V Campeonatos Mundiales Madrid – 1986.

Por tercera vez la natación española recibe el encargo de organizar una de las grandes competiciones de natación. Si las dos primeras habían tenido como sede la ciudad de Barcelona (Juegos del Mediterráneo en 1955; Campeonatos de Europa en 1970), esta vez era Madrid la que acogía la organización de la quinta edición de los Campeonatos Mundiales, con fechas entre el 13 y el 23 de agosto. Como Barcelona, Madrid tampoco dejó prácticamente nada a la casualidad, ofreciendo a los que la visitan la mejor organización de unos Mundiales.

 
El programa de estos Mundiales ha sido aumentado con la disputa de los 50m.crol en ambas categorías, y la de los 4x200m.crol en categoría femenina. La primera, la prueba de velocidad pura, la inclusión de la cual en el programa oficial ya hacia años que se reclamaba por parte de muchos países, entre ellos España (recordemos la disputa del Trofeo Ugarte, nadado en toda España, y que llevaba el nombre del seleccionador español Enrique Ugarte, junto con Joaquín Morera uno de los hombres que más había luchado por la inclusión de esta prueba en el programa oficial de natación).
 
La FINA siempre había dado largas a estas peticiones, con la excusa de que era muy difícil ordenar una llegada de ocho nadadores que llegaban al muro prácticamente en un pañuelo, en medio de la espuma levantada por el agitar de brazos y piernas, unos nadadores tocando el muro por encima del nivel del agua, otros haciéndolo por debajo (evidentemente, con este panorama, no le faltaba cierta razón a la máxima institución de la natación mundial). Sin embargo, con el cronometraje electrónico ya en marcha, se podían evitar todos estos inconvenientes, aunque la FINA continuaba haciéndose el sordo, y únicamente, a partir de 1980, había comenzado a elaborar un listado de “mejores tiempos mundiales” de los 50m.crol, aunque negándoles el título oficial de “récords mundiales”. Finalmente, empero, no tuvo más remedio que darse por enterado de las reclamaciones y presiones de gran parte de países afiliados, sobre todo cuando incluso el CIO dio el visto bueno a incluir la prueba en el programa olímpico de Seúl-1988, en ambas categorías. En cuanto al 4x200m.crol femeninos, y aunque el CIO no permitió su inclusión en el programa olímpico, era una prueba que ya se disputaba en numerosos países e incluso había sido incluido en los Campeonatos de Europa de Roma-1983 y Sofía-1985.
        
La natación USA continuó sin levantar cabeza en estos Mundiales. Tres victorias individuales masculinas y dos femeninas fueron su botín, igual que el de Guayaquil, aunque en Madrid tuvieron que “digerir” la dolorosa derrota del 4x200m.crol masculino, superados por los dos cuartetos alemanes, una prueba que indica la potencia natatoria de cualquier país (por lo menos se acostumbraba a decir que “cuando el 4×200 va bien, toda la natación va bien”). Si dejamos de lado los Juegos de Moscú, en los que no participaron, y la descalificación de Calí, ningún 4x200m.crol norteamericano había perdido esta prueba en una competición de alto nivel desde 1956. Todo esto no invalida que la natación USA continuara siendo, y posiblemente lo sea todavía por muchos años, la mejor del mundo, dotada de una inigualable densidad gracias a su organización universitaria única en el mundo, y dotada, además, de una inmensa generosidad, ya que muchos de los nadadores no norteamericanos que les arrebatan récords y títulos en las grandes competiciones han sido entrenados en sus universidades y con sus entrenadores.
         
Destaquemos el renovado doblete del alemán Michael Gross en los 200m., crol y mariposa, así como los tres restantes, a cargo del alemán federal Rainer Henkel en 400/ 1.500m.crol, en el que, parece (desmentido dos años después), el canto de cisne de Vladimir Salnikov, quinto de los 400 y cuarto del 1.500; del espaldista Igor Polianski, y del estilista húngaro Tamas Darnyi. En categoría femenina, amplia y última superioridad mundialista de la DDR, que únicamente deja tres medallas de oro para sus rivales, con un magnífico doblete para Kristin Otto en 100m.crol y 200m.estilos, además de dos segundos lugares en los 50m.crol y 100m.mariposa, y las dos victorias en ambos relevos, es decir, con un total de seis medallas, gesta que no ha vuelto a repetirse en unos Mundiales, así como el doblete de Heike Friedrich en 200/400m.crol.
        
Michael Gross y Cornelia Sirch, ésta en los 200m.espalda, son los únicos que renuevan los títulos conseguidos en Guayaquil, mientras otros tres cambian sus títulos (Victor Davis los 200m.braza de Guayaquil por los 100 de Madrid; Kristin Otto el de 100m.espalda de Guayaquil por los dos de Madrid, y “T” Meagher el de los 100m. mariposa de Guayaquil por los 200m. de Madrid).
        
59 países responden a la invitación del Comité Organizador de Madrid para participar en estos Mundiales, trece más que en Guayaquil, lo que representó un nuevo récord de participación: Alemania Democrática, Alemania Federal, Argelia, Argentina, Australia, Austria, Bangla Desh, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Checoslovaquia, China, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Egipto, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Guatemala, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Islas Vírgenes, Italia, Jamaica, Japón, Luxemburgo, Méjico, Noruega, Nueva Zelanda, Panamá, Perú, Polonia, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Rumania, San Marino, Singapur, Suecia, Suiza, Surinam, Taipeh, Trinidad y Tobago, Túnez, Turquía, URSS, Uruguay, Venezuela, Yugoslavia y Zimbabwe.              
        
Los momentos estelares de Madrid-86 pueden resumirse de la siguiente manera:
 
Masculinos
 
Crol: 50m.: victoria del norteamericano Tom Jager, uno de los que más ha “trabajará” esta distancia, aunque queda lejos del “mejor tiempo mundial” de su compatriota Matt Biondi, 22″33, imponiéndose al suizo Dano Halsall por un relativamente cómodo margen de 31 centésimas, el mayor conseguido en esta prueba a lo largo de todos los Mundiales.
 
100m.: esperada victoria de Matt Biondi que no se deja arrebatar el título, acercándose a 20 centésimas de su reciente récord mundial, claramente por delante de sus rivales, del que lo separan no menos de 79 centésimas, que es, igualmente, el mayor margen conseguido en una final del hectómetro en unos Mundiales.
 
200m.: también sin muchos problemas el alemán Gross renueva su título, sin acercarse a su récord mundial, por delante de un Biondi que nada una primera mitad excesivamente rápida y se hunde en la segunda, tanto que en los últimos metros incluso pierde el segundo lugar en beneficio del alemán de la DDR Sven Lodziewski.
 
400/ 1.500m.: después de un intento de retirarse de la competición, “Volodia” Salnikov ha vuelto a los entrenamientos, aunque sin el tiempo necesario para volver a su forma de antaño. De ello se aprovechan sus rivales, entre ellos el alemán federal Rainer Henkel, para imponerse en ambas pruebas, aunque con tiempos discretos, lejos de los récords mundiales. Destaquemos en la prueba larga el segundo lugar del joven italiano Stefano Battistelli, 16 años todavía no cumplidos (que pocos días antes se ha proclamado campeón de Europa Júnior de los 1.500m.crol, 200m.espalda y 400m.estilos) dando batalla a los más veteranos. El quinto lugar de los 400m., y el cuarto de 1.500m., parecen dar a entender que el “Zar” está poco menos que acabado para la natación, cosa que desmentirá dos años después en los Juegos de Seúl. Michael Gross, recordista mundial de los 400m., 3,47″80, en una de sus escasas apariciones sobre esta prueba, no está inscrito en ella.          
        
Espalda: ningún problema para otro de los “Zares” de la natación soviética, Igor Polianski. Ausente el recordista mundial, el norteamericano Rick Carey, el soviético se impone en el hectómetro, por delante de Dirk Richter, el campeón de Guayaquil, que se confía excesivamente en las eliminatorias del 200, y queda eliminado, facilitando la victoria de Polianski, que ni necesita acercarse a su récord mundial para ganar la prueba.
        
Braza: polémica en el hectómetro con la victoria del canadiense Victor Davis, que aspira al doblete. El británico Adrian Moorhouse se impone por delante de Davis y del italiano Minervini en una final muy disputada aunque sin acercarse al récord mundial del campeón de Guayaquil, Steve Lundquist. La alegría del británico se troca en lágrimas cuando conoce su descalificación por patada de delfín en el viraje; el juez de su calle resulta que es canadiense y, naturalmente, la polémica está servida, aunque el título, como es lógico, va a parar a manos del canadiense, que ve facilitado su camino hacia el doblete. Será el húngaro Jozsef Szabo el que termine con su ilusión al derrotarle en la prueba larga, después de que el canadiense mande la prueba hasta el último viraje, aunque sin poder resistir el último esfuerzo del húngaro, que vence, aunque sin acercarse al mundial que Davis había conseguido cuatro años antes en la victoriosa final de Guayaquil, batiendo, sin embargo, finalmente, el europeo, aquellos famosos 2,15″11 de David Wilkie en la final de Montreal-1976, diez años antes.
        
Mariposa: pocos problemas para la pareja USA en el hectómetro. Pablo Morales, recordista mundial, se impone a su compañero de equipo Matt Biondi, aunque sin acercarse a su récord mundial, mientras Gross solo puede ser cuarto, derrotado por el inesperado británico Andrew Jamison. En el doble hectómetro, en cambio, el alemán no tiene ningún problema para mantener el título logrado cuatro años antes, tanto más que en las series matinales han sido eliminados los dos norteamericanos, los únicos que podían oponerle cierta resistencia. Gross se acerca a 39 centésimas de su récord mundial, y con más de un segundo y medio de ventaja sobre el segundo clasificado, logra una cómoda victoria. Un pequeño país, Surinam, la antigua Guayana Holandesa, aunque en estos momentos ya independiente (y que ya había dado a la natación holandesa a Enith Brigitha) clasifica a otro de los suyos para esta final, Anthony Nesty, a quien le espera un brillante futuro como campeón olímpico en 1988 y campeón mundial en 1991, demostrando que la natación también puede ser de los hombres y mujeres de color, cuando estos tienen posibilidades de demostrarlo.
        
Estilos: se inicia el largo y fecundo reinado del tuerto Tamas Darnyi. En los 400m. aprovecha la eliminación de los tres mejores hombres de la temporada (el canadiense Alex Baumann también es descalificado, pero vuelto a recalificar, entre las airadas protestas de los directivos británicos, que el día anterior han protestado por la descalificación de Moorhouse) para imponerse al soviético Iaroshuk y al canadiense, muy mermado de forma, acercándose al récord mundial de este último. En los 200m., en cambio, domina la prueba de punta a punta, y solo el canadiense puede seguirlo, aunque sin inquietarle, con un tiempo que se acerca a 15 centésimas del récord de Baumann.
        
Relevos: la norma de estas pruebas (excepto posibles descalificaciones o ausencias) queda rota en el 4x200m., después de una emocionante y áspera lucha entre los dos equipo alemanes. Con Gross, el equipo federal se pone a la cabeza de la prueba a partir del segundo relevo, y únicamente un espléndido último relevo de Sven Lodziewski puede romper este dominio. La DDR se impone en un dramático último metro ¡cinco centésimas de diferencia!, sobre sus compatriotas-rivales (¿o serán rivales-compatriotas?) de la RFA, dejando al cuarteto USA en un tercer lugar que no se veía desde 1908, en los JJ.OO. de Londres (quitando, repetimos, la ausencia de Moscú- 1980, y la descalificación de Calí-1975). Los vencedores han quedado a solo 22 centésimas del récord mundial que el cuarteto USA había impuesto en la final olímpica de Los Ángeles. En los otros dos relevos, ningún problema para los norteamericanos, aunque sin los récords mundiales que suelen superar.
        
Femeninas
 
Crol: 50m.: la rumana Tamara Costache se confirma como la mejor velocista, ganando título y récord. El título sin grandes problemas, imponiéndose a Kristin Otto, y el récord, 25″28, dos centésimas por debajo del tiempo que la FINA había impuesto para homologar el primer récord oficial de esta distancia, de la cual la rumana ya ostentaba el “mejor tiempo mundial” con 25″31. Costache era una velocista pura que bajaba mucho de rendimiento en la distancia doble (será quinta de los 100m. en 56″03).
 
100m.: Kristin Otto se impone sin problemas en una de sus pruebas con más de medio segundo de ventaja sobre la segunda clasificada, lejos del récord mundial, que superará tres días después, aprovechando el primer tramo del 4x100m.crol.
 
200/400m.: victorias esperadas de la DDR, con Heike Friedrich como figura estelar, aunque no se acerca a los récords mundiales, ni al de 200 ya en su poder desde dos meses antes, ni al de los 400, que continúan siendo aquellos míticos 4,06″28 de Tracy Wickham de los Mundiales de Berlín-78.
 
800m.: otra prueba que se juega entre las representantes de la DDR, con ventaja final de Astrid Strauss, sub-campeona de los 400m., que se impone finalmente en una apretada llegada a su compatriota Katja Hartmann por solo 20 centésimas, y más de seis segundos de ventaja sobre la tercera clasificada. El récord mundial continúa en poder de Tracy Wickham.
        
Espalda: una de las pocas pruebas que no ganan las “walkirias” de la DDR, la norteamericana Betsy Mitchell se impone en el hectómetro, a más de un segundo del récord mundial, en una prueba en la que pesa la ausencia de Kristin Otto. En los 200m., Cornelia Sirch se enfrenta a Mitchell, que dos meses antes le había arrebatado el récord mundial, bajándolo en un segundo y treinta y una centésimas. El espíritu de lucha de la alemana, que sale sin ningún complejo por delante de la favorita, triunfa finalmente, aunque Mitchell le recorta la ventaja en los últimos metros y acaba a solo dos centésimas de la alemana que, de esta manera, renueva su título aunque con un tiempo muy discreto, a casi tres segundos del récord mundial, más pendiente del título que del récord.
        
Braza: derrota de la favorita, la alemana de la DDR Sylvia Gerasch, recordista mundial de los 200m., en su prueba preferida. La victoria es para su compatriota Silke Hoerner que, además, supera el récord mundial, imponiéndose por solo 26 centésimas a la búlgara Tania Bogomilova, mientras Gerasch es una de las pocas de su equipo que falla, en esta prueba, logrando el cuarto lugar, a casi cuatro segundos de su ya ex-récord. Cuando ya todo el mundo esperaba el doblete de Hoerner, vista la que se suponía baja forma de Gerasch, esta “resucita” de manera contundente, imponiéndose en el hectómetro, superando incluso su propio récord mundial, dejando atrás a Hoerner, que se ha de conformar con el segundo lugar, a 30 centésimas de su compatriota.
        
Mariposa: continúan imbatidos los dos “récords del siglo XXI” de “T” Meagher, dispuesta en Madrid a conquistar los dos títulos que, evidentemente, se merece. Sin embargo, ya en la primera prueba se le escapa esta posibilidad. Kornelia Gressler y la ecléctica Kristin Otto se encargan de “desmontarle” su propósito, imponiéndose a la norteamericana con un nuevo e inesperado doblete, siendo las tres únicas que bajan del minuto, aunque todas muy lejos de aquellos ya míticos 57″93 de “T”. En los 200m., en cambio, Meagher no se deja sorprender, a pesar de la rápida salida de una de las dos alemanas, que parecen jugar una táctica de equipo, y poco a poco va recuperando su desventaja para imponerse claramente a partir de los 140 metros, con más de dos segundos de ventaja sobre la segunda clasificada, aunque lejos de su récord mundial.
        
Estilos: retirada la dominadora de la especialidad, Petra Schneider, era el turno para su segunda, Kathleen Nord, siempre a la sombra de su cabeza de filas. Más nadadora de 400 que de 200, ha de luchar mucho para imponerse en su prueba a la norteamericana Michelle Griglione, que se le adelanta en el tramo de espalda, recuperando la alemana el liderato en el de braza y conservándolo en el crol, imponiéndose al final con solo 32 centésimas de ventaja, aunque a más de cinco segundos del récord mundial de Schneider. En los 200m., victoria difícil de la nadadora más completa de estos Mundiales, Kristin Otto, que tiene que esperar al último tramo de crol para imponerse a la soviética Elena Dendeberova, que le llevaba más de dos segundos de ventaja en el último viraje. Marca final más que discreta, a casi cuatro segundos del récord mundial de Ute Geweniger.
        
Relevos: con los resultados de las pruebas individuales se hacia difícil pensar en una derrota de los cuartetos de la DDR. Victorias y records mundiales en las dos pruebas de crol, en los que por primera vez se baja de los 8 minutos en el 4×200, y victoria también, aunque sin récord, en la prueba de estilos.
        
La clasificación final por países, en categoría masculina, era para el sempiterno vencedor, el equipo USA, 378p.; seguido por la RFA 324p.; la URSS en tercer lugar con 310p.; la DDR 240p.; Canadá 171p.; Francia 127p.; Australia 104p.; Gran Bretaña 100p.; Suecia 99p.; Holanda 91p.; Italia 89p.; Suiza 81p.; Hungría 68p.; Checoslovaquia 60p.; España 50p.; Dinamarca 42p.; Nueva Zelanda 36p.; Brasil 33p.; Polonia y Venezuela 24p.; Colombia y Grecia 21p.; Portugal 18p.; Islandia 16p.; Yugoslavia 14p.; Singapur 13p.; Austria, Cuba y Surinam 12p.; Japón 11p.; Bulgaria y Uruguay 8p., y Méjico y Taipeh 2p.
 
En la femenina, esperado triunfo de la DDR con 522p.; USA 426p.; Holanda 254p.; RFA 186p.; Italia 144p.; Suecia 137p.; Canadá 132p.; Rumania 127p.; Bulgaria 120p.; URSS 104p.; Francia 99p.; Gran Bretaña 82p.; Costa Rica 58p.; Noruega 54p.; Australia 53p.; Hungria y Suiza 42p.; Japón 36p.; Bélgica 32p.; España 28p.; Brasil 26p.; Grecia 16p.; Taipeh 12p.; Finlandia 9p.; Argentina y Puerto Rico 6p.; Dinamarca 5p.; Nueva Zelanda 3p., y cerrando esta clasificación, Checoslovaquia 2p.
 
En la clasificación conjunta, USA se imponía por quinta vez, 804p.; la DDR 762p.; la RFA 510p.; URSS 414p.; Holanda 345p.; Canadá 303p.; Suecia 236p.; Italia 233p.; Francia 226p.; Gran Bretaña 182p.; Australia 157p.; Bulgaria 128p.; Suiza 123p.; Hungria 110p.; España 78p.; Checoslovaquia 62p.; Brasil 59p.; Dinamarca y Japón 47p.; Nueva Zelanda 39p.; Grecia 37p., y en último lugar, Taipeh 14p.
 
PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA
 
No se pudo llegar esta vez al nivel que se había llegado en los Europeos de Barcelona, aunque, evidentemente, el nivel en Madrid era más exigente que el de Barcelona, al tratarse de unos Mundiales. Se seleccionó el equipo más numeroso que haya participado en unos Mundiales, 18 hombres y 14 mujeres, facilitado, lógicamente, por el hecho de disputarse “en casa”. El balance técnico fue, finalmente, de tres récords españoles y siete lugares en las finales de consolación, aunque ninguno en las finales “A”. Escaso balance para tanto equipo, dijeron las criticas de siempre, sin tener en cuenta el estado general de nuestro deporte y el de la natación en particular.
        
La mejor actuación correspondió a Juan Carlos Vallejo al superar dos récords nacionales: 200 y 400m.crol, 1,51″42 y 3,55″39, prueba en la que se clasificó en 9º lugar de las eliminatorias, a solo 22 centésimas de la final. Sergio López superó el récord de los 200m.braza, 2,20″99, disputando la final “B”. Otros finalistas “B” fueron, Ricardo Aldabe en 100/200m.espalda; Harri Garmendia y “Josele” Ballester en 200m.mariposa, y Ricardo Valdivia en 400m.estilos, todos ellos con mejores tiempos en las eliminatorias que en las respectivas finales “B”.
 
El resto del equipo no logró pasar de las eliminatorias, aunque muchos de ellos llegaron a superar sus récords personales. En categoría femenina, continuaba la tónica grisácea que la caracterizaba, y ninguna de sus componentes logró superar ningún récord nacional. Esta fue la actuación global del equipo español.
 
MUJERES
 
50m.crol
Alicia Cordero: eliminatorias: 31a.en 27”91
Imma Tarragó: eliminatorias: 34a.en 28”18
 
100m.crol
Imma Tarragó: eliminatorias: 30a.en 59”71  
Alicia Cordero: eliminatorias: 34a.en 59”98
 
200m.crol
Imma Tarragó: eliminatorias: 28a.en 2,09”74
Natalia Pulido: eliminatorias: 37a.en 2,12”34
 
400m.crol
Camino Sevillano: eliminatorias: 33a.en 4,37”12
 
100m.espalda
Natalia Autric: eliminatorias: 22a.en 1,07”41
 
200m.espalda
Amaya Larrañaga: eliminatorias: 23a.en 2,27”50
 
100m.braza
Henar Alonso: eliminatorias: 25a.en 1,16”61
Sílvia Parera: eliminatorias: 29a.en 1,17”54
 
200m.braza
Sílvia Parera: eliminatorias: 23a.en 2,44”05
 
100m.mariposa
Ma.Luisa Fernández: eliminatorias: 25a.en 1,04”58
Sabrina van Steen: eliminatorias: 26a.en 1,05”15
 
200m.mariposa
Natalia Autric: eliminatorias: 25a.en 2,24”85
 
200m.estilos
Natalia Autric: eliminatorias: 23a.en 2,28”89
 
400m.estilos
Sònia Astola: eliminatorias: 20a.en 5,16”44
 
4x100m.crol
10as.en 3,58”43 (Imma Tarragó 59”59; Alicia Cordero 59”4; Amaia Garbayo 59”52; Natalia Pulido 1,00”08)
 
4x200m.crol
Descalificadas
 
4x100m.estilos
13as.en 4,29”79 (Natalia Autric 1,07”85; Henar Alonso 1,17”27; Ma.Luisa Fernández 1,04”94; Imma Tarragó 59”73)
 
HOMBRES
 
50m.crol
Luis Manuel Martin: eliminatorias: 30o.en 24”16
Joaquin Herrero: eliminatorias: 41o.en 24”73
 
100m.crol:
José Ma. Martin: eliminatorias: 38o.en 53”01
Daniel Serra: eliminatorias: 47o.en 53”50
 
200m.crol
Juan Carlos Vallejo: eliminatorias: 10o.en 1,51”42; final B: 6o.en 1,51”64
Xavier Miralpeix: eliminatorias: 36o.en 1,54”65
 
400m.crol
Juan Carlos Vallejo: eliminatorias: 9o.en 3,55”39; final B: 4o.en 3,55”56
Juan Enrique Escalas: eliminatorias: 24o.en 4,01”52
 
1.500m.crol
Xavier Torrallardona: eliminatorias: 18o.en 15,59”63
Juan Enrique Escalas: eliminatorias: 23o.en 16,09”81
 
100m.espalda
Ricardo Aldabe: eliminatorias: 12o.en 58”22; final B: 5o.en 58”46
Francisco Benitez: eliminatorias: 28o.en 59”87
 
200m.espalda
Ricardo Aldabe: eliminatorias: 11o.en 2,05”39; final B: 6o.en 2,05”80
Francisco Benitez: eliminatorias: 28o.en 2,10”17
 
100m.braza
Ramon Camallonga: eliminatorias: 24o.en 1,06”23
Sergio López: eliminatorias: 27o.en 1,06”77
 
200m.braza
Sergio López: eliminatorias: 13o.en 2,20”99; final B: 7o.en 2,21”46
Enrique Romero: eliminatorias: 17o.en 2,21”58
 
100m.mariposa
Harri Garmendia: eliminatorias: 20o.en 55”94
José Luis Ballester: eliminatorias: 25o.en 56”39
 
200m.mariposa
Harri Garmendia: eliminatorias: 16o.en 2,02”21; final B: 4o.en 2,02”23
José Luis Ballester: eliminatorias: 16o.en 2,04”12; final B: 8o.en 2,04”69
 
200m.estilos
Harri Garmendia: eliminatorias: 31o.en 2,13”11
Sergio López: eliminatorias: 34o.en 2,13”49
 
400m.estilos
Ricardo Valdivia: eliminatorias: 15o.en 4,29”21; final B: 6o.en 4,29”35
Jorge Martí: eliminatorias: 22o.en 4,40”23
 
4x100m.crol
Descalificados
 
4x200m.crol
11os.en 7,34”61 (Juan Carlos Vallejo 1,52”00; Xavier Miralpeix 1,54”16; Daniel Serra 1,54”16; Juan Enrique Escalas 1,54”29)
 
4x100m.estilos
11os.en 3,53”59 (Ricardo Aldabe 58”73; Ramon Camallonga 1,05”85; Harri Garmendia 55”86; Luis Manuel Martin 53”15)
 
 
Guillem Alsina