabo por Italo Lorenti en los últimos dos años, quedan en nada sus enseñanzas, y los sacrificios de aquellos Yoldi, Urresberrueta, San Sebastian, Lucas, Pando, Loredo, Ibarra, o Espinosa.
 
La natación española está a punto de cerrar un primer ciclo, forzada por el trágico suceso de su “Guerra Incivil”, que dará al traste con tantas y tantas ilusiones forjadas en años anteriores. Para la natación vasca serán tiempos muy duros, en los que difícilmente podrá volver a conseguir la categoría que fue la suya entre 1910 y 1935. Previstos para los 25, 26 y 27 de julio del 1936 en Palma de Mallorca, la sublevación militar obligará a una suspensión indefinida, que se alargará hasta 1940, cuando se reemprenderá la disputa de los “Nacionales”.
 
En 1939 se reanuda, aunque poco a poco, la actividad deportiva. Travesías, pruebas sociales, todo sirve para reavivar aquel fuego que se había extinguido tres años antes. A finales de 1941 aparece una nueva figura, José Luis Ollo, navarro de nacimiento, aunque nada por el Amaikak de San Sebastian. Dedicado únicamente a las travesías en sus primeros años de nadador, pasará a dedicarse también a las pruebas de piscina cuando en 1944 pase a pertenecer al Real Club de Tenis Zaragoza, antes de volver a su Navarra natal un año después. Digamos que Ollo nadaba con un importante ”handicap” como era el hecho de que en su mano izquierda solo conservaba uno de sus dedos, perdidos los cuatro restantes en un desgraciado accidente ocurrido en 1938.
 
Un año después, 1941, Vizcaya se impone a Madrid en un encuentro “inter-regional”, aunque no se acude a los Campeonatos de España por “regiones”, mientras en 1942 se acude a Santa Cruz de Tenerife solo con un equipo femenino de la Federación Guipuzcoana (no existe una Federación Vasca, sino únicamente de Vizcaya, Guipuzcoa, Alava, y Navarra) que logra el cuarto lugar por equipos (únicamente participa un equipo de mujeres con las “tres C”, Canarias, Castilla, Catalunya, y Guipuzcoa) al clasificarse una de ellas, Garcia Busto, para la final de los 100m.crol, consiguiendo el 6o. y último lugar con 1,34”5 (1,32”0 en eliminatorias); la mencionada Busto, y Alvarez nadan también los 400m.crol, 7a.en 7,12”0, y 7,22”7 respectivamente, mientras Alvarez consigue el 7o.lugar de los 100m.espalda con 1,45”0.
 
Cambia el panorama en 1943, cuando vizcaínos y guipuzcoanos se presentan en Barcelona para disputar los Nacionales con equipos independientes, pero se encuentran con la sorpresa de que “por decreto federativo” quedan ambas unidas en un solo equipo, en el seno del cual, sin embargo, hay tensiones, puesto que, al parecer, no acaba de entenderse, y cada uno “tira hacia su corral”. En 100m.crol, San Sebastian es 13o. en 1,13”8; en 400m.crol, Salvador Guibernau 13o.en 6,28”7, y Garzón 14o.en 6,39”2; en 1.500m., Domingo Alvarez 11o. en 25,07”8, y Guibernau 14o. en 25,56”0; en 100m.espalda, Vaqueriza 7o. en 1,22”5, y Rafael Morales 8o. en 1,24”6; en 200m.braza, Arrieta 15o. en 3,27”2, mientras Guevara es 17o. en 3,33”8; el 4x200m.crol, con San Sebastian, Alvarez, Guibernau, y Vaqueriza, son 7os. con 11,17”0. De todos ellos, únicamente pasan a la final el espaldista Vaqueriza, 6o. en 1,21”3, y el relevo, aunque este es descalificado. Un octavo lugar, con el solo punto de Vaqueriza, sanciona la primera actuación de este nuevo equipo Vasco-Navarro.
 
Un año después, 1944, se consigue la unificación total de la natación vasco-navarra, al unírseles Alava, a la vez que se funda el Colegio de Árbitros. Aquel mismo año el Club Natación Judizmendi se instala en la piscina alavesa del Polvorin, y organiza en ella los y Campeonatos “Regionales” vasco-navarros.
 
Los Nacionales, disputados en la madrileña piscina de El Lago, no da, sin embargo, buenos resultados para el conjunto Vasco-navarro. En las eliminatorias, San Sebastian es 13o. de los 100m.crol en 1,11”2, y Guibernau 15o. en 1,14”9; en los 400m.crol, Guibernau 11o. en 6,02”8, y Alvarez 13o. en 6,17”6; en los 1.500m., Alvarez es 8o. en 25,27”9, y Espinosa 10o. en 25,45”0; en los 100m. espalda, Morales 5o. en 1,22”1, y en los 200m.braza, Sansinenea es 10o. en 3,20”8. En las finales, Domingo Alvarez es 7o. en la de 1.500m.crol, rebajando substancialmente su tiempo de las eliminatorias, 25,06”8; Rafael Morales 5o. en la de 100m.espalda, mejorando ligeramente su tiempo, 1,21”8, y el 4x200m. crol, con final directa, es 6o. en 11,14”5, con Alvarez, Espinosa, Sansebastian, y Guibernau. Solitaria participación en las pruebas femeninas, donde su única componente, A.Munain, consigue el 5o. lugar de 100m.espalda, 1,46”0, y el 7o. de los 100m.crol, 1,40”0. El 6o. lugar en hombres (entre 9 equipos “regionales”, y el 4o. en mujeres (entre 4) es la clasificación que consiguen al terminar estos Nacionales.
 
Poco a poco, sin embargo, el nivel de la natación vasco-navarra va mejorando. En los Nacionales de 1945, disputados en Zaragoza, se da un gran salto cualitativo, cuando tres nadadores consiguen izarse hasta los podios de vencedores en diferentes pruebas. Veinte años después del doble triunfo de Ma. Luisa Mendez en los 100m.libres, otra nadadora vasco-navarra, la vitoriana Julia Garcia, consigue este titulo, al vencer en la final con un tiempo de 1,19”4, logrando también el tercer lugar de los 100m.espalda, 1,36”9, en una prueba muy igualada, tras las dos representantes catalanas, Bru 1,36”1, y Boada, 1,36”5, mientras otra vitoriana, Ma.Jesús Giménez, es tercera de los 200m.braza con un tiempo de 3,47”4.
 
Por parte masculina, la figura es José Luis Ollo, de nuevo en su club, el Natación Pamplona, que, aunque sigue más dedicado a las travesías, acaba, lógicamente, por entrar igualmente en las pruebas de piscina, y eclosiona este año. Ollo se proclama campeón de Gran Fondo (una prueba que se disputaba en “mar abierto” sobre una distancia de, más o menos aproximadamente, 2.000 metros) con un tiempo de 53,33”0, mientras en las pruebas de piscina se proclama sub-campeón de los 400 y 1.500m.crol, con tiempos de 5,32”8, y 22,35”1. Rafael Morales es 5o. de los 100m.espalda, 1,20”4, lo mismo que el 4x200m.crol, en 10,48”0, con un equipo formado por Ollo, Espinosa, Arangüena, y Morales). Todo ello, junto a Arangüena y Morales, 10o. y 14o. en 100m.crol (1,09”2 y 1,11”6 respectivamente); Guibernau 12o. en los 400m.crol, 5,54”5; Espinosa, 12o. de los 1.500m.crol, 24,48”2; Carlos Morales 13o. en 100m.espalda, 1,26”1, y Sansinenea y Oñadarrea, 10o. y 14o. en 200m.braza (3,17”6 y 3,41”5 respectivamente) otorga al equipo vasco-navarro un cuarto lugar en la puntuación por Federaciones “Regionales” totalmente inesperado para ellos mismos, además del progreso cronométrico demostrado por todos sus nadadores, y hace que el júbilo se dispare en la natación vasco-navarra.
 
Sin embargo, la progresión se hace difícil. Con una sola piscina cubierta, la del Club Deportivo de Bilbao, es lógico que se haga prácticamente imposible continuar la progresión iniciada, y 1946 demuestra lo difícil que se hace mantener, no digamos ya aumentar, un cierto nivel cuando no se dispone de los medios adecuados. Además, el equipo vasco-navarro acude a La Coruña con una semi-baja en la persona de Julia Garcia, que ha contraído matrimonio con uno de los históricos de la natación navarra, Francisco “Patxi” Lecea, y ha accedido a pasar su “luna de miel” en La Coruña, ayudando a sus compañeros de equipo. Julia revalidó su tercer lugar en los 100m.espalda, 1,37”4, pero no pudo hacer lo mismo con el de 100m.crol, en la que fue cuarta, 1,23”5, mientras Ma.Jesús Giménez avanzaba un lugar en los 200m.braza, proclamándose sub-campeona en 3,53”2, un tiempo bastante peor del que le había valido el año pasado para ser tercera.
 
En el equipo masculino el mejor fue el espaldista Rafael Morales, con su tercer lugar en los 100m.espalda, y un nuevo récord “regional”, 1,17”9. Ollo solo pudo ser quinto, tanto en 400 como en 1.500m., sin poder rebajar sus marcas, 5,39”2, y 23,04”6, mientras Arangüena era 7o. de los 100m.crol en 1,07”8, y 6o. de los 400m.crol en 5,40”7. Junto a ellos, en los 100m. crol, Bengaray fue 13o. en 1,14”8; Anzola 12o. de los 1.500m.crol en 24,52”4, y en los 200m.braza, Garibay 13o. en 3,22”6 y Aberastury 15o. en 3,24”9; finalmente, el 4x200m.crol fue nuevamente 5o. en 10,51”0, formando el cuarteto con Garibay, Ollo, Bengaray, y Arangüena. Por Federaciones “Regionales”, fueron quintos en hombres, y cuartos en mujeres, confirmando estar entre los mejores.
 
La cuerda se rompe totalmente un año después, y en los Nacionales celebrados en Las Palmas de Gran Canaria, el equipo vasco-navarro se presenta únicamente con dos nadadores, aunque uno de ellos, Hurtado, es finalista de los 100m.espalda, 7o. en 1,21”8, mientras el bracista Aberasturi no pasa de las eliminatorias, 10o. en 3,21”1.
 


Piscina de Anoeta

1950 tampoco es un año excesivamente pródigo, puesto que únicamente un pequeño equipo de cinco nadadores se desplaza a Barcelona para competir en los Nacionales de aquel año. Solo el 4x200m.crol pasa a la final (una final directa, al haber solo 7 cuartetos) con lo que la Federación Vasco-Navarra se clasifica en quinto lugar (precediendo únicamente a Baleares, Aragón, y a la Hispano-Marroqui, pero muy alejada ya de las cuatro restantes, las “tres C” y Aragón, cuando solo tres años antes aparecía con algunas posibilidades de juntarse a las “tres C” al más alto nivel nacional). Esta es la actuación de los seleccionados vasco-navarros: en los 100m.crol, Zubaran es 10o. en 1,08”6, y Antia 12o. en 1,12”2; 400 y 1.500m.crol: Casas 9o. en 5,46”5, y 23,23”5 respectivamente; en 100m.espalda, Cortazar es 8o. en 1,26”2, e Irala 9o. en 1,29”2; mientras el 4x200m.crol volvía a ser quinto en 11,10”2, con Zubaran, 2,40”0; Aberasturi 2,46”8; Cortazar, 2,48”2, y Antia, 2,55”2.   

 
Como hemos dicho, no queremos terminar estos datos sin ofrecer algunos más sobre la natación Vasco-Navarra. Así, digamos que en su ámbito no se volvió a organizar ningún Campeonato Nacional hasta 1959, aunque en aquel año se organizan en la capital alavesa los dos Nacionales: los de verano en Mendizorroza, en piscina de 50m., mientras en la Piscina Municipal de Vitoria, 25m., ya se ha disputado la III edición de los Nacionales de Invierno, 19 y 20 de marzo, organización que se volverá a repetir dos años después, 17 y 18 de marzo, en la V edición de los mencionados Invernales. y en 1965, entre el 2 y el 5 de septiembre, se disputa en Lujua la LV edición de los Nacionales de Verano, piscina larga.
 
Como decimos en el título, en 1975 se disolvió la Federación Vasco-Navarra, al independizarse ambas una de otra, pasando a convertirse en Federación Vasca, y Federación Navarra.
 
Recordistas españoles: en total, la natación vasca ha tenido un total de 7 recordistas (4 hombres y 3 mujeres). Entre los hombres, y después de Pedro Mendez en 1924, el segundo no apareció hasta 1958, cuando el bilbaíno José Ant. Jiménez señaló un tiempo de 2,36”3 en los 200m.mariposa. Le siguió José Miguel “Josemi” Espinosa, del C.D.Bilbao, que en los 100m.crol consiguió tres récords en piscina de 50m. (57”6, el 10/08/1963 en Barcelona; 57”4, el 01/09/1963 en Porto Alegre, y 56”5, el 18/07/1964 en San Remo). No hubo ningún otro vasco recordista español hasta principio de los 80, cuando Harri Garmendia, del Tolosa C.F., superó, en dos ocasiones, el récord de los 200m.mariposa en piscina de 50m. (2,02”32, el 26/08/1983 en Roma, y 2,01”82, el 03/08/1984, en Los Angeles).
 
En piscinas de 25m., los recordistas vascos hasta el momento han sido dos: Josemi Espinosa con tres récords en los 100m.crol, 56”9, el 18/05/1963; 56”7, el 30/11/1963, y 56”2, el 14/03/1964, todos ellos en Madrid, y el tolosano Harri Garmendi, con récords en 200m.mariposa, 2,01”09, el 10/03/1984 en Murcia, y 400m.estilos, 4,26”74, el 09/03/1984, en Murcia.
 
En cuanto a las recordistas vascas, y después del récord ya mencionado de Ma.Luisa Mendez en los 100m.crol en 1924, la siguiente recordista vasca no apareció hasta 1983, cuando Josune Gutierrez, de la S.A.Náuticas, conseguía un tiempo de 8,54”41 en los 800m.crol, tiempo que se mantuvo durante casi seis años como récord español de esta prueba. La tercera y última recordista vasca de la natación española fue la espaldista Idoia Amorrortu, del C.N.Askartza, con cuatro récords; dos en los 50m., piscina de 50m., con 30”42 (21/05/1995 en San Sebastian), tiempo que volvió a rebajar el 10 de marzo de aquel mismo año en Madrid, con 30”21 (recuperándolo, después de que aquel mismo día, Ivette Maria señalara 30”40), mientras en piscina corta superaba el de los 50m., 29”71 (30/04/1994 en Salamanca) y el de los 100m., 1,02”77 (01/05/1994, también en Salamanca).  
 
También se tardaron unos cuantos años en ver a un nadador vasco como campeón de España, después de los títulos de Pedro Mendez, Pedro Berjano, o Ma.Luisa Mendez. José Ant.Jiménez fue el siguiente en la lista al conseguir los títulos de los 200m.mariposa en 1957, 2,42”2, y 1958, 2,41”9. Por este último título, fue seleccionado para participar en los Europeos Absolutos que se celebraron aquel mismo año en Budapest, donde fue 19o. en 2,45”0. Otros campeones españoles de la natación vasca fueron: Josemi Espinosa, 100m.crol en 1963, 58”1; Ramón Lavin, del C.D.Landatxueta, también en los 100 y 200m.crol de 1979, 53”51 y 1,57”95, y de 1980, 53”54 y 1,57”78; Antxon Llano, también del C.D.Landatxueta, en los 100m.braza de 1982, con 1,07”19, y Harri Garmendia, 100m.mariposa y 200m.estilos en 1984, 56”43 y 2,08”63, y 200m.mariposa en 1983, 2,06”54. Entre las mujeres, cuatro de ellas han sido campeonas españolas de los Campeonatos de verano: Amaya Larragaña, del C.D.Michelin, en los 200m.espalda de 1986, con 2,27”11; Junkal Irigoien, del C.N.Easo, en 50m.espalda de la temporada 1996/97, con 30”54; Ane Saseta, del C.N.Bidasoa, en 200m.espalda de la 2003/04, con 2,16”80, y, finalmente, Ilune Gorbea, también del C.N.Bidasoa, en los 200m.crol de la 2005/06, con 2,01”24.
 
En los Campeonatos de Invierno, José Ant.Jiménez fue, igualmente, el primer campeón que tuvo la natación vasca, al imponerse en los 200m.mariposa de 1960, con 2,40”6; le siguió Josemi Espinosa, con un total de cinco títulos: campeón de 100m.crol en tres ocasiones, dos nadando con el C.D.Bilbao (58”9 en 1963, y 56”8 en 1964) y una tercera con el C.D.Landatxueta, 55”8 en 1968; de los 200m.crol en 1962, con 2,13”6, y de los 200m.mariposa de 1967, con 2,19”1; Ramón Lavin que lo fue en cuatro ocasiones, bisando títulos de 100 y 200m.crol (53”02 y 1,56”64 en 1979, y 52”75 y 1,56”02 en 1980); Harri Garmendia, del C.N.Tolosa, con un total de siete títulos: dos en los 200m.mariposa, 1983 y 1984, con 2,03”71 y 2,01”99; tres en los 200m.estilos, 1983 y 1984, 2,07”49 y 2,05”05, y el tercero, 2,04”09 en 1987/88, nadando con el C.N.Ordizia, y dos en los 400m.estilos, 4,26”74 en 1984, y 4,27”13 en 1987/88, este último nadando con el C.N.Ordizia, y, finalmente, Miguel Santolaya, del C.N. Askartza, en los 50m.mariposa de 2002/03 con 24”59.
 
Entre las mujeres, 5 campeonas de invierno: Ingeborg Anduiza fue la primera, al vencer en los 100m. mariposa de la edición de 1962, con 1,25”3; siguiéndola Josune Gutierrez, de la S.A.Nauticas, dos veces campeona de los 800m.crol (9,09”98 en 1982, y 9,00”76 en 1983), y los últimos tres títulos, todos en los 50m.espalda, con Idoia Amorrortu, del C.N.Askartza, 30”21 en 1994/95; 30”30 de Sandra Andreu, también del Askartza, en 1997/98, y Junkal Irigoien, del C.N.Easo, 29”72 en 1998/99.  
 
Tras Pedro Mendez, el segundo olímpico vasco-navarro fue el bilbaíno Josemi Espinosa, seleccionado para los Juegos Olímpicos de Tokio, donde nadó los 100m.crol, siendo 5o. de la 3a. eliminatoria, 57”4 (44o. entre 66 participantes) y el 4x100m.estilos, 12o. entre 14 equipos, con un tiempo de 4,17”4, nadando su relevo en 57”5. Ramon Lavín fue el tercero, al ser seleccionado para los Juegos de Moscú-1980, donde nadó los 100 y 200m.crol (27o. en 53”45, y 34o. en 1,56”99), el 4x200m.crol (10os. en 7,42”69, nadando su relevo en 1,55”10), y el 4x100m.estilos (9os. en 3,54”79, nadando su relevo en 52”59). Le siguió el tolosano Harri Garmendia, olímpico en Los Angeles-1984, donde nadó los 100m. mariposa (20o. en 55”97); los 200m.mariposa, 16o. en 2,02”37, con lo que nadó la Final “B” (o de “consolación”) siendo 15o. en 2,01”82, y los 200m.estilos (19o. en 2,08”30).
 
La última representante de la natación vasca en unos Juegos Olímpicos ha sido, hasta ahora, la única mujer que lo ha conseguido, Arantxa Ramos, del C.N.Barakaldo, que estuvo en los Juegos de Atenas-2004 para nadar los 400m.crol (23a. en 4,16”52) y los 4x200m.crol, prueba en la que consiguió clasificarse par la final, al ser 5a. de las eliminatorias, con 8,03”67, nadando Arantxa el último relevo en 2,01”89, mientras era sexta en la final, con 8,02”11, nuevo récord de España, nadando el tercer relevo en 2,02”32.   
Records Vascos actuales:
 

HOMBRES p.25m.

Prueba

MUJERES p.25m.

23″09 Aitzol de Castro 1993 50m.crol 25″99 Olatz Altuna 2007
50″81 Iñaki Bildosola 2004 100m.crol 55″13 Ilune Gorbea 2006
1,51″23 Iñigo Etxaniz 1987 200m.crol 1,59″22 Ilune Gorbea 2006
3,58″74 Miguel Santolaya 1997 400m.crol 4,10″38 Arantxa Ramos 2004
8,18″39 Sergio Pedrero 2006 800m.crol 8,35″95 Eider Santamaria 2006
15,46″83 Miguel Santolaya 1998 1.500m.crol 17,00″89 Arantxa Ramos 2004
26″51 Diego Uzkiano 2004 50m.espalda 29″32 Junkal Irigoien 2000
57″04 Ion Andreu 2003 100m.espalda 1,02″35 Ane Saseta 2001
2,03″66 Ruben Rodriguez 1996 200m.espalda 2,12″16 Ane Saseta 2002
28″05 Borja Iradier 2003 50m.braza 32″34 Enara Herran 2004
1,00″98 Ivan Aguirre 2005 100m.braza 1,11″06 Enara Herran 2004
2,15″26 Ivan Aguirre 2006 200m.braza 2,34″88 Vanessa Garcia 1996
24″59 Miguel Santolaya 2002 50m.mariposa 28″32 Eunate Alcantarilla 2007
55″37 Harri Garmendia 1988 100m.mariposa 1,03″58 Arantxa Ramos 2003
1,59″83 Harri Garmendia 1988 200m.mariposa 2,16″28 Arantxa Ramos 2003
56″12 Miguel Santolaya 2002 100m.estilos 1,04″11 Ilune Gorbea 2006
2,03″72 Ruben Rodriguez 1993 200m.estilos 2,17″62 Ilune Gorbea 2007
4,23″89 Ruben Rodriguez 1993 400m.estilos 4,57″75 Vanessa Garcia 1996

HOMBRES p.50m.

Prueba

MUJERES p.50m.

23″60 Mikel Bildosola 2004 50m.crol 26″07 Ilune Gorbea 2004
52″58 tope a batir   100m.crol 56″78 Ilune Gorbea 2006
1,53″75 Aitor Burgoa 1998 200m.crol 2,01″24 Ilune Gorbea 2006
4,03″09 Alvaro Vicente 2007 400m.crol 4,11″45 Arantxa Ramos 2004
8,22″67 Alvaro Vicente 2007 800m.crol 8,41″07 Arantxa Ramos 2004
15,49″85 Alvaro Vicente 2007 1.500m.crol 16,51″15 Arantxa Ramos 2004
27″18 Diego Uzkiano 2004 50m.espalda 30″16 Junkal Irigoien 1998
59″54 Diego Uzkiano 2004 100m.espalda 1,03″93 Ane Saseta 2002
2,05″48 Ruben Rodriguez 1994 200m.espalda 2,16″11 Ane Saseta 2002
28″68 Ivan Aguirre 2006 50m.braza 32″81 Enara Herran 2004
1,03″26 Ivan Aguirre 2007 100m.braza 1,12″90 Ane Arambarri 2005
2,23″98 Ellande Fernández 2001 200m.braza 2,41″72 Itziar Armentia 1999
25″41 Mikel Bildosola 2004 50m.mariposa 29″09 Junkal Irigoien 1997
55″90 tope a batir   100m.mariposa 1,04″24 Arantxa Ramos 2003
2,01″82 tope a batir   200m.mariposa 2,20″60 Elena de Sosa 1990
2,06″00 Miguel Santolaya 1997 200m.estilos 2,23″77 Paula Cervantes 2004
4,25″73 Miguel Santolaya 1997 400m.estilos 5,06″01 Vanessa Garcia 1997
 
 
Guillem Alsina
Agradecimientos a Josemi Espinosa por su aportación con el material fotográfico.