Nina Jivanevskaya: “Empezar de cero es un reto”

Os transcribo una entrevista que ha salido a Nina Jivanevskaya hoy en www.Diariosur.es realizada por Pedro Luís Alonso y que podéis encontrar en
 
A lo largo del artículo hace referencia a la situación de la natación española, ella también tiene su opinión al respecto.
 
Nina Jivanevskaya (Moscú, 1977) ha vuelto a las piscinas, aunque la maternidad le aporta otra perspectiva de la competición. Quizás la presión se ha esfumado. Tampoco vive para nadar. Después de lograr mínima para el Campeonato de Europa de Budapest (1 al 7 de agosto), la rusa con pasaporte español retoma la natación de alto nivel.
 
Su entorno no parece sorprendido por cómo nadó el viernes, apenas tres meses después de reaparecer.
 
No, es lo que esperaba por el entrenamiento que había realizado en los últimos días.
 
¿Cuáles van a ser sus objetivos a partir de ahora?
 
Creo que puedo hacerlo mucho mejor. Voy progresando. Llevo parada mucho tiempo, casi año y medio, desde los Juegos de Atenas, cuando me quedé embarazada. Ahora tengo que seguir preparando el Europeo y buscar competición para mayo. En junio haré el Mare Nostrum (Barcelona y Montecarlo).
 
¿Cuándo decidió que su carrera proseguiría tras el embarazo?
 
Desde el principio sabía que iba a volver. Por eso no anuncié mi retirada. Sólo necesitaba un descanso.
 
¿Y cuál es su motivación para seguir ‘machacándose’ en la piscina cerca de la treintena y siendo madre?
 
No lo sé. Es difícil describir lo que siento. La verdad es que me gusta mucho este deporte y es todo un reto comenzar de nuevo desde el principio. Otra cosa son los objetivos: hay que tener claro que mejorar lo que ya tenía supone conseguir una medalla olímpica para Pekín 2008 (la prueba de 50 espalda no es olímpica).
 
Habla de un reto a dos años vista, ¿y más a medio plazo?
 
Quiero intentar asaltar el récord del mundo en 50 espalda para el Campeonato del Mundo de Australia, (en Melbourne, del 18 de marzo al 1 de abril).
 
¿Y por qué no se plantea otras distancias? Usted ha sido campeona del mundo en 100 y 200.
 
Entrenar los 200 espalda exige más tiempo. Yo esto no lo tengo ahora. Precisaría cuatro horas en la piscina todos los días y un plazo mayor de recuperación. Por eso entrenarme en 50 es más fácil cara a conseguir una medalla.
 
¿Qué diferencias percibe en el agua entre la Nina de antes y la de hoy?
 
Ahora todo es más fácil. Me noto más despejada. La natación es casi un ‘hobby’ más que un trabajo.
 
Le ha salido una dura competidora en Mercedes Peris (27 en el ‘raking mundial de 2005-06), la segunda española que baja de treinta segundos en 50 espalda.
 
Sí. Es una chica joven, pero lleva ya muchos años entrenándose. Ahora está en el CAR de Sant Cugat del Vallés y es lógico que por ello haya mejorado, porque ahora tiene una piscina de 50 metros.
 
¿Cuál es el panorama actual en su prueba?
 
Seguimos casi igual. Hay dos alemanas (Pietsch y Buschschulte), una danesa (Oernstedt), una francesa (Manaudou),…
 
En los últimos años no han dejado de arreciar las críticas en los medios al nivel de la natación española en las últimas grandes competiciones. También hubo cruce de acusaciones entre nadadores y Federación. ¿Qué opina de toda la polémica?
 
Es todo muy complicado de explicar. Lo único que veo es que intentan cambiar el presidente o al seleccionador, pero a los entrenadores nunca. Él es el que hace el programa y si no consigues resultados habrá que modificar el sistema. En los ocho años que llevo en España siempre fue el mismo y no como el de los australianos o americanos.
 
¿A qué se refiere?
 
Habría que cambiar la programación. Quizás nadar menos metros, pero hacer un trabajo más intenso. Hay que participar en más competiciones, asistir a las Copas del Mundo y preparar bien las pruebas, no llevar a selecciones sin grandes aspiraciones. En tecnificación también hay muchos países por delante. Luego está el caso de Polonia, por debajo de nosotros en medios, pero que saca mejores resultados. Está claro que los mejores nadadores son los que están en los centros de tecnificación.