Las empresas ahogan a la natación catalana. Ahora es el Júpiter

Soy Montse Galcerán, entrenadora de la Escuela de Natación Júpiter Sant Martí, en Barcelona, me dirijo a vosotros por una cuestión de supervivencia, me niego a que el Júpiter, que durante tantos años ha ofrecido a otros clubes y a la natación catalana nadadores de calidad desaparezca sin dejar rastro alguno porque haya gente que así lo desee.
 
Como sabéis económicamente estamos en la ruina más profunda, tenemos aplazada la Seguridad Social, debemos dinero a la FCN, casi no podemos pagar los arbitrajes y además nos vemos obligados a pagar 600 euros de alquiler de un local porque la empresa que gestiona la instalación donde entrenamos no quiere que tengamos un lugar dentro de ella.
 
En la última reunión de seguimiento con el Ayuntamiento (Noviembre 2006), se llegó al acuerdo de que como no la gestora no pagaba la promoción deportiva desde hace tres años, se nos cedería un local fuera de la instalación, que la empresa no utiliza para que dejáramos de pagar los 600 euros mensuales, que en estos momentos ya no podemos hacer frente y nos veremos en la calle dentro de un mes.
 
Pues bien, después de ello, cuando el Ayuntamiento le pide a la empresa la llave del local, para poder dar de alta la luz y el agua, se niegan a darla, el razonamiento de la Sra. Carme Solé, Directora de la Empresa, es que necesita la orden de entrega de la llave del Sr. Julián García, que a su vez es Presidente del Atletic Barceloneta.
 
A esta acción yo no sé como calificarla, podría enumerar miles de palabras mal sonantes pero me limitaré a que vosotros pongáis los calificativos que creáis oportunos, lo que si quiero dejar claro, es que este señor, que es presidente de un club de natación, está faltando a la ética que mueve al deporte, está dejando en mal lugar, primero a la natación catalana, después a la Federación Catalana de Natación, porque recordemos que la Federación es la unión de todos los clubes entre los que está el Júpiter y también por supuesto, a su club, al Atletic Barceloneta, a mi no me vale la excusa de que él obra como una empresario privado, si tiene que realizar acciones de este tipo como empresario, yo le pediría como vicepresidenta de la Escuela Natación Júpiter, que por favor, dimita como presidente de un club, que tiene por supuesto, todos mis respetos como tal.
 
Para finalizar, quisiera agradecer a todos mis compañeros de profesión, entrenadores de natación, el esfuerzo que realizan para aceptarnos y ayudarnos durante toda la temporada así como a la Federación Catalana por su apoyo en nuestro martirio que ya dura 7 años.
 
Montse Galcerán
 
El tema que plantea la entrenadora de la Escola Natació Júpiter Sant Martí, Montse Galceran, es un tema de mayor calado del que esa carta refleja. Los hechos vividos en estos 7 años son en mi opinión un escándalo administrativo y deportivo del Ayuntamiento de Barcelona y del propio PSC-PSOE digno de ser visto fiscalmente.
 
 Todo se inicia, dentro de una ingeniería legal, en la concesión de la gestión de la Piscina Municipal Júpiter a la empresa Albillo 1998 S. L., cuyo capital social era de un ordenador y un ratón, todo ello valorado en 500.000 Ptas. (83.193 €) en el año 1999, año de la adjudicación de la gestión de la piscina. Su directora, una muy influyente funcionaria municipal en estado de excedencia laboral.
 
Los primeros pasos de la gestora, fueron expulsar a la Escola de Natació de la instalación y eliminar el tejido social del barrio, pasando de 300 niños de la natación de base a no más de una docena. De los 13 colegios que utilizaban la instalación pasaron a 1 ó 2 como máximo .Los colegios de Sant Martí de Provençals se vieron obligados  (antes de inaugurar la instalación de Bac de Roda) a desplazar en  autocar a los niños  para practicar la natación de base en las piscinas de otros barrios, como  San Adrián.
 
Una gestora que tras las múltiples aportaciones económicas municipales (millones), presenta, año tras año unos balances negativos con perdidas superiores a 420.000 € anuales y que tras incumplir, de forma unilateral, todos y cada uno de los acuerdos tomados en comisión de seguimiento del ayuntamiento y los pactos deportivos rubricados por el Distrito y la propia Área d’Esport del ayuntamiento de Barcelona, finaliza eliminando el pago de la promoción deportiva ( mínimo 5% del los ingresos) ahogando económicamente a la Escola Natació Júpiter Sant Martí (La primera escuela federada de natación de Cataluña), alegando perdidas económicas en al gestión al tiempo que al perecer –digo por prudencia judicial- los ingresos salariales mensuales de la directora se sitúan por encima de de 6.010,12€ sin contar los salarios de los otros socios que a su vez son empleados de la empresa.
 
En estos 7 años el Ayuntamiento de Barcelona ha sido incapaz de reconducir la situación, tal vez deslumbrado por la fachada sin tener en cuenta ni el tema social ni laboral de la instalación. Está en el orden del día los impagos de los Canons correspondientes, el crédito o deuda avalada de 2.000.000 € (Que hoy tenemos que asumir si queremos recuperar la piscina). Los cambios de la dirección y socios de la gestora que son continuos, así como la cantidad de monitores y socorristas que son contratados de tres en tres meses para ocupar puestos de trabajo fijos. Como dato curioso el ayuntamiento publicó un BANDO en el que trataba de tranquilizar a los trabajadores, vecinos, socios y abonados de la instalación garantizando el manteamiento de los puestos de trabajo de los trabajadores (18), puestos que estos no fueron derogados, si no pasados al paro y a los dos días admitidos de nuevo, al objeto de percibir las deducciones fiscales de S.S. ¡Esta fue una condición impuesta por la gestora! -16 de ellos fueron despedidos en fechas posteriores-. El Bando también garantizaba la continuidad del equipo y el mantenimiento de la promoción deportiva para la práctica de la natación de base y federada. ¡Nada de lo garantizado se ha cumplido!
 
En el capitulo deportivo es una verdadera vergüenza lo que sucede con la complicidad del citado Sr. Presidente del C.N. Atletic Barceloneta, que en otra futura carta comentaré.
 
José López Liébana
Presidente de la Escola Natació Júpiter Sant Martí