III Campeonatos del Mundo. Berlín Oeste – 1978


Tracy Caulkins

La piscina que albergó las pruebas de los Juegos Olímpicos de 1936 se engalanó de nuevo para recibir, debidamente remodelada, a los nadadores llegados de 45 países para participar en esta tercera edición de los Mundiales: Alemania Democrática, Alemania Federal, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Checoslovaquia, China, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Hungría, Indonesia, Irlanda, Islandia, Islas Vírgenes, Israel, Italia, Japón, Kuwait, Luxemburgo, Méjico, Noruega, Nueva Zelanda, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Rumania, Suecia, Suiza, Tailandia, Túnez, Turquía, URSS y Yugoslavia. 

 
Las pruebas se disputan entre el 18 y el 28 de agosto en la piscina que, repetimos, debidamente remodelada para una competición de 1978, albergó ya las de 1936. El Estadio Olímpico, albergue de las inolvidables pruebas de atletismo de 1936, fue el escenario escogido para el desfile de los 45 equipos participantes de este Mundial. A la entrada del Estadio, la campana que llamó a la desgraciada juventud de 1936, llamaba ahora a la de 1978, con el expreso deseo de que no se repitiera la suerte de aquella.
 
13 récords mundiales superados, más uno igualado (4 masculinos, y 9 femeninos, más el igualado) junto a 8 récords europeos (5 masculinos y 3 femeninos) fue el balance cronométrico de estos Mundiales.
 
Comentemos los momentos estelares de la competición:
 
Masculinos: crol: 100m.: Jim Montgomery no puede conseguir su segundo título mundialista que ya se le había escapado tres años antes en Calí. Campeón olímpico dos años antes en Montreal, superado por su compatriota David McCagg, y lejos de su récord mundial, Montgomery pone punto final a una fecunda carrera deportiva que lo ha llevado a conquistar los títulos olímpico y mundial en 100m.crol; cuatro récords mundiales en esta prueba, siendo el primero en bajar de los 50 segundos; seis otros títulos mundiales en 200m.crol en 1973; 4x100m.crol en 1973, 1975 y 1978, y 4x200m.crol y 4x100m.estilos en 1973; el sub-campeonato de 100m.crol en 1978, y el tercer lugar en 1978, además de haber colaborado en otros cuatro récords mundiales de relevos.
 
200m.: magnífica victoria de un Bill Forrester reconvertido en crolista, ya que dos años antes había sido campeón mundial de los 200m.mariposa.  
 
400/1.500m.: se inicia el reinado del soviético Vladimir Salnikov, el “Zar” o el “Expreso de Leningrado” como se le va a conocer poco después. Victorias sin problemas, conseguidas siempre nadando con la cabeza (casi siempre sus pruebas serán nadadas “en negativo”) sin dejarse arrastrar por la táctica de sus rivales. Se acerca a los récords mundiales del doble campeón olímpico del año anterior, el norteamericano Brian Goodell, que muy pronto hará suyos, inaugurando una época brillante dentro del medio-fondo y fondo mundial.
 
Espalda: discretas victorias de los dos ganadores, aprovechando la retirada de los dos “monstruos” de la espalda mundial, Roland Matthes y John Naber. Ni Bob Jackson ni Jesse Vasallo pueden acercarse a sus récords mundiales.
 
Braza: otra discreta victoria del alemán Walter Kusch en los 100m., en un final muy apretado (cuatro y seis centésimas de diferencia respecto del segundo y tercer clasificado), y del norteamericano Nick Nevid en los 200m., prácticamente desconocido en la alta competición, después de haber estado a punto de no clasificarse para la final al clasificarse el octavo de las eliminatorias, solo con cinco centésimas de ventaja sobre el noveno, ganando una final muy abierta, otras cinco centésimas de ventaja sobre el soviético Arsen Miskarov, aunque muy alejado de los récords mundiales.
 
Mariposa: Mark Spitz había perdido en la final olímpica del año anterior su último récord mundial, los ya míticos 54″27 en 100m.mariposa, a manos de su compatriota Joe Bottom, que no tuvo ningún problema a la hora de confirmar su título olímpico, conquistando el mundial, así como tampoco lo tuvo el recordista mundial de los 200m., el también norteamericano Mike Brunner, en una final donde Steve Gregg fallaba de nuevo en su intento de conseguir el título que ya había perdido en Belgrado, cinco años antes. Roger Pyttel, una vez más, fallaba sicológicamente delante de rivales mejor preparados mentalmente.
 
Estilos: derrota inesperada del recordista mundial, el norteamericano Steve Lundquist, que perdía título y récord a manos del canadiense Graham Smith, una de las sorpresas de estos Mundiales, también sub-campeón de los 100m.braza. Jesse Vasallo, un puertorriqueño que hacia valer su doble nacionalidad, campeón de los 200m.espalda, se supera en los 400m.estilos, logrando superar por más de tres segundos su anterior récord mundial de la prueba, conseguido pocos días antes. En tercer lugar, Andras Hargitay no podía conseguir el tercer título mundial a pesar de mejorar los tiempos conseguidos en las dos ocasiones anteriores.
 
Relevos: nada ni nadie (excepto una descalificación como había ocurrido en Cali, tres años antes) podía parar los tres equipos USA de relevos. Tres títulos y dos récords mundiales en 4×100, bajando por vez primera de los 3,20″, y 4x200m.crol señalaron su triunfo global.
 
En las pruebas femeninas, lo más destacado de los Mundiales fue la derrota de la natación de la DDR a manos de sus rivales USA, que se la tenían jurada desde los Mundiales de Belgrado. Ahora, una nueva y brillante generación de talentos salida de aquella extraordinaria cantera que eran los “age-groups” volvía a hacerse con la supremacía femenina en dura lucha con las “walkirias” de la DDR.
 
Crol: 100m.: sucesora de Kornelia Ender en la prueba, Bárbara Krause no tiene problemas en lograr el título con más de un segundo de ventaja sobre una sorprendente noruega, Lena Jenssen, y otra no menos sorprendente soviética, Larissa Tsareva, que alejan del podio de campeonas a las americanas, repitiendo lo que ya había ocurrido en Montreal, dos años antes.
 
200m.: sorprendente derrota de la recordista mundial, Bárbara Krause, ante la pequeña americana Cynthia Woodhead (163 cm., 50 kgr.) que le arrebata título y récord, dejándola en segundo lugar.
 
400/800m.crol: victorias históricas para la australiana Tracy Wickham, otra de las típicas representantes de la acreditada escuela del “2-tiempos” australiano. Nadando como un verdadero “metrónomo” (2,04″11 en la primera mitad de carrera, 2,02″17 en la segunda, cuando difícilmente bajaba de los 2,01″-2,01″5 en una prueba de 200m.) la australiana se impone sin problemas con nuevo récord mundial, 4,06″28, por delante de Woodhead, 4,07″15, superando también el anterior récord, y de la ya ex-recordista, la otra norteamericana Kim Linehan, que se queda a solo 7 centésimas de su ex-récord. En la prueba larga, la australiana vuelve a demostrar su excepcional capacidad de ritmo, pasando por 4,12″20 a mitad de prueba, volviendo por 4,12″74 (2,05″27, 2,07″47, 2,06″55 y 2,06″19 por fracciones de 200m.), acercándose a su reciente récord mundial, 8,24″62, conseguido pocos días antes en los Juegos de la Commonwealth de Edmonton.      
 
Espalda: doble e inesperada victoria de la norteamericana Linda Jezek (que hace verdadero honor a su nombre ya que será considerada como “reina de la belleza” de estos Mundiales por los periodistas acreditados en Berlín) que se impone a la alemana Birgit Treiber tanto en 100 como en 200m., arrebatándole incluso, en los 200m., el récord mundial, dando un golpe de muerte, que no será el único, a la pretendida superioridad del equipo de la DDR.
 
Braza: nuevo “revival” de la prestigiosa escuela de braza soviética, que se impone, récords mundiales inclusive, en ambas distancias. Julia Bogdanova gana el hectómetro por delante de la gran favorita, la norteamericana Tracy Caulkins, mientras su joven compatriota, 15 años, Lina Kashushite lo hace en los 200m., arrebatándole a la propia Bogdanova su récord mundial por partida doble, 2,33″11 en las eliminatorias y 2,31″42 en la final, seguida de la ya ex-recordista, consiguiendo un inesperado “doblete”. Con sus triunfos el año anterior en Montreal y los de Berlín, la escuela soviética reverdecía los lejanos triunfos de Galina Prozoumentchikova y otras. Digamos que en esta prueba de los 200m., una de las grandes favoritas, Tracy Caulkins había quedado eliminada en las series matinales, al confiarse excesivamente y ganar su serie con un tiempo que solo será el décimo de la clasificación general.
 
Mariposa: otra debacle para la natación de la DDR. Andrea Pollack, que pocos días antes había establecido nuevos récords mundiales en ambas pruebas, 59″46 y 2,09″87, no consigue repetir sus tiempos, y se ve superada por la norteamericana Joan Pennington, seis centésimas de diferencia entre ambas a la llegada del hectómetro, y por Tracy Caulkins, un modelo de eclecticidad la norteamericana, que iguala el récord mundial de la alemana en los 200m., completando la derrota en esta prueba el segundo lugar de la también norteamericana Nancy Hogshead.
 
Estilos: triunfo de la gran favorita, indiscutible figura de estos Mundiales, Tracy Caulkins. Recordista mundial de los 200m., no tiene problemas para imponerse en esta prueba a su compañera de equipo Joan Pennington, dejando a Ulrike Tauber en el tercer escalón del podio, completando la derrota del equipo de la DDR. En la distancia larga, segunda victoria de la norteamericana, que arrebata título y récord a las alemanas, dejando a Tauber a poco menos de siete segundos de distancia.
 
Relevos: la guinda que coronaba el pastel de la victoria del equipo USA. Si las victorias individuales ya escocían a las alemanas, más lo hicieron los dos relevos. En los 4x100m.crol con récord mundial incluido, rebajando el conseguido por el equipo olímpico USA dos años antes en Montreal, mientras en el 4x100m.estilos conseguían la primera victoria sobre las alemanas desde la final olímpica de Munich en 1972, después de sus derrotas en los Mundiales de 1973 y 1975, y la de los JJ.OO. de 1976.
 
Tracy Caulkins puede ser considerada como la reina de estos Mundiales, con su triple triunfo en los 200/400m.estilos y 200m.mariposa, y los dos relevos, es decir, cinco medallas de oro, además del sub-campeonato de los 100m.braza, y el único fallo de su eliminación en los 200m.braza, donde era una de las grandes favoritas.
 
Ninguno de los campeones de Calí-1975 consiguió mantener sus títulos en Berlín, y únicamente, como ya hemos comentado, el norteamericano Bill Forrester “visó” título, aunque en una prueba diferente, 200m.mariposa en Calí, 200m.crol en Berlín.
Vladimir Salnikov en 400/1.500m.crol y Jesse Vasallo en 200m.espalda/400m. estilos fueron los únicos que doblaron sus victorias, mientras en categoría femenina, Tracy Caulkins conseguía un magnifico “triple”, y Tracy Wickham y Linda Jezek el “doblete” en 400/800m.crol la primera y 100/200m.espalda la segunda.
 
La clasificación por puntos dio un triunfo claro y rotundo al equipo USA en la masculina, 207p., seguido de la URSS 84p.; la RFA 77p.; Canadá 59p.; Suecia 42p.; Gran Bretaña 33p.; Hungría 30p.; la DDR 28p.; Italia 25p.; Australia 20p.; Holanda 9p.; Yugoslavia 8p.; Nueva Zelanda 7p.; Brasil y Checoslovaquia 6p.; Argentina y Japón 5p.; Francia y Puerto Rico 4p., y Noruega 2p. En la femenina, nuevo triunfo del equipo USA, 176p., por delante de la DDR, 114p.; la URSS 74p.; Canadá 53’5p.; Holanda 45p.; Australia 29p.; la RFA 24p.; Gran Bretaña 22’5p.; Suecia 16p.; Rumania y Noruega 7p.; Dinamarca 6p.; Italia y Checoslovaquia 5p.; Francia 4p., y Nueva Zelanda, Hungría y Bélgica cerrando esta clasificación, las tres con 1p. En la conjunta, triunfo de USA, 383p.; una sorprendente URSS se hacia con el segundo lugar, 158p., por delante de la DDR, 142p.; Canadá 112.5p.; la RFA 101p.; Suecia 58p.; Gran Bretaña 55’5p.; Holanda 54p.; Australia 49p.; Hungría 31p.; Italia 30p.; Checoslovaquia 11p.; Noruega 9p., y cerrando la clasificación, Nueva Zelanda y Francia con 8p., puntuando únicamente los equipos que lo habían conseguido en ambas categorías.
 
 
Participación española
 
Cinco récord fueron superados por el equipo que nuestra FEN envió a Berlín, formado por 7 nadadoras y 7 nadadores, que tuvieron una actuación prácticamente igual a la de Calí tres años antes, con más récords pero sin los finalistas de entonces.
 
Los récords fueron los siguientes: uno en masculinos, a cargo del mallorquín Rafael Escalas, 8,29″86 en los 800m.crol, al paso de los 1.500m., y cuatro femeninos, a cargo de la manresana Olga Estefanell, en 100-200m.braza, y de los dos equipos de 4x100m.crol y 4x100m.estilos. Retirados prácticamente todos los hombres que el año anterior habían formado la estructura del equipo, a Berlín se envió un equipo de jóvenes nadadores, con el fin de foguearlos con la vista puesta en posteriores competiciones.
 
Con David López-Zubero y Rafael Escalas como cabezas de fila, el equipo español tuvo una buena actuación, a la espera de tiempos mejores que no tardarían en llegar. David López-Zubero hijo de un médico aragonés afincado en los Estados Unidos, y formado deportivamente en aquel país (hermano mayor de una generación de nadadores que dio, además, a la hermana, Julia, y al menor de todos, Martin), que siempre había manifestado su intención de competir por España, conseguía un teórico lugar de semi-finalista en los 100m.crol, mientras el mallorquín Escalas empezaba a destacar en su especialidad de medio-fondo y fondo. Destaquemos también el tercer mundial de Jordi Comas, único sobreviviente de los anteriores mundiales.       
 
Actuación de los seleccionados españoles.
 
Natàlia Mas: 28a. en 100m.crol, 1,01”02; 24a. en 200m.crol, 2,11”02.
Julia López-Zubero: 30a. 100m.crol, 1.01”32. 33a. en 200m.estilos, 2,32”22.
Olga Estefanell: 23a. en 100m.braza, 1,16”43; 21a. en 200m.braza, 2,45”26.
4x100m.12as. en 4,28”02 (Cristina Ramírez 1,08”58; Olga Estefanell 1,14”98; Magda Camps 1,05”48; Natàlia Mas 58”98).
4x100m.estils: 11as. en 4,00”43 (Julia López-Zubero 1,00”53; Natàlia Mas 59”94; Gloria Casado 59”82; Margarida Armengol 1,00”14).
 
Juan-Pablo Barro: 27o. en 100m.crol, 54”36.
David López-Zubero: 11ºo. en 100m.crol, 52”79; 11o. en 200m.estilos, 2,10”01.
Rafael Escalas: 15o. en 1.500m.crol, 16,10”19; 15o. en 400m.estilos, 4,42”46.
4x100m.crol: 12o. en 3,35”29 (Juan-Pablo Barro 53”55; Jordi Comas 54”21; Ramon Lavin 53”35; Gonzalo Jiménez 54”18).
4x200m.crol: 11o. en 7,50”73 (David López-Zubero 1,55”30; Juan-Pablo Barro 1,56”72; Jesús Fuentes 1,57”97; Gonzalo Jiménez 2,00”74).
 
 
Guillem Alsina