Borja Iradier

Sin ninguna duda, este último campeonato de España ha tenido pocos protagonistas si nos referimos a mejoras en los tiempos nacionales. Uno de los que están marcando la pauta de la evolución española es sin duda Borja Iradier. Hace años que no tenemos bracistas capaces de evolucionar nuestros records y Borja lo está consiguiendo. En Almería fue capaz de rebajar la marca nacional de 50 braza (28.42) y 100 braza (1:02.07).
 
Borja es de esas personas que creen en el trabajo para cumplir metas, sin ruidos y sin protagonismos, poco a poco, con su esfuerzo y la ayuda de su entrenador David Campo, se ha metido de lleno en la élite nacional.
 
Hoy, os mostramos un artículo sobre él ya publicado con anterioridad en la web de la Federación de Natación de Castilla y León (http://www.fenacyl.org/) escrito por su compañero Carlos A. García.
 
Si hablásemos de Ronaldinho, Raúl, Gasol o Nadal nadie duraría ni un instante de quién estaríamos hablando, y todos los reconoceríamos si por algún casual nos los cruzásemos por la calle. Este puede ser uno de los grandes males de nuestro deporte, la natación, pues muy pocos somos los que reconoceríamos a grandes nadadores para pedirles un autógrafo o con los que hacernos una fotografía, grandes nadadores como Michel Phelps, Ian Thorpe o Aleksander Popov a nivel internacional, o grandes nadadores españoles como los hermanos Wildeboer, Marco Rivera o incluso “nuestro” Borja Iradier.
 
Sí, aunque parezca mentira todos los nadadores que han nadado en las Ligas Regionales, o han participado en los Cto. Absolutos de Castilla y León, lo han hecho junto a una gran estrella a nivel nacional sin siquiera darse cuenta, lo han hecho junto al actual Recordman y Campeón de España en las pruebas de 50 y 100 m. Braza. Asimismo ya son varias las medallas y logros en el historial deportivo de este  guipuzcoano afincado en el A. D. Zamora como para poder instalarle dentro de los llamados “grandes”, aunque su humildad le impida ver la realidad de sus logros.
 
Todo comenzó la temporada 2003 – 2004, en la que se escuchaba en Valladolid que iba a venir un nuevo nadador, un nuevo bracista, al Centro de Perfeccionamiento Técnico Deportivo Río Esgueva. Ese nadador era él, Borja Iradier Aguirrezabalaga, que entró sin hacer mucho ruido, aun teniendo en su haber dos platas y un bronce. De todas formas pronto comenzó la tan ansiada lluvia de medallas a la que ahora nos tiene tan mal acostumbrados.
 
Poco después de su llegada, aquella misma temporada nos deslumbró con sus primeros logros y primeras medallas nacionales bajo la bandera de Castilla y León en el Cto. de España Absoluto en Piscina de 25 m. Valladolid 2003. En dicho nacional consiguió conquistar dos platas, en 50 y 100 m. Braza, demostrando parte de su gran valía. Desde entonces no paró, y campeonato tras campeonato fue demostrando cada vez más su autentico potencial natatorio, aunque ni así él admite la autentica calidad que le envuelve.
 
Entonces, en el siguiente Cto. de España, nos sorprendió con su primer oro proclamándose por primera vez Campeón de España en el “Open 50” 2004. Fue en la prueba de los 50 m. braza, en la última jornada del campeonato, y esto le sirvió para al fin ser escogido por Carles Subirana (seleccionador nacional de entonces) para participar en el siguiente Cto. de Europa en donde quedaría muy cerca de la final, en una excelente 10ª posición.
 
Aun así no había llegado lo mejor de todo, pues se puede decir que lo tenía reservado para dárselo al público vallisoletano. En la 1ª Copa de España de Clubs, 2ª División, en la que participaba el A. D. Zamora y nadando en la piscina vallisoletana Río Esgueva,  Borja nos volvió a sorprender conquistando al fin lo más preciado para un deportista, conseguir un Record. Sin que nadie se lo esperase Iradier consiguió ser el primer español que nadase por debajo de los 28 segundos en un 50 m. Braza, y hasta ahora el único, conquistando así su primer Record de España.
 
Aquella primera temporada como nadador castellano-leones estaba saliendo redonda para nuestro bracista, quien consiguió bordarla finalmente alzándose de nuevo con el título en la prueba de los 50 m. braza en los Ctos. de España Absolutos de Verano 2004, y consiguiendo también otra plata en los 100 m. Braza.
 
Dos oros y tres platas nacionales, un Record de España Absoluto, y además la internacionalidad absoluta en un Cto. de Europa donde se alzó en el 10º puesto es lo primero que se nos podría pasar por la cabeza si miramos aquella temporada 2003 – 2004 junto a Borja, pero además de eso también tenemos que recordar su amistad, compañerismo y humildad.
 
Ahora su palmarés es muchísimo más extenso, tendríamos que recordar nada más y nada menos que seis medallas de oro, seis medallas de plata y dos bronces nacionales, además de cinco records de España, y doce internacionalidades absolutas junto a dos Ctos. de Europa Absolutos. Pero aun así tendríamos que terminar diciendo lo orgullosos que nos encontramos de él por ser un gran amigo, y una gran persona.
 
El dice que uno de sus mejores recuerdos como nadador es el Record de España en el Cto. De España Absoluto en piscina de 25 m. Valencia 2004. Allí, después de doce años, se batió de nuevo el record de los 100 m. braza, y ese alguien fue nuestro bracista Borja Iradier, y dice que nunca olvidará los interminables minutos en donde todo el público se levantó para poder aplaudirle muy fuerte. De igual forma no consigue olvidar como rebajó su record de los 50 metros braza en casi medio segundo en los Ctos. de Castilla y León Absolutos 2005, donde de nuevo se volvió a ver una situación parecida pues demostró de nuevo, en casa, su autentica valía.
 
Aunque parezca mentira este nadador aun no ha terminado de rellenar su palmarés deportivo, pues aun puede conquistar multitud de logros que le instalarían definitivamente en el “cuadro de honor” de la natación española. Puede perfectamente conseguir un objetivo que sería mítico, y es el de ser el primer español de bajar del minuto en los 100 m. braza, un objetivo perfectamente real pues tan solo le separan cinco centésimas de ese posible gran hito. Pero aun así seguro que él seguiría negando su indudable talento, y seguiría igual de humilde como le conocemos.
 
Podríamos seguir escribiendo párrafos y párrafos de lo gran nadador y persona que es Borja, pero seguro que él no lo admitiría. Así que tan solo me gustaría añadir una cosa, gracias por tu amistad y por dejarnos ver lo gran deportista que eres.
 
Carlos A. García