George Haines

George Haines murió este primero de mayo a los 82 años de edad, después de toda una vida dedicada por entero a la natación como uno de los mejores entrenadores que tuvo la natación mundial.
 
Hablar de Haines es hablar de los mejores momentos de la natación USA, cuando sus nadadores, entre 1964 y 1972, consiguieron el mayor porcentaje de medallas nunca conseguidas en unos Juegos.
Nacido en 1924, fue un nadador más bien discreto, que muy pronto se retiró de la competición, pasando a ejercer como entrenador. En 1951, con solo 27 años, fundó el Santa Clara Swimming Club, en unos terrenos del famoso “Silicon Valley”, club que seria prácticamente su casa a lo largo de los siguientes 24 años (1951-1975) de los 38 que trabajó como entrenador.
 
Después, pasó a UCLA (University of California Los Angeles) y a la también californiana Universidad de Stanford, donde acabó su carrera de “coach”. Paralelamente a su trabajo con el Santa Clara Swimming Club, entrenó también al “Santa Clara High School” (muchos de sus nadadores pertenecían a ambos equipos) con la que llegó a vencer en 213 encuentros “duales” (colegio contra colegio) consecutivos, y algunos campeonatos de la Costa del Pacifico.
 
Haines estuvo en lo más alto durante el periodo 1960-1984, comandando equipos olímpicos USA en las siete ediciones olímpicas de estos 24 años. En 1960 fue entrenador-jefe del equipo femenino; en 1964 y 1976, entrenador-ayudante del masculino; en 1968 entrenador-jefe del equipo masculino; el 1972 entrenador-ayudante del equipo femenino; en 1980 fue nombrado entrenador-jefe de los dos equipos que tendrían que haber participado (pero que no lo hicieron) en los Juegos de Moscú-1980, mientras su carrera olímpica terminaba en 1984, como entrenador-ayudante de los equipos masculino y femenino.
 
También fue entrenador-jefe de todo el equipo USA que participó en los Mundiales de Berlin-1978, donde el equipo femenino USA se tomó la revancha de la derrota sufrida dos años antes en los Juegos de Montreal ante las “walkirias” de la DDR.
 
En todos estos años dedicados a entrenar, Haines consiguió un total de 53 nadadores olímpicos (un promedio de más de 7 en cada edición de los Juegos) que ganaron un total de 68 medallas olímpicas (un promedio de casi 10 medallas por edición) con 44 medallas de oro, 14 de plata, y 10 de bronce.
 
Entre los más conocidos campeones olímpicos entrenados por Haines, podemos nombrar a Chris Von Saltza, Lynn Burke, Claudia Kolb, Donna de Varona, Karen Moe-Thornton, Sharon Finneran, Lillian “Pokey” Warson, Keena Rothammer, Steve Clark, Don Schollander, Mark Spitz (del 1964 al 1968), Dick Roth, y Mitch Ivey. Poner aquí sus títulos y hazañas nos llevaría muchas páginas y mucho tiempo, aunque con un poco de suerte lo iremos haciendo. 14 de ellos, fueron igualmente, recordistas mundiales, destacando entre ellos Don Schollander, primer nadador por debajo de los dos minutos en los 200m.crol (1,58”8 el 27/07/1963 en Los Angeles) entre otros.
 
15 de sus nadadores han sido “introducidos” en el “Swimming Hall of Fame” de Fort Lauderdale, del cual él mismo forma parte desde 1977. Esta misma institución, donde estan recordados los mejores nadadores, dirigentes y técnicos que han ayudado desarrollar la natación, nombró a Haines como “coach” del siglo.
 
Fue nombrado entrenador USA del año en 1964, 1966, 1967 y 1972, cuando su equipo del S.C.S.C. ganó 35 titulos de la AAU (26 femeninos y 9 masculinos), así como entrenador del año de la NCAA el 1976, cuando pasó a UCLA.
 
Poco más creo que se puede decir de este hombre que fue uno de los más importantes referentes de la natación del periodo 1964-1976, y que está, con toda justicia, y sin ningún desdoro, al lado de los mejores entrenadores de la historia de la natación, junto a nombres como pueden ser los de Bill Bachrach, Ikaku Matsuzawa, Bob Kipthuth, Bela Rajki, John Gallagher, Forbes Carlile, Jim Counsilman, e “tanti quanti”.
 
Citemos como anécdota que la fama del Santa Clara S.C. llegó hasta aquí, donde el C.N. Sabadell puso su nombre a la escuela donde estudiaban los nadadores que tenia becados, escuela que  todavía lleva el nombre de Santa Clara.
Guillem Alsina