Homologación de bañadores por la FINA

A partir de ahora los bañadores, gorros y gafas de competición deberán estar homologados por la Federación Internacional de Natación (FINA).

 
En una la circular 72.1 publicada hace un par de semanas, la FINA editó un nuevo reglamento sobre este tipo de material deportivo que establece unas limitaciones y la obligatoriedad de ser aprobados por la federación.
 
De esta forma el conjunto de reglas y trámites a seguir para los bañadores queda de la siguiente forma:
 

El bañador no podrá ofender la moral (¿?).

El bañador no podrá cubrir las manos a partir de la muñeca, los pies desde los tobillos ni la cabeza desde el cuello.

Los bañadores para hombres deberán ser de una sola pieza. En las mujeres podrá ser de dos piezas, una para cubrir la parte inferior y otra para cubrir la parte superior. Otras piezas serán prohibidas.

  • El material utilizado deberá ser saludable para los nadadores.
  • El bañador deberá realizarse con un tejido plano, sin ningún tipo de aditamientos en su superficie.
  • Podrá utilizarse más de un tipo de tejido para confeccionar el bañador.
  • El color no será tenido en cuenta para la homologación de los bañadores.
  • Se permitirá utilizar un lazo para poder abrocharse el bañador en la cintura.
 
Los gorros deberán tener una superficie plana, incluso si disponen de costuras, no podrán llevar ningún tipo de aditamientos, deberán tomar la forma de la cabeza del nadador y no podrán ser partes integrantes del bañador en forma de capucha. Tampoco podrán fabricarse de materiales rígidos.
 
Las gafas deberán ser independientes y en ningún caso formar parte del gorro.
 
Se crea una comisión que se reunirá 4 veces al año con el fin de realizar las homologaciones demandadas por las empresas fabricantes.
 
Para poder homologar un bañador, gorro o gafas, será necesario presentar una solicitud ante la FINA y abonar los siguientes importes:
 
1.500 euros más impuestos por bañador.
750 euros más impuestos por gorro o gafas de natación.
 
Una vez aprobados, el fabricante podrá mostrar en el embalaje de venta la frase “Aprobado por la FINA”, aunque no podrá hacer publicidad de ello sin que exista un acuerdo previo con la federación.
 
Roger Torné