Estadísticas y curiosidades acerca de los mundiales

Como ya podía esperarse, Estados Unidos es el país que más medallas ha ganado a lo largo de estas once primeras ediciones de los Mundiales. Del total de 1.095 medallas repartidas, los equipos USA han conseguido un total de 303 (124 de oro, 107 de plata, y 72 de bronce) que representa un 27”67 del total.

 
Les sigue, ¡todavía!, la República Democrática de Alemania (que ya no participa en estos Mundiales desde 1991) con 115 medallas, un 10’50% (50 de oro, 40 de plata, y 25 de bronce); mientras Australia es tercera con 111 medallas, un 10’14% (49 de oro; 36 de plata, y 26 de bronce) aunque es de esperar que después de Melbourne, sean ya segundos en el medallero, puesto que la DDR se va a quedar para siempre en sus 115 medallas.
 
Ningún otro país supera las 100 medallas, puesto que el cuarto clasificado, la Alemania (Reunificada) solo puede enorgullecerse de haber ganado 64 (aunque, naturalmente, solo participa en los Mundiales desde 1991). 43 países han conseguido por lo menos una medalla. USA domina en ambas categorías, 162 en categoría masculina (77 de oro, 52 de plata, y 33 de bronce); 55 de Australia (27 de oro, 16 de plata, y 12 de bronce) y 39 de la antigua Unión Soviética (7 de oro, 17 de plata, y 15 de bronce, y 141 en categoría femenina (47 de oro, 55 de plata, y 39 de bronce) por 91 de Alemania Democrática (44 de oro, 32 de plata, y 15 de bronce) y 56 de Australia (22 de oro, 20 de plata, y 14 de bronce).
 
Estados Unidos también es el país que más finalistas individuales ha tenido. En categoría masculina, y sobre un total de 320 posibles finalistas, el equipo USA ha colocado a 231 de ellos, mientras en la femenina, también con 320 posibles finalistas, lo ha hecho con 237. Entre los hombres les sigue Australia, con 109, y la Unión Soviética con 75; entre las mujeres, Australia también es segunda, con 120, mientras la Alemania Democrática es tercera con 112. En el total, y sobre 640 finalistas, los Estados Unidos han tenido 468, es decir, han colocado un 73’12% de sus nadadores en finales (prácticamente tres de cada cuatro); Australia lo ha hecho con 229, un 30’60%, mientras la Alemania Democrática es tercera con 160, un 25%, exactamente uno de cada cuatro.
 
En la primera edición de Belgrado-1973, Estados Unidos en categoría masculina, y la DDR en la femenina han sido los únicos países que han conseguido colocar todos sus nadadores en las finales. Mientras el equipo masculino USA estuvo a punto de repetir este hecho en Berlín-1978, donde uno solo de sus nadadores no logró pasar a la final, la DDR también estuvo a punto de conseguirlo, con su equipo femenino, en las ediciones de 1975, 1982 y 1986, donde también una sola de sus representantes no logró pasar a la final.  
 
A lo largo de los Mundiales se han batido un total de 94 récords mundiales, más 2 de igualados: 50 lo han sido en categoría masculina y 92, más los 2 igualados en categoría femenina. No se batieron récords de categoría masculina ni en Madrid-1986 ni en Perth-1998, mientras se quedaron sin récords mundiales de categoría femenina los de Perth-1991, Perth-1998 y Fukuoka-2001. En los Mundiales que más récords se batieron fueron en su primera edición, Belgrado-1973, con un total de 18, 8 de hombres y 10 de mujeres, mientras la edición de Perth-1998, ha sido la única en la que no se ha batido ningún récord mundial.
 
Con las tres medallas conseguidas en Montreal-2005, el australiano Gran Hackett se consagra como el “rey” absoluto de los Mundiales. Se ha convertido en el que más finales ha nadado, un total de 16 (12 individuales y 4 de relevos) y ha ganado otras tantas medallas, 16, 12 individuales (7 de oro, 4 de plata, 1 de bronce) y 4 de relevos (3 de oro y 1 de bronce). Le sigue su compatriota Ian Thorpe, con 15 finales nadadas (9 individuales y 6 de relevos) en las que ha ganado un total de 13 medallas, 8 individuales (6, 1, y 1) y 5 en relevos, todas ellas de oro; también con 16 finales está el alemán de la DDR, Roger Pyttel, aunque la calidad de sus actuaciones baja muchos enteros en relación al australiano, puesto que se ha clasificado solo en 6 finales individuales, en las que ha conseguido 6 medallas, 4 individuales (2 de plata y 2 de bronce) mientras en las 9 finales de relevos ha conseguido 2 medallas (1 de plata y 1 de bronce).
 
Si nos fijamos únicamente en las finales individuales, nos encontramos a otros tres “grandes” empatados con Ian Thorpe a 9 finales: Pieter van den Hoogenband (5 medallas de plata y 2 de bronce); Massimiliano Rosolino, 3 medallas, y Matt Welsh, 6 medallas, ambos repartiéndose equitativamente las medallas a partes iguales entre los tres metales. Michael Gross ha participado en 8 finales, consiguiendo 4 medallas de oro y 3 de plata; Matt Biondi lo ha hecho en 7 finales con 6 medallas, 2 de cada color, mientras Alexander Popov ha participado en 6 finales, con 5 medallas de oro y 1 de plata, y es de los pocos, con Grant Hackett, que cuenta sus medallas por finales.
 
En categoría femenina, la norteamericana Jenny Thompson es la recordista absoluta al haber nadado un total de 18 finales, 10 individuales y 8 de relevos, en las que ha logrado un “botín” de 13 medallas, 5 individuales (3 de oro, 1 de plata y 1 de bronce) y 8 en relevos (4 de oro y 4 de plata); la sigue la australiana Susan O’Neill, con 16 finales, 7 individuales y 9 de relevos, aunque únicamente con 7 medallas, 3 individuales (1 de oro y 2 de bronce) y 4 en relevos (2 de plata y 2 de bronce); la tercera, en cuanto a finales, es la holandesa Enith Brigitha, con un total de 15 finales, 9 individuales y 6 de relevos, aunque baja mucho en el número de medallas que ha ganado, únicamente 5, con 1 de plata y 3 de bronce en pruebas individuales, y 1 de bronce en los relevos.
 
La eslovaca Martina Moravcova es, sin embargo, la que más finales individuales ha nadado, un total de 12, en las que ha ganado 3 medallas de plata y 2 de bronce. Otras “grandes” importantes en esta estadística son: Inge de Bruijn, con 9 finales individuales y 5 medallas, todas ellas de oro (es la que más “oro” ha ganado) y 4 de relevos, con solo un bronce. Kornelia Ender, con 6 finales individuales (4 medallas de oro y 2 de plata) y 4 de relevos con otras tantas medallas, todas ellas de oro (es la única que, entre individual y relevos, cuenta sus medallas por finales).
 . 
La norteamericana Shirley Babashoff ha sido la única nadadora que ha conseguido participar en todas las finales de las pruebas de crol de una edición de estos Mundiales, consiguiendo, además, medalla en todas ellas. Fue en los Mundiales de Calí-1975, donde se clasificó primera de los 200 y 400m., segunda de los 100m. y tercera de los 800m., además de segunda en los dos relevos, 4x100m.crol y estilos, y cuarta en los 200m.estilos.
 
También ha sido una norteamericana, Tracy Caulkins, la única que puede presumir de haber nadado finales en las cinco especialidades, con medalla en todas ellas, excepto en una: en crol (1a.de los 4x100m.en 1978); espalda (6a. de los 200m.en 1982); braza (2a.de los 100m.en 1978); mariposa (1a.de los 200m.en 1978) y estilos (1a.de los 200 y 400m.en 1978). Entre los hombres, el alemán Klaus Steinbach y el norteamericano, Michael Phelps, han sido los más eclécticos; el alemán fue finalista de los 100m.crol en 1973/75/78; de los 100m.espalda en 1973/75, y de los 100m.mariposa en 1978, mientras Phelps lo fue, también en tres especialidades, crol (100 y 200m.en 2005); mariposa (100m.en 2003/05, y 200m.en 2001/03) y estilos (200m.en 2003/05, y 400m.en 2003).
 
11 nadadores, 3 hombres y 8 mujeres han ganado un título mundial nadando por una de las dos calles laterales (2 hombres y 2 mujeres como octavos de las eliminatorias i/o semifinales, el resto como séptimos). Destaquemos al australiano Matt Welsh, que parece ser un especialista en estos “menesteres”, puesto que lo ha conseguido en dos ocasiones, nadando una vez por la calle 1 y otra por la 8 (además de conseguir el 2o. lugar de los 50m.espalda en Barcelona, nadando también por la calle lateral, la 1) y a la alemana Franziska van Almsick, que en Roma-1994 consiguió el título, y superando el récord mundial, después de haberse clasificado novena de las eliminatorias.
 
Estos son los que han conseguido títulos mundiales nadando por las calles laterales:
 
Nick Nevid (USA) 200m.braza en Berlín-1978
Tracy Wickham (AUS) 400m.crol en Berlín-1978
Hayley Lewis (AUS) 200m.crol en Perth-1991
Elena Volkova (URSS) 200m.braza en Perth-1991
Franziska van Almsick (GER) 200m.crol en Roma-1994
Aihua Yang (CHN) 400m.crol en Roma-1994)
Matt Welsh (AUS) 100m.espalda en Fukuoka-2001 y 50m.mariposa en Barcelona-2003
Laure Manaudou (FRA) 400m.crol en Montreal-2005
Kate Ziegler (USA) 1.500m.crol en Montreal-2005
Kirsty Coventry (ZIM) 100m.espalda en Montreal-2005.
 
Y ya para terminar con estas curiosidades, ofrecemos a nuestros lectores una estadística referente a una pregunta que quizás alguno de nosotros se haya hecho: ¿son realmente los favoritos aquellos que nadan en las dos calles centrales?. Pues ahí van las estadísticas sobre los 298 títulos mundiales que se han ganado a lo largo de estas once ediciones:
 
Calle 1 – 6 títulos (2’00%)
Calle 2 – 10 títulos (3’33%)
Calle 3 – 28 títulos (9’33%)
Calle 4 – 167 títulos (55’66%)
Calle 5 – 55 títulos (18’33%)
Calle 6 – 21 títulos (7’00%)
Calle 7 – 6 títulos (2’00%)
Calle 8 – 5 títulos (1’66%).
 
Como podemos ver, los favoritos raramente se dejan se dejan sorprender, y prefieren mantener su “status”, disponiendo de las mejores calles desde las cuales poder vigilar a sus posibles rivales. Uno de cada dos títulos se ganan nadando por la calle 4; prácticamente 3 de cada 4 se ganan nadando por las dos calles centrales.
 
Guillem Alsina